En las primeras horas de la Navidad, murió el Arzobispo Emérito Jorge Mayer

El prelado nacido en el seno de una familia de descendientes de Alemanes del Volga tenía 95 años y era oriundo de San Miguel Arcángel.

En las primeras horas de la navidad, falleció monseñor Jorge Mayer, arzobispo emérito de la ciudad. El religioso tenía 95 años y estuvo a cargo de la arquidiócesis bahiense durante 18 años.
Según se informó, Mayer es velado en la Capilla del Hogar Sacerdotal, en la esquina de Rosales y Haití, Bahía Blanca. En tanto, mañana a las 10 horas, se realizará la Misa Exequial en la Iglesia Catedral.
Su biografía -aparecida en Wikipedia- indica que Mayer nació el 20 de diciembre de 1915 en San Miguel Arcángel, Provincia de Buenos Aires, en el seno de una familia descendiente de alemanes del Volga.
El 24 de marzo de 1940 fue ordenado sacerdote, y el 9 de julio de 1957, obispo de la Diócesis de Santa Rosa, Provincia de La Pampa. El 31 de mayo de 1972 el Papa Pablo VI lo ordenó Arzobispo de Bahía Blanca, para continuar con la tarea de Germiniano Esorto.
Finalizó su actividad pastoral el 31 de mayo de 1991, momento en que cumplió los 80 años como estableció el Papa. Fue sucedido por Rómulo García, llegando a ser entonces Arzobispo Emérito cuando cesó de trabajar de manera activa en 2006, a pesar de su edad.
Mayer hablaba el idioma alemán de acuerdo al lugar en donde se crió, una familia de descendientes de alemanes del Volga. La fluidez con que dominaba el italiano, tanto en escritura como oralmente también le fue útil a lo largo de su carrera.
Durante la década de 1980 y la de 1990, envió muchos grupos de peregrinos desde Bahía Blanca a Israel, enriquecidos por la visita a los Lugares Sagrados y por las enseñanzas de muchos aspectos de la vida de Jesús.
En 1987 fue quien recibió al Papa Juan Pablo II cuando visito Bahía Blanca.

(La Brujula 24)

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.