En un partido aburridísimo, Sarmiento y Argentino empataron cero a cero

Por la primera final para dirimir quién será el campeón 2010, los equipos pigüenses protagonizaron en el estadio Eduardo Gayreaud un cotejo para el bostezo, mal jugado, trabado y con contadas ocasiones de gol.
Sarmiento quedó con un hombre menos tras la expulsión de Dinamarca, pero el Depor no aprovechó su supremacía y en los últimos minutos se lo veía conforme con este deslucido empate.
El domingo próximo va la segunda final en el “Walter Alric” de Argentino.

En la primera etapa, Argentino fue levemente superior, tuvo la iniciativa y Sarmiento cometía demasiados errores al tratar de buscar desordenadamente llegar al gol.
Para destacar, una de Adrián Pomies cuando quedó mano a mano con Lamarque, pero la acción fue invalidada porque Veneciano interpretó posición adelantada.
Montenegro a los 33 minutos se lo perdió increíblemente, en la más clara del partido. Fue tras un pelotazo cruzado desde mitad de cancha que peinó Joaquín Salvi, y en el punto penal “el loco” ejecutó de media vuelta muy débil a las manos de Litre.
Sarmiento empujaba mediante Mércuri y Santaella pero no lograba lastimar a la muy bien plantada defensa del Depor.
La primera la Sarmiento fue a los 41 minutos. Santaella se escapó con el balón, ingresó al área, remató y pegó en un defensor. Le quedó nuevamente “al corto” que ensayó otro disparo que tapó Lamarque con el cuerpo. Cuando Santaella volvía a tener la pelota para definir, Veneciano invalido la jugada.

Partido para el olvido

En la segunda etapa, Sarmiento parecía estar más decidido a buscar el partido y a hacer valer la localía, tratando de no dejar pensar a D. Argentino.
A los 5 minutos de produce una falta innecesaria de Dinamarca a Salvi, cuando había varios defensores controlando al delantero. Esto generó un tiro libre, el propio Salvi ejecutó y la pelota se fue muy cerca del palo.
A los 15 minutos, el árbitro expulsó a Dinamarca de Club Sarmiento por doble amarilla.
Luego, el partido se puso muy discutido y trabado, y los dos generaron poco.
A los 21 minutos se lo perdió Allen tras una serie de rebotes en el área de Sarmiento.
Un nuevo amonestado en Sarmiento: amarilla para De Salvo en una nueva falta innecesaria.
Algunos de los cambios fueron: en Sarmiento ingresó Vigouroux por Pomies y en Argentino Sarlinga ingresó por Salvi.
Ambos clubes de Pigüé disputaron un partido malo, para el bostezo, apático, con poco juego, muy trabado y poblado de infracciones. No parecía una final. Hasta la hinchada se aburre.
Tiro libre para Sarmiento, tras falta a Vigouroux, la pelota se fue por arriba del travesaño.
Argentino no aprovechó su hombre de más y se lo veía conforme con el empate.
El planteo defensivo de la visita es bueno, Sarmiento le costó muchísimo encontrar espacios y por momentos debió jugar hacia atrás. Solamente Santaella buscaba para desequilibrar de contra.
En los últimos minutos, todo Sarmiento se fue arriba para tratar de llevarse el triunfo, pero no pudo.
A los 48 minutos, Veneciano decretó el final de este pobrísimo partido

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.