Concejales adhirieron por unanimidad a la nueva Ley Patagónica

Mediante un proyecto de resolución presentado por el Partido Justicialista, el Concejo deliberante adhirió a la legislación que incluye como zona patagónica al partido de Villarino, a los cuarteles V,VI,VII,VIII, IX, X y XI del distrito de Puan y a los cuarteles III, IV y V de Tornquist.

El proyecto de ley elaborado por la legisladora Virginia Linares (GEN), obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados de la Nación.
Ahora los concejales aprobaron por unanimidad la adhesión a esta iniciativa que modifica el artículo 1º de la ley 23.272 y amplía el área patagónica bonaerense al partido de Villarino; los cuarteles V,VI,VII,VIII, IX, X y XI del distrito de Puan y a los cuarteles III, IV y V de Tornquist.
En los considerandos fundamentaron que “esta zona pertenece al norte patagónico semiárido donde las especies deben desarrollar estrategias especiales para resistir la sequedad ambiental; que el paisaje patagónico se superpone y reemplaza al pampeano y sus componentes sufren modificaciones significativas en este sector del territorio bonaerense condicionando sus actividades.”
“Que la ley 25955 y su modificatoria 23272 hizo realidad un anhelo de los pobladores de Patagones de pertenecer a la región patagónica; que sin embargo existe una amplia franja del sur de la provincia de Buenos Aires que reúne especiales condiciones desde el punto de vista climático y edafológico conformado por los distrito de Villarino y de los cuarteles del sur de Puan y Tornquist.
Esta es una región semiárida de evolución lenta y de ínfimos niveles de rentabilidad por la baja producción de sus suelos que frente a las condiciones similares es preciso conceder los mismos derechos y obligaciones,” explicaron.
En este sentido detallaron que las leyes provinciales 12322 y 12323 dispusieron beneficios tributarios como la exención del pago de impuestos mobiliarios, ingresos brutos y sellos. “Estos beneficios fueron sólo del 50 por ciento para Villarino y algunos cuarteles de Puan y Tornquist. El área en cuestión se encuentra en emergencia agropecuaria en forma ininterrumpida desde el año 1994”, argumentaron.
El fracaso de los ciclos productivos, escaso desarrollo de pasturas, voladuras de campos, mortandad de ganado bovino y ovino y escaso porcentaje de preñez; son algunas de las condiciones que hacen expresar al urgente necesidad de mejorar las condiciones económicas y productivas de estas localidades que a corto plazo tienden a desaparecer. Todo esto se traslada al sector comercial, industrial, y de servicios profundizando la crisis socioeconómica; que se producen cortes en las cadenas de pago, quebranto y situación de pagos a comercios y empresas con situación de pobreza no imaginada, desesperación, impacto en la salud y situaciones de depresión y desesperanza.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.