Deportivo Sarmiento plasmó su hegemonía

Con una goleada 3 a 0 Deportivo Sarmiento volvió a ganarle a Blanco y Negro y lo eliminó del torneo Clausura. En un partido más luchado que jugado que se abrió en el segundo tiempo, el verdirrojo celebró con los goles de Lang y Navarro (2) el pase a semifinales, donde se medirá con Tiro de Puan. Además, Peñarol de Pigüé le ganó a Racing y Deportivo Argentino eliminó por penales a Independiente.

Deportivo Sarmiento plasmó su hegemonía contemporánea en el clásico suarense. En un estadio de Boca repleto, volvió a amargar a Blanco y Negro, esta vez con un 3 a 0 lapidario (goles de Lang y Navarro -2-), y avanzó a las semifinales del Clausura. Chocará con Tiro de Puan.
Ya es costumbre. Para el regocijo de unos y la desazón de otros, Deportivo Sarmiento es el dueño absoluto del clásico. Una y otra vez en este último tiempo se ha dedicado a amargar a su eterno rival y a recuperar jerarquía y protagonismo.
Blanco y Negro es la contracara. Por estos días desprestigiado, sin apariciones rutilantes en los últimos años y con baluartes ya en el camino descendente, está lejos de aquel equipo siempre candidato y con un gran oficio para las instancias decisivas.
Ayer el equipo verdirrojo volvió a dar muestra de su supremacía. Con paciencia, manejando los tiempos y aprovechando errores rivales, el equipo de “Flaco” Odriozola construyó una victoria abultada que pudo haber sido aún más catastrófica. El 3 a 0, goles de Lang y Navarro (2) le permitió al verdirrojo avanzar a las semifinales del torneo Clausura de la Liga Regional de Fútbol y mantener encendida la ilusión de ser campeón.
La cancha de Boca fue el escenario de una verdadera fiesta. Antes, durante y después de un clásico jugado como tal.
Futbolísticamente, el partido no fue bueno. El primer tiempo resultó de mucho análisis, con pocas ganas de arriesgar y escasas ideas para jugar.
En ese contexto, Deportivo intentó tener la iniciativa. Presionó mucho y bien arriba a un Blanco y Negro que no pudo salir con soltura ni jugar bien al fútbol.
Odriozola movió las fichas y el verdirrojo mostró un esquema táctico diferente. No presentó un volante por izquierda definido y apostó por el juego en corto en el medio, con mucha rotación y movilidad.
En un principio, Deportivo, salvo alguna maniobra individual, no encontró profundidad ni precisión en los metros decisivos. Menos aún Blanco y Negro, que se limitó a lanzar pelotazos sin sentido.
Una arremetida de Cendra por derecha con posterior remate (muy desviado) hizo que bajen los primeros aplausos de la multitud verdirroja. Un centro de Galano que Fuhr alcanzó a peinar hizo ilusionar a los albinegros en esos primeros de un juego muy friccionado y entrecortado.
Como a Lang casi no le llegó el balón y Navarro (bien marcado por Chávez) no pudo imponer su velocidad, los de Odriozola pesaron poco en ataque.
En una acción esporádica, sobre los 20m., Lang tuvo que armarse su jugada para inquietar. El goleador se llevó a la rastra a Sein y definió afuera con poco ángulo ante Mauri.
Cinco minutos después por primera vez llegó tocando Blanco y Negro. La armó Pecotche, quien se la dio a Shard pero este tardó en definir y su remate fue bloqueado por la defensa. Lo mejor del elenco de Enecoiz llegaría sobre la media hora. Heritier abrió bien los ojos y metió una estocada justa para Galano, pero Bauer interrumpió la definición al gol a Bernardo con un achique velocísimo. En el rebote Ortega casi anota con un remate de emboquillada.
Poco para un primer tiempo chato y equilibrado que tuvo pocas emociones.

