Jornada a campo sobre siembra directa en San Germán


La jornada se realizó el miércoles en un predio de 122 hectáreas de trigo de Ana María Dell’Elce Lardizábal, frente a San Germán, junto a la vera de la ruta nacional 35. La misma estuvo organizada por la agrupación Conciencia Interior, junto a la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP).
La experiencia a campo sobre siembra directa, fue realizada por el ingeniero Roberto Kiessling (Regional BB de Aapresid), quien primeramente expuso en el salón cultural local, donde asistieron representantes de entidades vinculadas al campo y al medio ambiente.
En el establecimiento de 400 has de Dell’Elce Lardizábal, se comenzó con esta forma sustentable de siembra a principios de año y hoy, el resultado es un trigo muy bien desarrollado y con probabilidades de lograr un rinde de estimado en los 1.500 y 1.800 kilos por hectárea.

El mensaje de Conciencia Interior

“La mayor parte de las cosas importantes en el mundo han sido logradas por personas que han seguido intentando cuando parecía que ya no había esperanza.”
Dale Carnegie

Con este espíritu se reunieron este miércoles 17 de noviembre, en San Germán -Distrito de Puan-representantes de múltiples instituciones junto con productores locales y de la zona.
La lista es extensísima: AGA, AAPRESID, CARBAP, CONINAGRO, FAA Distrito XI, SRA, Centro de Estudios Económicos de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca, OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible), Centro de Estudiantes de Agronomía (UNS), Universidad Nacional del Sur, además del Intendente Comunal, el Delegado local y el Director de Producción, todos ellos con el acompañamiento de la gente de prensa.
Se trató, ni más ni menos, que de un buen ejemplo de lo que debe ser el trabajo en equipo: una idea, apoyo tecnológico, debate, acompañamiento institucional, difusión. A ello debemos agregar que este tipo de propuestas son las que debemos canalizar por vía de la Ley del Sudoeste, evitando caer en el asistencialismo, en el subsidio y en los parches electorales. Por el contrario, es necesario promover acciones integrales que generen impacto en la Región y movilicen la economía.
Nos encontramos con una propuesta práctica que permite conservar el suelo y evitar voladuras, sostener al productor en el campo para evitar la migración interna, y poner en producción una zona que hoy no cuenta con casi nada.
Mientras muchos filosofan sobre los problemas del Sudoeste, o procuran con ahínco encontrar obstáculos (como si ya no hubiera los suficientes), muchos otros hacen: “Saber no es suficiente; tenemos que aplicarlo. Tener voluntad no es suficiente: tenemos que implementarla”. (anónimo)
¿Qué resta, entonces? Ni más ni menos que la voluntad política de asistir. Ya quedó atrás el tiempo en el que los dirigentes nos decían que estaban a nuestra disposición. Ahora necesitamos que hagan la tarea, que sean facilitadores, que aporten los contactos, que acerquen las posibilidades de financiación, que coordinen los esfuerzos. En una palabra: no es tiempo de fotos; es momento de trabajar muchas horas detrás del escritorio, y otras tantas caminando.
¿Es posible que el sur del Sudoeste vuelva a producir? La respuesta está en el ejemplo que dio San Germán, esta localidad cuya existencia muchos desconocen, pero con 200 almas que son tan argentinas como las del resto de la provincia y que, dicho sea de paso, tienen los mismos derechos.
Y como cualquier viaje comienza, por largo que sea, con el primer paso, San Germán supo darlo el 17 de noviembre; porque, como señalara Albert Camus:
“Si uno no lo hace, millones creerían que no se puede”.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.