La figura de Sarmiento fue recordada en el acto centralizado por el Día del Maestro


Fue a las 13 horas frente a la Escuela Nº 1. Desde el establecimiento educativo recordaron la labor del prócer y explicaron que actualmente se enseña con inclusión social, pero sin descuidar la calidad educativa.

El jefe comunal puso de relieve la necesidad de que la familia colabore en la formación de los alumnos.
“Todos los docentes pueden hacer el mayor de los esfuerzos para que los chicos aprendan y cultiven ciudadanía, pero el conocimiento sin la familia que los guíe, es echar agua en una cesta de mimbre”, reflexionó.

El acto central por el día del maestro fue en la Escuela Primaria Nº1 Domingo Faustino Sarmiento. Entre las autoridades asistentes estuvieron el intendente López, la Diputada Provincial Analía Richmond, el Coordinador Regional de Políticas Socioeducativas, Prof. Raúl Olguín, la Inspectora Jefe Distrital Ana María Skolak y representantes del Concejo Escolar y Secretaría de Asuntos Docentes.
“Donde hay bandera, hay escuela; donde hay escuela, hay un maestro que continúa la labor de aquel que hizo de la docencia su motivo de vida”,comenzó diciendo la docente Lorena Litre, coordinadora del acto.
Entre las escuelas asistentes estuvieron delegaciones del Jardín de Infantes 903; de la Escuela Primaria Nº 5; Escuela de Educación Especial Nº 501; Centro Educativo Complementario Nº 801; Centro de Educación de adultos Nº 701; Escuela de Formación Profesional; Escuela de Educación Secundaria Técnica Nº 1; Escuela Secundaria Nº1; Instituto María Susana nivel inicial, primario, secundario y terciario.
La bandera de ceremonia de la Escuela Primaria Domingo Faustino Sarmiento ingresó portada por Juan Cruz Santaella y Daiana Rolón y Rocío Ugarte como escoltas. La insignia bonaerense fue portada por la abanderada Niyen Sánchez, seguida por los escoltas Camilo Leeming y Gastón Más.
Luego de entonarse el himno nacional, dos alumnos de la institución anfitriona, acompañados por la docente Mariela Avit y autoridades presentes, colocaron una ofrenda floral al pie del busto a Domingo Faustino Sarmiento.
Después, se cantó el Himno a Sarmiento y la docente Lorena Litre leyó una reflexión sobre la figura del prócer: “Puede considerarse al Padre del aula, como a un hombre que luchó “con la espada, con la pluma y la palabra por sus ideas”.
Hoy, al recordarlo, imitemos su amor por los libros, sus ansias de aprender y enseñar, y la firme convicción de sus ideas.”
La secretaria de la escuela, Silvia González, hizo una síntesis de los establecimientos educativos creados durante la presidencia de Sarmiento y rescató la labor del prócer. “La población en escolaridad primaria creció notablemente gracias a los esfuerzos y exigencias de su gobierno y entorno. Hasta que una ley de subvenciones aseguró la construcción de escuelas y adquisición de elementos dedicados a la enseñanza. La ley 1420 de educación obligatoria, laica y gratuita llegaría recién en 1884 con Roca como presidente. La educación para todos fue el gran ideal de Sarmiento.”
“El legado que nos dejó se evidencia en cada rama de cada institución educativa puanense al estar integrada por educadores que lo son por convicción, elección y amor. La mejor enseñanza es la que hacemos dejando recuerdos de corazón a corazón. Ahora mismo cada uno de ustedes estará agradeciendo a aquella docente que nos exigió y potenció a creer en nuestro esfuerzo personal. Hoy enseñamos respetando la inclusión educativa para todos, enfocándonos en los derechos de los niños, enseñanza con inclusión social sin descuidar la calidad educativa,” describió González.

Agradecimientos

Al final de su discurso, la docente recordó que el establecimiento cumplirá 125 años en el 2011 y agradeció las gestiones y los aportes del Municipio para las distintas reparaciones, entre las cuales está la pintura externa del edificio.
“Agradecemos a la diputada Analía Richmond por las tratativas de subsidios y al Concejo Deliberante por declarar al edificio Patrimonio Cultural. A la directora de Cultura, Laura Velasco por su colaboración y a las empresas particulares en las personas de Agustín Barrenechea, José Gallinger, Héctor Kittler, Cámara de Comercio en la persona de Guillermo Prunell, Dra. Marta Anzoategui, a la comisión y asociación del Banco Credicoop en la persona de Fabiana Herrero, a nuestra querida y necesaria cooperadora y al Club de Leones que son nuestros padrinos.”
González también extendió su agradecimiento al personal del Consejo Escolar “por las atenciones recibidas, por la paciencia infinita.”
“Gracias a ellos estamos cambiando las aberturas del salón de actos; las chapas del sector este del edificio y próximamente se refaccionarán los baños. Agradecemos al coordinador regional de Políticas Socio-educativas, Raúl Olguín, a la secretaría de Asuntos Docentes, en la persona de la Inspectora Jefe, Ana Aloggia y en especial a la Inspectora Jefe Ana Skolak y a nuestra inspectora de primaria Claudia Lacaze porque nos guían y orientan.
A mi queridas docentes, al equipo de orientación escolar, profesores especiales y personal de portería. Todos, cada día, demuestran vocación y esfuerzo. Para la señora Stella Vacca (Directora) y para mí son la fortaleza de esta institución, me basta con solo verlos para saber que todo estará bien cada día y en cada accionar,”valoró.

