Una bahiense está en la lista de emergencia nacional a la espera de un trasplante

Se trata de María Julia Medina, de 49 años y madre de tres hijos. Su esposo, el abogado Alberto Rantucho explicó que se trata de un trasplante bipulmonar. Medina está internada en la Fundación Favaloro, y su estado es crítico.

La lucha de María Julia Medina comenzó hace tres años, cuando le diagnosticaron una fibrosis quística pulmonar. Desde ese momento, la mujer de 49 años y madre de tres hijos, estuvo en lista de espera, como miles de personas en nuestro país.
Pero desde ayer, su cuadro se complicó, y los médicos de la Fundación Favaloro, donde está internada, decretaron que por su estado la mujer debía pasar a la lista de “emergencia nacional”.
“Hay tres categorías para aquellos que esperan un trasplante, la de lista de espera, la de urgencia y la de emergencia nacional, que es en donde está hoy mi mujer”, explicó a LABRUJULA24.com el abogado Alberto Rantucho.
Rantucho comentó que según le explicaron los médicos, su mujer está “en óptimas condiciones para ser trasplantada, pese a la gravedad que reviste su estado de salud, de hecho está siendo asistida con respirador mecánico”.
El hombre agradeció no sólo el trabajo de los facultativos, si no también de todos aquellos que le demuestran su apoyo espiritual.
Por último destacó la importancia de ser donantes, ya que en nuestro país existen hoy miles de personas que necesitan de un trasplante de órganos y tejidos para salvar su vida o mejorar la calidad de la misma.
El trasplante de pulmón consiste en la remoción del pulmón enfermo de un paciente, para colocar un pulmón saludable extraído de un donante humano en el que se ha declarado muerte encefálica. Implica la realización de dos cirugías: una practicada en el donante, llamada ablación; y otra en la persona receptora, llamada cirugía de implante.
El trasplante pulmonar se realiza a personas que se encuentran en una etapa muy avanzada de ciertas enfermedades pulmonares y/o cardíacas, cuyos tratamientos convencionales máximos ya no son efectivos. Esto significa que su calidad de vida y expectativa de vida ya no puede mejorarse con estos tratamientos.
En el caso de María Julia se trata de un trasplante bipulmonar o pulmonar bilateral, al que se llega al padecer algunas enfermedades pulmonares que requieren el reemplazo de ambos pulmones, debido a características especiales. En estos casos no puede quedar un pulmón enfermo ya que podría afectar al nuevo pulmón trasplantado.

Fuente: labrújula24.com

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.