Alegría y emoción en el acto de egresados del Instituto Almafuerte

Los 25 flamantes Bachilleres en Economía y Gestión de las Organizaciones compartieron ayer con familiares y amigos su fiesta de colación de grado, durante un acto realizado en el Teatro Hispano Argentino.
Además, en la ocasión se homenajeó a la Promoción 1985 de Peritos Mercantiles, quienes cumplieron sus 25 años de egresados.
Del encuentro también participaron autoridades educativas, representadas por la Inspectora jefe Distrital, Profesora Ana María Skolak, la Diputada Provincial Analía Richmond e integrantes del Consejo Directivo del Instituto como su presidente Juan Carlos Macedo, Gabriel y Sandra Benamo, Claudio Hansen y Diego Subirá.
Pasadas las 20 horas, cada egresado de la promoción 2010 fue ingresando junto a un familiar a la sala, ante la expectante mirada del auditorio que los esperaba ansiosamente.

La entrada de los chicos

El orden de entrada, camino al escenario donde se ubicaron los egresados fue el siguiente:
Javier Álvarez y su mamá Susana; Priscila Almada junto a su papá Alberto; Juan Pablo Arcucci con su mamá Estela; Fátima Berardi acompañada por su abuelo Oscar; Jorge Luis Dome con su mamá Cristina; Hilén Berardi junto a su papá Carlos; Maximiliano Lafitte secundado por su mamá Estela; Priscila Cannes acompañada por su papá Hugo; Thomas Leonhardt con su mamá Nichi; Iris Cuartas junto a su tío Germán; Agustín Maurel con su mamá Graciela; Agostina Gabeiras con su papá Héctor; Mariano Neumann acompañado por su mamá Graciela; Marina Gayral Panis acompañada por su papá Mario; Carlos Petralanda con su mamá Gladys; Virginia González junto a su papá Miguel; Santiago Prunell acompañado por su mamá Diana; Marina Juanena secundada por su papá Luis; Juan Manuel Schmidt con su mamá Susana; Romina Lafitte junto a su papá Alberto; Alan Tiecher con su mamá Marisa; María Emilia Maurel junto a su mamá Claudia; Santiago Tranier ingresó acompañado por su mamá Patricia; Julieta Navarro Tello junto a Sergio, y por último Marianela Simón junto a su papá Pablo.

El mensaje del Director

El Director del establecimiento educativo, Dr. Ricardo Larrondo se dirigió a los presentes y definió el balance del ciclo lectivo que termina como “muy satisfactorio”, elogiando la labor del grupo de padres que diariamente “renuevan su compromiso con el establecimiento”.
“Saben de nuestras necesidades y no escatiman esfuerzos, participando de cada evento que se hace en la localidad, para reunir fondos. Y así mantener en óptimas condiciones las instalaciones del Instituto, el mobiliario, el pago de sueldos, de servicios, y para adquirir material técnico y pedagógico que contribuya a mejorar la calidad educativa de nuestros alumnos”, señaló.
También agradeció la dedicación, el esmero y profesionalismo de todo el equipo docente que “desarrollan proyectos, buscan estrategias y se comprometen con el colegio, con los alumnos y sus familias.”
“Hoy nuestra comunidad educativa se siente plena de compartir este cierre de ciclo con ustedes, ya en épocas de adversidades y momentos difíciles, los logros fueron más. Con proyectos logrados y objetivos cumplidos sirven para mirar con optimismo el futuro y continuar por el camino del crecimiento”, dijo.
Refiriéndose a la promoción 1985, Larrondo indicó que se trata de hombres y mujeres insertos en el mercado laboral, que compiten para alcanzar su desarrollo y así darle lo mejor a sus familias y a la tierra que los vio realizarse como personas.
“Hoy, como ayer, las inquietudes, las expectativas son similares, quizás con un marco social diferente pero de ninguna manera pueden dejar considerar las metas propuestas y los objetivos. Debemos instalar en nuestras mentes la convicción de que siempre se puede.
Chicos: los esfuerzos siempre vale la pena intentarlos, no teman al error, no se desalienten, no renuncien. El éxito no se mide por el triunfo o por el fracaso, siempre habrá algo de éxito cuando las cosas no salen como uno quiere, siempre la vida nos dará otra posibilidad”, remarcó.
Y añadió: “lo importante es mantener el entusiasmo inicial, la clave está en saber levantarse y continuar. Por eso debemos confiar en nosotros mismos”.
El directivo habló acerca de las decisiones que el ser humano toma en un marco de libertad.
“Libertad que tiene efectos que no se pueden borrar a conveniencia de uno, una vez producidos. Es en definitiva, aceptar las consecuencias, siendo responsables de nuestros actos. Esta responsabilidad puesta de manifiesto en cada acto es la que nos construye, nos delinea y define como personas, nos hace adultos y maduros. Madurez es cumplir con la palabra dada, vivir en paz con situaciones que no podemos cambiar, e intentar cambios cuando las circunstancias lo exijan”, admitió.
Por último, Larrondo agradeció a la Promoción 1985 por compartir el acto con la comunidad educativa del Instituto. “Deseo que perduren en sus mentes y corazones los mejores recuerdos de aquella etapa tan lejana en el tiempo, pero tan próxima en los afectos.
A ustedes padres, gracias por permitirnos compartir con sus hijos todos estos años, y recuerden que a pesar de que el tiempo ha transcurrido y que ellos ya han dejado la niñez, siempre los necesitan, acompáñenlos, sin invadirlos, en ese proceso lento. Les pido que no posterguen por nada la felicidad, ella no es un don del que gozan algunos, sino el derecho que tenemos todos”, manifestó.
Y se despidió citando a Borges: “He sospechado alguna vez que la única cosa sin misterio es la felicidad, porque se justifica por si sola”.

