Un 54% de adhesión está teniendo el paro docente en el distrito de Puan

La Provincia registra un alto acatamiento. A nivel local, donde menos se paró fue en Darregueira. Se estima que para mañana los porcentajes se mantendrán similares.
Los docentes demandan la reapertura de paritarias para negociar aumentos salariales con el Gobierno. También piden la eliminación de los topes de asignaciones familiares y del impuesto a las ganacias.
Desde FEB afirmaron que, de no haber respuesta oficial, se llamaría a otra medida de fuerza para principios de noviembre

El paro docente de 48 horas dispuesto por el Frente Gremial alcanzaba hasta el mediodía un nivel de acatamiento de alrededor del 54%. Mientras tanto, tomando la totalidad del territorio bonaerense esa cifra oscilaba entre el 95 y el 98%.
Para el distrito, los datos son parciales y miden la falta de actividad en el turno mañana solo en los establecimientos públicos.
Según dijo Ana María Denegri, titular del Centro de Educadores Puanenses, la localidad donde menos adhesión se registró fue Darregueira. Puan y Villa Iris mostraron altos niveles.
“La medida de fuerza a tenido menos adherentes que otras anteriores, por el temor de los docentes a los descuentos por los días no trabajados”, señaló.
Consultada sobre si ya era una decisión firme del Gobierno ejecutar descuentos a quienes acaten la medida de hoy y mañana, Denegri confió que aun no hubo ningún anuncio oficial desde el Ministerio
“Mañana creo que el nivel de acatamiento va a continuar en los mismos porcentajes de hoy”, estimó.
Vale recordar que el reclamo de los docentes es lograr la reapertura de las paritarias y discutir aumentos. Esa es la demanda del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) y otros sindicatos nucleados en el Frente Gremial.
“Nosotros no podemos negociar si no se abre la paritaria. Se busca un aumento y recomposición salarial, eliminación de los topes de asignaciones familiares (restitución del salario familiar para aquellos agentes que superan los $ 4.200 de salario), eliminación del impuesto a las ganancias, mejores condiciones laborales de salud e infraestructura.”, dijo.
Y reconoció que “la parte de infraestructura escolar está bien atendida en el distrito, pero porque tenemos muy buenas cooperadoras y no hay superpoblación de alumnos. No pasa lo mismo en las grandes ciudades”.
La delegada local ante la FEB explicó que el último congreso del gremio pasó a un cuarto intermedio y una vez concretada la medida de fuerza de 48 horas, seguramente se citará a un nuevo encuentro.

Reclamos

Por otra parte, la gremialista de FEB de Coronel Suárez, Gabriel Pezzana indicó a la Nueva Radio que “el aumento de sueldo este año lo tuvimos en el mes de marzo y como a todos los trabajadores nos pasa, ese monto que recibimos en su momento se fue licuando producto del aumento constante de precios. Por otra parte, el sueldo de los docentes sufre descuentos impositivos, tal como si fuéramos comerciantes o profesionales, cuando nuestro salario tiene carácter alimentario. Estas son las cosas por las que estamos bregando desde hace meses sin ningún resultado por parte de las autoridades que, como siempre, cuando hay amenaza de paro docente, dilatan con reuniones sin ningún tipo de propuesta o decisión en torno a la apertura de las paritarias docentes. Por eso se dispuso este paro de 48 horas y, en el caso de no tener ninguna respuesta, estimamos que para la primera semana de noviembre se va a producir una nueva medida de fuerza”.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.