Vocación y compromiso

La Inspectora Jefe Distrital, Ana Skolak, recordando la trayectoria y las obras de Sarmiento, dijo. “Él era un adelantado, un visionario porque estaba convencido que la educación iba a desarrollar al pueblo y se iba a lograr la continuidad u crecimiento de la democracia.”
“Uno piensa en toda la historia y en el significado de la palabra maestro, de pronto nos remite a sabiduría, pensamiento, a escritores de oficio, a transmisores de conocimiento. Y nos lleva a comparar la realidad de antes con la de hoy. La política educativa actual sigue versando lo que pensaba Sarmiento: el pueblo va a crecer solamente y únicamente con la educación”, rescató.
Skolak explicó que el nuevo paradigma de los docentes es la multiculturalidad, la atención a la diversidad. “El docente tiene grandes desafíos, un docente es completo cuando es comprometido y responsable, eso lo hace la vocación.”
“El trabajo en equipo puede lograr mucho, pero el protagonista único es quien está dentro del aula con sus alumnos; quien vive por esforzarse y lograr los objetivos para, al terminar el ciclo lectivo pueda decir: “he cumplido, he logrado mis objetivos”.
La Inspectora Distrital leyó una frase del filósofo brasileño Rubén Alves: “Educar es mostrar la vida a quienes aún no la han vivido, y así su mundo se expande y se ve más rico interiormente. La primera tarea de la educación es enseñar a ver a los niños a través de los ojos. Ellos tienen el primer contacto con la belleza y fascinación del mundo, por ello los ojos deben ser educados para que la alegría aumente.”

Palabras del Intendente López en homenaje a los maestros

Por último, el Intendente Horacio López se dirigió a los presentes valorando en sus palabras iniciales el aporte de los docentes al conocimiento y a la sociedad.
“Los tiempos han cambiado y alguien podrá decir que son más difíciles, pero en verdad siempre lo fueron. Cada generación tuvo sus desafíos para abordar soluciones a los problemas que se planteaban,”dijo.
“Algunos pertenecemos a una generación donde la educación y la escuela acompañaban la modernidad, el desarrollo tecnológico. Acompañaban también como continuadores de la educación que los chicos recibían en la casa; era la época donde estábamos convencidos que la escuela era nuestro segundo hogar y la maestra, nuestra segunda madre. Los tiempos han cambiado, en muchas casas, por suerte en la mayoría, todavía el padre y la madre se preocupan por la educación de los hijos, entonces la escuela es en estos casos continuadora de aquella educación,”definió.

Marginalidad e indigencia

Según indicó López, “la marginalidad ha ido tomando volúmenes cada vez más grandes en nuestro país y hoy, un tercio de la población es indigente.”
“Es muy difícil incluir conocimientos en cada chico si la panza está vacía. Entonces, a la par de los grandes desafíos, de los avances tecnológicos; a la par de los chicos que con 5 o 6 años manejan la computadora de forma sorprendente, hay otros que van por la calle sintiendo la tentación de desviarse en algunos de los recónditos caminos de la vida, buscando alternativas que no le son fáciles,” describió.
El Jefe Comunal habló del respeto al docente en épocas pasadas. “Yo pertenezco a una época donde volvíamos a casa y le decíamos a papá o a mamá “la maestra me retó”, mi padre o mi madre me decían la maestra tiene razón. No preguntaban ni por qué me habían retado.”
Y luego relató cómo es la situación hoy en ese aspecto y recibió los aplausos de las docentes: “Hay chicos que van a la casa y les dicen a los padres “la maestra me retó” y al otro día, la maestra soporta a los padres, a la abuela, al tío y a todos que patoterilmente, vienen a buscar respuestas de por qué al chico se lo retó.”
“Los padres tienen un rol fundamental. Hoy son tantas las formas en que se avasalla a la comunidad, a la sociedad y a la familia que es cuando los padres más activos, participativos y atentos deben estar en la formación de los hijos,”aconsejó.
López rescató la necesidad de educar con el ejemplo porque de otra manera “los chicos no van a aprender como corresponde.”
También trajo a la memoria su vocación como docente, actividad desarrollada durante 24 años y dijo: “me permitiría hablar de las veces que a los docentes los enredan, discúlpenme las inspectoras, con las calificaciones, con los papeles.”
Dicho esto, la mayoría de las docentes aprobaron sus palabras con un sentido aplauso.
“La sociedad es una célula y allí hay que pelear, y para pelear, ese chico debe estar armado en el buen sentido de la palabra –aclaró– con las mejores herramientas.
“Les dejo dos reflexiones. La primera, Sarmiento dejó un libro, Civilización y Barbarie, allí está muy claro, aunque con terminología que para el siglo que vivimos podría ser objetada, lo que significa la educación para que un pueblo sea libre, para que un pueblo no sea engañado y para que pueda ser feliz.”
La segunda reflexión es que todos los docentes pueden hacer el mayor de los esfuerzos para que los chicos aprendan y cultiven ciudadanía, pero el conocimiento sin la familia que los guíe, es echar agua en una cesta de mimbre,”finalizó.

Cierre musical

Para finalizar, un representante del Grupo Artimusa de Pigüé, interpretó con una voz espléndida el tema de Astor Piazola, “Los pájaros perdidos” y como cierre una canción de Sin Bandera.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.