La Escuela Municipal de Ajedrez ofreció un balance de su actividad anual

Fue el viernes con la exposición de algunos de los trofeos conseguidos por los chicos.
También se habló de la experiencia en Mar del Plata donde el equipo de Puan obtuvo el premio Fair Play.
“El ajedrez en Puan ha crecido muchísimo. Comenzamos unos pocos y actualmente comercios e instituciones se han sumado al fomento de este deporte. Es una actividad genuina que va a perdurar en el tiempo”, remarcó el Profesor Damián Gallítrico, Director de Deportes municipal.

En una presentación a los medios de comunicación, en la sede de la Dirección de Cultura, el profesor Jorge Zanelli, de la Escuela Municipal de Ajedrez., junto al Director de Deportes Damián Gallítrico y un grupo de padres se hizo un racconto de la actividad anual.
Zanelli se mostró satisfecho por los resultados obtenidos por los jóvenes jugadores que en Puan suman entre 10 y 15.
Consultado acerca de la posibilidad de que algunos chicos puedan perfilarse como profesionales, explicó que hay seis que juegan muy bien.
“Posiblemente se superen o no. En este deporte ves chicos que les cuesta aprender, hasta que un día maduran y nos dan una sorpresa”, expresó.
Gallítrico, luego de felicitar a la Escuela de Ajedrez, aclaró que se trata de un trabajo mancomunado entre el profesor dictando la parte técnica; el estado municipal apoyando la actividad y los padres como factor de acompañamiento.
“El ajedrez en Puan ha crecido muchísimo. Comenzamos unos pocos y actualmente comercios e instituciones se han sumado al fomento de este deporte. Es una actividad genuina que va a perdurar en el tiempo”, remarcó.

Fair Play

Zanelli recordó que en el 2009, durante la etapa en Mar del Plata de los Juegos Buenos Aires La Provincia, Puan fue elegido como mejor equipo de Fair Play.
“Vieron actitudes de nuestros jugadores, porque ante una partida perdida, ellos se levantaban saludaban al oponente y lo alentaban a que siga adelante. Aunque no ganemos, debemos saber que formamos personas”, señaló.
Liliana destacó las aptitudes del ajedrez al momento de desarrollar el intelecto de los chicos y su desarrollo personal.
“Se acostumbran a respetar tiempos, a generar estrategias que también pueden utilizar en la vida ante situaciones no esperadas. Estamos orgullosos por este premio de Fair Play que nos permite saber que nuestros hijos son buenos, respetuosos y que juegan limpio”, admitió Liliana, una de las mamás.
Dardo Colla, uno de los promotores para lograr que los chicos tengan una indumentaria que los identifique, explicó: “si bien hice la gestión para conseguir la publicidad gratis de las remeras y los chalecos, debo agradecer a la empresa Elementos de Seguridad de Mar del Plata que donó todo lo relacionado a la impresión de las remeras e impresión del logo.”
La familia Benamo tiene a tres de sus hijos jugando al ajedrez y el más pequeño de ellos logró, en su categoría, un campeonato regional en 2009.
Según Zanelli este hecho “es un orgullo porque no recuerdo que un jugador de Puan se haya destacado en una instancia así”.
Sandra Benamo reconoció que todo empezó como un juego, para que aprendieran y terminó siendo algo más.
“Yo los acompañó a los torneos y los veo sufrir cuando pierden y alegrarse cuando ganan. Estoy orgullosa de todo este grupo porque se contienen y se apoyan en momentos difíciles. Están aprendiendo a ser caballeros”, añadió.

“Puan se ha hecho muy fuerte”

Para Zanelli “el ajedrez es una familia. Cuando vamos a competir ya nos conocemos todos. En Mar del Plata competíamos con Tres Arroyos y antes del partido estábamos todas las familias reunidas tomando mate”, dijo.
Y reconoció que gracias al Campeonato Argentino Superior Femenino de ajedrez realizado el año pasado, se lograron muchos contactos a nivel país.
“En este deporte, Puan tiene un nombre a nivel nacional y se ha hecho muy fuerte en la región por los trofeos obtenidos”, mencionó.
Damián Gallítrico valoró el crecimiento del ajedrez en el último tiempo, y mencionó que no se trata de algo casual.
“Nos preparamos desde febrero con Jorge, se comenzó a entrenar a los diferentes equipos para la competencia, ya sea con prácticas o teoría”, remarcó.
Por último, se destacó la dedicación de los juveniles locales al tomarse muy en serio sus roles como jugadores de ajedrez.
“En Mar del Plata esta actividad es muy competitiva, muy agresiva, con un cronograma muy cargado, no hay tiempo libre. El poco que tienen lo usan para preparar partidas.
A pesar de eso, encontramos un espacio para ir a visitar el Aquarium, pero decidieron que no, porque el compromiso de ellos era jugar al ajedrez”, contó Gallítrico a manera de anécdota para ejemplificar el nivel de responsabilidad de los chicos.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.