Entrega de medallas a la Promo 1985

Luego, procedió a la entrega de medallas a los alumnos de la Promoción 1984 que cumplen sus bodas de plata como egresados nombrándose entre otros a María de los Ángeles Castello, Gabriel Baioni, Ariel Balcarce, Alicia Castiñeira, Ruth Demaria, Daniel Garciarena, Luis Juanena, Carlos Alberto Malvicini, Mariel Partarrie, Roxana Recagno, Liliana Tracanelli.

Marina: mejor promedio

Las distinciones continuaron con la entrega de un certificado al mejor promedio de la promociòn 2010, recayendo este reconocimiento en la alumna Marina Gayral Panis, quien obtuvo 9,06.
Por otra parte, felicitaron al grupo de tercero Polimodal por haber obtenido el primer premio en el Desafío Joven 2010 y entregaron un presente al alumno Jorge Dome por su destacada participación en el gran saber, tema El Bicentenario, que se desarrolló en Bordenave, organizado por el municipio de Puan.
Acto seguido, el director Ricardo Larrondo, junto a Juan Carlos Macedo, distribuyeron medallas recordatorias entre los flamantes egresados. La entrega formal estuvo a cargo de los familiares de los alumnos. -Javier Álvarez, su papá José Luis –Priscila Almada, su mamá Andrea –Juan Pablo Arcucci, su hermana Marta –Fátima e Hilén Berardi, su mamá Inés –Jorge Dome, su papá Pedro –Maximiliano Lafitte, su papá Alberto – Priscila Cannes, su mamá Cristina –Thomas Leonhardt, su papá Claudio –Iris Cuartas, su mamá Amanda –Agustín Maurel, su papá Roberto –Agostina Gabeiras, su mamá Analía –Mariano Neumann, su papá Rubén –Marina Gayral Panis, su mamá Gabriela –Carlos Petralanda, su hermano Cristian –Virginia González, su hermano Matías –Santiago Prunell, su papá Guillermo –Marina Juanena, su mamá Norma –Juan Manuel Schmidt, su papá Adán -Romina Lafitte, su mamá Estela –Alan Tiecher, su papá Lisardo –María Emilia Maurel, su hermana Victoria –Santiago Tranier, su hermana Marilina –Juliana Navarro Tello, su mamá Marina y Marianela Simón, su mamá Raquel.

Más distinciones

Seguidamente, reconocieron con un obsequio la labor de la Profesora Silvia Lupín, Alicia Müller y María Teresa Barrau, por compartir innumerables horas de trabajo y de vivencias en el Instituto.
Se agradeció y se entregó un presente a los integrantes del consejo directivo, en reconocimiento de su labor.
La alumna de 2º Año Polimodal, Noelia Eguillor, dedicó unas palabras a sus compañeros egresados.
“Mañana comienzan a escribir la hoja de una nueva etapa en la vida que los pondrá a prueba en innumerables oportunidades.
El año que viene nosotros estaremos en el mismo lugar y ahí podremos sentir lo mismo que están sintiendo ustedes. Sueña extraño decir que ya son egresados, el año que viene no los volveremos a ver delante nuestro, como los hemos visto desde que ingresamos a primer grado, cargando una mochila llena de sueños, proyectos e ilusiones. Sean felices donde quieran que estén, los vamos a extrañar”, señaló.

La emoción de Jorge

En nombre de sus compañeros, habló Jorge Dome, quien, mediante una carta, recordó los tiempos compartidos.
“Cómo olvidar aquellos viajes a Sierra de la Ventana, Mundo Marino o Bariloche.
Yo sé que estamos una semana para decidir con qué tema entrar a la fiesta; 21 días para determinar el color del buzo de egresados o 3 meses para decidir la empresa de viajes estudiantiles, pero también se que estamos dispuestos siempre para ayudar al de al lado, por más que nuestros pensamientos no coincidan.
Hoy quizás sea la última vez que estemos juntos, porque se abrirán caminos distintos para cada uno de nosotros”, aunque la vida nos volverá a cruzar para recordar con una sonrisa estos momentos”, reflexionó.
El egresado, muy emocionado, siguió hablando a sus compañeros, entre cuyos rostros también se vio deslizar alguna que otra lágrima.
“Como nos dijo una profesora alguna vez: “no les deseo suerte, les deseo éxitos. Porque suerte se les desea a los incapaces”.
“Lo que tengo para decirles, no puede estar en un simple papel: salten, corran, bailen, emociónense, enójense, rían, sean felices chicos. Los quiero mucho”, culminó.

Guillermo Prunell: “Quiero lo mejor para ellos”

Sobre el final del acto, fue premiado Santiago Prunell, elegido Mejor Compañero, con el voto de todo el curso,
En representación de los padres, Guillermo Prunell, dejó su mensaje.
“No es fácil improvisar unas palabras. Quiero agradecer al personal de la escuela, a los miembros del consejo directivo que ha luchado por todos nosotros. Y en especial a los chicos… ellos crecen y nosotros permanecemos jóvenes. Muchos se irán a estudiar, otros a trabajar, quiero lo mejor para todos ellos. Muchos éxitos.
Puertas afuera de casa no permitan que les ocurran cosas desagradables, no cedan ante las tentaciones que puedan presentarse. Quiero que sean por siempre amigos. Yo hace 28 años que salí del Almafuerte, y todos los años nos juntamos con los compañeros.
Tengan presentes que el país los necesita y me encantaría que todo sea fronteras adentro”.
Para finalizar, el grupo de egresados obsequió una impresora al Director Ricardo Larrondo.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.