Goleada

En el arranque del segundo tiempo Blanco y Negro casi se pone en ventaja cuando Pecotche apareció libre en el medio del área y cabeceó por arriba del arco.
Deportivo en la primera que tuvo no perdonó. Ferreyra, uno de los más regulares, se la dio a Lang, que aceleró y dejó anclado a Fuhr. La definición del centrodelantero del momento se le coló por abajo a Mauri para decretar el 1 a 0.
El segundo llegó enseguida. En una contra rápida por la derecha Cendra abrió para Palacio y este la mandó al centro para Navarro, que anticipó de cabeza para señalar el segundo.
El verdirrojo en esos minutos fue una tromba. Blanco y Negro, obligado, se expuso cada vez más en defensa otorgándole muchos espacios a un Deportivo listo para la contra. El partido se abrió definitivamente y ganó en emotividad.
Blanco y Negro, con Galano como su único sustento, se fue desmoronando con el correr de los minutos. Es que se desmoralizó tras un par de intentos fallidos de cara a Bauer. Así la remontada era imposible.
A los 16m Balvidares quedó mano a mano con el arquero, pero el remate del delantero fue bien conjurado por el “Chino”.
Navarro, con espacios y libertad, se volvió incontenible. A los 18m se lanzó en carrera, estiró ante Mauri y definió, pero Sein, en un cierre providencial, evitó una nueva caída de su arco.
El partido estaba para cualquier cosa. Ante algunos desacoples defensivos de Deportivo, parecía estar tan cerca de llegar el descuento de Blanco y Negro como la goleada verdirroja de contraataque.
Y sucedió esto último porque Blanco y Negro nunca pudo concretar. Entonces Deportivo aprovechó y volvió a golpear sobre los 20m. Fue otra vez Navarro el que pasó como postes a los defensores rivales y mano a mano con Mauri anotó el 3-0 con un tiro rasante.
Deportivo empezó a florearse y Blanco y Negro, lleno de nervios e impotencia, perdió definitivamente la compostura. Fuhr golpeó a Lang desde atrás y dejó a los suyos con diez; enseguida Málaga expulsó a Cendra, también con roja directa, por una patada a destiempo.
Blanco y Negro se agotó en su bronca e impericia. Deportivo terminó luciéndose y hasta contó con chances como para decretar una goleada histórica. En una Shard cortó una contra con falta desde atrás y también se fue expulsado.
Deportivo ganó, goleó, y aunque sólo gustó sólo un rato en el complemento cuando el partido se abrió, le dio otra gran alegría a su gente. Ahora se viene Tiro, un gran rival para seguir en la pelea por el título. Y la ilusión es gigante.
Para Blanco y Negro serán días de autocrítica, lamento y desilusión. Habrá que pensar en el año que viene y deberán replantearse ciertas cosas si es que pretenden devolverle al club el prestigio que, en el plano futbolístico, se ha resquebrajado en las últimas temporadas

Juan I. Mailland

El invicto llegó a nueve

A nueve partidos se estiró el invicto que conserva Deportivo Sarmiento en enfrentamientos entre sí con Blanco y Negro. Con la goleada de ayer son cuatro las victorias que ha sumado el verdirrojo en los últimos nueve clásicos. Los demás fueron empates.

