Unos 170 jinetes dieron el marco ideal para la exitosa XXV Marcha por los Fortines del Desierto


La tradicional marcha que tuviera sus orígenes en 1986, celebró su 25 aniversario este fin de semana. El sábado con un clima soleado ideal para cabalgar, los jinetes formaron parte de las Columnas Sur y Norte.

Por la tarde, en el Fortín Regimiento Primero de Puan, se inauguró la réplica en escala natural de un fortín, rodeado por un terraplén de dos metros de altura.

A las 14 horas del sábado partió la Columna Norte desde Erize. La Columna Sur lo hizo desde la Estación Alta Vista.
Después de varias horas de desandar los polvorientos caminos rurales, las columnas se encontraron en el Fortín Regimiento Primero de Puan, sitio donde se estableció una referencia histórica, enriquecida con la réplica de una fortaleza, respetando las características arquitectónicas originales. A cargo de la dirección de la obra estuvo el Agrimensor Jorge Alonso, a quien agradecieron su aporte desinteresado.
Quienes llegaban al lugar podían apreciar una réplica natural en escala, con un terraplén en la parte exterior de unos dos metros de altura.
En el interior hay una zanja de un metro de profundidad. En el centro, una parte más elevada, donde se ubicaría el rancho y un mástil donde ondea la bandera Argentina.
El modelo no es réplica exacta de uno en particular, sino que contempla las características generales comunes de otros fortines. Más adelante, estaremos con la concreción de este proyecto.

Una labor que comenzó en 1986

El acto se inició con una evocación de “Memorias de un Fortín”, autoría de César Michelutti. “Hoy estoy feliz, hoy se siente henchido mi corazón de tierra y flamea con más brillo mi cabellera de pasto puna, porque ahora se que los gauchos de mi tierra, ahí me recuerdan, e intuyo que los lazos que nos unen han vuelto a afirmarse.”
Entre los presentes, se mencionó al Jefe del Regimiento Mecanizado Nº 3, Teniente Coronel Gabriel Camilli, a quien agradecieron la presencia.
Luego, el locutor recordó a manera de semblanza histórica: “a semejanza de muchos partidos del sudoeste de la Provincia de Buenos Aires, nació también Puan durante la presidencia de Avellaneda. Razones de carácter militar obligaron a extender por aquellos tiempos el cordón defensivo de la civilización, con lo cual se realizaba el doble objetivo del mejor resguardo contra la indiada y la conquista de nuevas extensiones territoriales.”
Un repaso hacia el génesis de esta Marcha Evocativa, retrotrae al año 1986, cuando César Michelutti, junto a Carlos Castello Luro, Armando Nervi y Carlos Moscardi, se unieron para realizar un relevamiento de los distintos fortines de la Zanja de Alsina. Con la ayuda de documentos históricos y los testimonios, fueron surgiendo algunos elementos que eran la única evidencia visible de los fortines. Se confeccionó un mapa y se tomaron fotos para armar un audiovisual titulado “La incomprendida”, proyectado en la conmemoración de los 100 años de la creación del partido de Puan.

Corte de cintas

“Hoy estamos aquí con un doble propósito, conmemorar los 25 años de la marcha y participar de la réplica de un fortín, idea de la Asociación Amigos del Museo Municipal Ignacio Balvidares en adhesión a estas Bodas de Plata.
Se trata de la primera etapa de este proyecto, ya que la próxima será la construcción en el lugar de un rancho”, mencionaron.
Para dejar inaugurada la obra, se convocó a los que en 1986, se unieron para develar estos antiguos testimonios de la avanzada al desierto.
Es así como María Pía Nervi, hija de Armando Nervi; Carlos Moscardi; Carlos Adolfo Castello Luro, en representación de su padre Carlos Castello Luro; Silvia Iturrios, en representación de César Michelutti y el Agrimensor Jorge Alonso, procedieron al corte de cintas.
Luego, se descubrió una referencia histórica en la que puede leerse: “Réplica en escala natural de un fortín, de los que se levantaban a la vera de la Zanja de Alsina en 1876. Un zanjón circular servía de cerco y en el centro generalmente había un rancho de refugio para el vigía”.
Néstor Malvicini, presidente de la Asociación Amigos del Museo y Cristian Bousquet, director de Servicios Urbanos de la municipalidad, descubrieron la referencia.
Silvia Bousquet, integrante de “Amigos del Museo”, hizo entrega de un obsequio al Agrimensor Alonso.
Como en aquellos tiempos en que, al caer el sol, y al son del clarín se procedía a arriar la bandera, luego de una jornada de trabajo, se invitó a Cipriano “Pano” Rosas, Julio Conter, Gerardo Uribe y Mario Muñoz realizaron esa ceremonia.
Luego, los asistentes al acto pudieron recorrer el interior de la réplica del fortín.

Hacia el Balneario

Pasadas las 20 horas, los jinetes arribaron al balneario municipal donde se desarrollarían una serie de espectáculos artísticos.
Con un buen marco de público, el fogón gauchesco contó con un patio de comidas a cargo del Instituto Almafuerte, con venta de bebidas, choripanes y otras propuestas gastronómicas.
El folclore tradicional tuvo su aparición después de las 21 horas, con la presentación del grupo pampeano “Los de Trenel”, quienes ofrecieron un variado repertorio de nuestra música popular.
Después, fue coronada la Fortinera, denominación que se puso en marcha a partir de este año, como uno de los atractivos de la marcha.
Tal como lo adelantara hace unos días Silvia Bousquet, fue elegida una joven que estuviera relacionada a las distintas ediciones del evento, ya sea por participación propia o por la de su familia. El título recayó sobre Antonella Bartolomé.
El cierre musical de la noche lo puso la cantante fueguina Casiana Torres. Con voz tierna y a la vez potente y expresiva, la intérprete hizo un repaso por el cancionero nativo de nuestro país. De esta manera el repertorio está ligado al mensaje de cada uno de los autores elegidos. Entre otros, se destacan: Alfredo Zitarrosa, Armando Tejada Gómez, Teresa Parodi, Raúl Carnota, Hugo Giménez Agüero y Oscar Matus.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.