El PJ pidió información sobre los talleres de aparado pero el oficialismo lo desaprobó

En el proyecto de comunicación solicitaron al Ejecutivo datos sobre el funcionamiento y nivel de producción de los emprendimientos de Villa Iris, Darregueira y Puan.
El Frente Vecinal decidió “no acompañar el proyecto” porque los talleres están siendo administrados por una Cooperativa y no por el Municipio.

El bloque de concejales del Partido Justicialista, presentó un proyecto de información sobre el funcionamiento de los talleres de aparado que funcionan en las localidades de Puan, Darregueira y Villa iris.
Además pidió saber “si se considera óptimo el nivel de producción de los mismos.”
Al respecto, el concejal Juan Carlos Carcedo, recordó que en su momento, el Concejo Deliberante aprobó los alquileres de los salones para las fábricas de aparado.
“Seguramente en el próximo presupuesto, irá a aparecer el dinero que se invierte para acompañar estos emprendimientos, entonces quisiéramos solicitar al área de producción un informe donde se nos explique cómo están funcionando,”dijo.
También manifestó la necesidad de saber la cantidad de operarios en todo el distrito; si se está cumpliendo con los pasos previstos y si lo pautado en el perfeccionamiento del personal está dando resultado.
Carcedo explicó que es importante “tener una versión oficial” y “no estar a la pesca de información que por ahí no es la correcta.”

Negativa del Frente Vecinal

La presidente del bloque de concejales, Marta Busso, remarcó la decisión del bloque de “no acompañar el proyecto”.
“El funcionamiento es una actividad de gestión de las cooperativas que los están administrando y gestionando. Por lo tanto, deberían dirigirse a la cooperativa que se ocupa de la gestión de estos talleres de aparado.”
Carcedo refutó: “Pero tenemos entendido que siguen con algún acompañamiento municipal, por lo tanto, el Municipio debería tener alguna información de cómo están funcionando.”
En tanto, la concejal Verónica Grassl (PJ), preguntó a la presidente del Concejo Stella Maris Krieger: “Nosotros como concejales, ¿tenemos la autoridad y el derecho de pedirles a las cooperativas el informe o tiene que ser desde el Municipio? Porque el capital invertido a devolver es del Municipio.”
Krieger respondió: “Con respecto a si las cooperativas devuelven el dinero al Municipio, se le puede preguntar al Ejecutivo, pero con respecto al funcionamiento, son las cooperativas las que tienen la información puntual.”
Grassl, insistió: “A mi modesto entender, el funcionamiento serían varios puntos. Como por ejemplo, podrían ser toda la gente que estaba viajando y siendo subsidiada por el Municipio y su dejó de serlo; si la obra social es monotributista como habíamos hablado con el Intendente. Creo que la información debería ser dada por el Municipio y corresponde al funcionamiento del taller.”
A esta declaración, Krieger dijo: “Pero el planteo del proyecto de comunicación habla sobre el funcionamiento y el rendimiento.”
Grassl, aseguró: “Si el rendimiento puede ser, pero el funcionamiento de una empresa comprende todo. Y el Municipio es una parte importante de todo este funcionamiento e invirtió para que esto funcionara.”

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.