VOCES VERDIRROJAS

Andersen: “Este es un golpe anímico muy importante”
En medio de la euforia del festejo, los jugadores de Deportivo Sarmiento resaltaron la importancia del triunfo y la mejoría en el nivel de juego respecto de la anterior presentación ante Atlético Huanguelén.
“Se ganó bien. En lo personal me fue muy bien, pero el equipo en general se mostró superior en todo momento y en el segundo pudimos convertir. En el primer tiempo tuvimos más la pelota nosotros y en el segundo tuvimos efectividad”, señaló el atacante pringlense Carlos Navarro, autor de dos goles.
Por su parte, el marcador central Lucas Andersen, reconoció que “esta es una alegría inmensa y un golpe anímico muy importante para esperar el siguiente partido. Recuperamos la confianza, volvimos a jugar corto y a marcar”.
Si bien Tiro Federal de Puan será el próximo adversario del verdirrojo, Lucas tiene claro el objetivo. “Primero está Tiro, pero el máximo rival es Sarmiento en la final”.
El delantero Gonzalo Lang volvió a hacerse notar en la red en el clásico. “Blanco y Negro es un equipo que se cierra bien atrás, por eso la idea era tener la pelota y no desesperarse, porque los espacios en algún momento se iban a abrir. El primer tiempo fue cerrado, pero manejamos la pelota. Blanco y Negro solo llegó con pelota parada”, señaló el autor del primer gol.
Luego de la opaca labor y la angustiosa clasificación ante el “aceitero”, Lang confió que “hoy salimos a jugar con otra mentalidad, teníamos que mostrar nuestro juego y pudimos lograrlo para ganar un partido importantísimo”.
Sobre el próximo rival, señaló que “Tiro es un equipo muy parecido al nuestro, trata bien la pelota y deja jugar. Será un partido lindo, el objetivo es llegar a la final y conseguir el campeonato. Es el gran objetivo que tenemos desde comienzos de año”.
Al goleador poco le importa la sequía de títulos y la ansiedad que vive la gente. “La presión siempre está, sobre todo en instancias finales como ésta. Uno mismo se pone la presión de ganar y salir campeón. También ayuda para mantenerse concentrado”, sostuvo.
El Flaco Odriozola sorprendió con la inclusión de Santiago Fernández como titular. Y el pibe, que ya había salido de movida en un par de encuentros de la etapa clasificatoria, no defraudó la confianza del director técnico. Fernández estuvo a la altura del clásico. Se mostró ordenado en sus desplazamientos y criterioso cuando le tocó administrar el balón, algo que lo pone dentro de los puntos altos de su equipo.
“Estoy muy contento, fue un partido trabado, pero supimos aprovechar las chances que tuvimos. En el primer tiempo tuvimos la pelota, pero nos faltó profundidad. Después del primer gol en el segundo tiempo quedaron muchos espacios y pudimos convertir más goles”, analizó el volante.
El joven valor tuvo el privilegio de jugar un clásico y ganarse un lugar en la consideración del técnico.
“Tengo el apoyo de mis compañeros y voy sumando confianza. El Flaco me dijo que juegue tranquilo y que haga lo que sé”, manifestó.

Resumen

D. Sarmiento 3: Matías Bauer, Jonathan Maier, Mariano Lantiat, Lucas Andersen, Juan Cruz Peratz, Gonzalo Cendra, Cristian Palacio, Santiago Fernández, Ezequiel Ferreyra, Carlos Navarro y Gonzalo Lang. DT: Javier Odriozola.
Cambios: 74m William Taryano x Navarro; 76m Franco Córdoba x Fernández y 81m Rubén Bello x Lang.
Suplentes: Germán Bidonde y Nicolás Palacio
Blanco y Negro 0: Andrés Mauri, Juan Cruz Chavez, Gustavo Sein, Martín Fuhr, Juan Cruz Shard, Jesuan Heritier, Emiliano Echeverría, Maximiliano Ortega, Bernardo Galano, Maximiliano Balvidares y Maximiliano Pecotche. DT: Diego Enecoiz.
Cambios: 53m Juan Barreiro x Echeverría; 57m Santiago Nuesch x Heritier y Javier Waibender x Chávez.
Suplentes: Juan Miquelarena y Gonzalo Frers.

Goles. ST: 5m Gonzalo Lang, 9m y 20m Carlos Navarro.
Expulsados: ST: 24m Martín Fuhr (ByN); 26m Gonzalo Cendra (DS) y 44m Juan Cruz Shard (B y N).
Árbitro: Sebastián Málaga de Olavarría
Asistentes: Ramón Martínez y Jorge Romero
Cancha: Rubén Seguí – Boca Juniors.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.