Juan Carlos Jaime hizo un balance sobre lo actuado por la policía en durante el 2010

Dio detalles de los operativos que develaron la creciente cantidad de personas que circulan armadas en las rutas. Brindó novedades sobre los casos de las ancianas de Bordenave y Villa Iris que hace unos meses fueron victimas de hurto de dinero. También informó sobre los operativos a concretarse durante la Fiesta de la Cebada.

El Subcomisario indicó que en la jurisdicción del distrito no se han cometido hechos graves y no se notó un aumento del delito.
“Los hechos sucedidos entran en los parámetros históricos y normales para el partido de Puan. Lo que sí disminuyó es la cantidad de episodios de abigeato (robo de ganado) sobre todo en la zona sur, hasta tornarse nulos”, informó.
En ese sentido, entre los motivos que lograron hacer descender esos indicadores delictuales, estuvieron la detención de dos sujetos de Bahía Blanca, relacionados a esta clase de ilícitos en la zona rural.

-Juan Carlos… hablando ya del ámbito urbano, una de las cosas positivas que deja el 2010 es la toma de conciencia de los motociclistas acerca de la necesidad de usar casco. Esta práctica, al principio resistida, se ha convertido en algo cotidiano.
“Sí, por fortuna, el uso de casco se ha extendido también a la gente que viene de afuera. Saben que en Puan deben usarlo, vienen con la documentación en regla, se cumple con todo lo reglamentado”.

-¿Cuál es su balance respecto de los operativos viales, realizados tanto en la zona urbana como en las rutas?
“En los operativos se ha evidenciado un número creciente de personas que viajan transportando armas de fuego. Hemos detenido gente que las llevaba sin ninguna documentación. Estamos hablando de armas de grueso calibre, llámese un 357 Magnum o una pistola 9 milímetros.
Se trata de personas que, por diversos motivos, han comprado este tipo de armas y no podemos determinar si lo hicieron para su seguridad o por otras razones.
Para tenencia y portación, el Registro Nacional de Armas (RENAR) exige un montón de requisitos, entre los que se cuentan un examen psicofísico para saber si la persona está en condiciones de tener un arma registrada a su nombre”.

-¿Es suficiente la cantidad de efectivos policiales en el distrito?
“El personal con que contamos en lo que es el ámbito de la Policía Comunal es escaso, se observa una disminución a consecuencia de las jubilaciones, y no tenemos incorporaciones.
En Puan se registran pocas altas y donde se concentra la mayor cantidad de demanda laboral es en Darregueira. Igualmente, el número de agentes es limitado para lo que es la extensión del distrito. Somos uno de los Partidos con más carencia en ese sentido”.

-Estamos próximos a una nueva Fiesta de la Cebada ¿Qué operativo planean desarrollar? ¿Es el mismo de todos los años?
“Es el mismo movimiento de años anteriores. Se afectarán 26 efectivos por día que trabajaran en la seguridad de la ciudad y parte de ellos será destinado al control del Predio”

-Hace unos días, nos enterábamos mediante partes de prensa de la policía que se dieron durante los festejos de la Navidad una serie de hechos, como ser trifulcas entre los miembros de algunas familias. ¿Hay más precisiones sobre esto?
“Estos hechos son comunes durante las Fiestas, donde pueden salir a relucir las internas familiares, que se potencian con la ingesta de bebidas alcohólicas.
En la tarde del 24 de diciembre detuvimos a Daniel Alejandro Rivas, quien portando un arma blanca, intentaba agredir al cuñado. A raíz de esto fue alojado en la dependencia, a disposición del Juez de Paz local. Rivas recuperó la libertad a las 6 de la mañana del 25 de diciembre”.

-Hubo otro hecho donde un sujeto con pedido de captura fue detenido y luego liberado ¿Por qué si estaba en esa situación se lo dejó salir?
“Los pedidos de captura no siempre tienen que ver con la imputación de un delito, en este caso estaba relacionado al no cumplimiento de un régimen establecido. Esta persona debía concurrir regularmente al Patronato de Liberados y una sentencia a cumplir ciertas pautas laborales comunitarias. Al no acatar esto, el Juez dicta la captura. En el caso del otro día, a nosotros nos ordenan que dejemos en libertad a esta persona, precisamente para que pueda regularizar su situación presentándose en sede judicial”.
-¿Fue reportado en estos días algún hecho con heridos por el uso de pirotecnia?
“No, gracias a Dios no pasó nada de eso. No hemos tomado conocimiento sobre alguna situación de esa naturaleza, ni tampoco el ingreso de algún lesionado al Hospital local”.

-Recordando los casos en que personas ancianas de Bordenave y Villa Iris habían sido engañadas en su buena fe por sujetos que les sustrajeron dinero y otras pertenencias… ¿Hay novedades sobre estos hechos?
Sí, en Bahía Blanca se resolvió un caso de sustracción de las mismas características que tiene relación los ocurridos acá y la justicia está en pleno proceso de investigación.
Resulta que una mujer recibió un llamado telefónico de alguien que dijo ser empleado de un banco, preguntando si ella tenía dólares en su casa, porque, según le alertó, querían constatar si eran auténticos, dado que andaban muchos billetes falsos.
Entonces, esta señora dice que sí, y el supuesto empleado le informa que mandará a otro compañero de trabajo, que estaría vestido de determinada manera. “Tenga cuidado que hay muchos ladrones”, le recomendó.
Cuando llegó al domicilio el sujeto en cuestión, la señora con mucha confianza le franquea el paso y termina siendo víctima de la sustracción.
Pero a su vez, un vecino había visto movimientos raros y alertó a la policía, cuando llegan los móviles, sorprenden al malhechor retirándose de la casa.
Estos implicados reúnen las mismas características de los que estuvieron en Villa Iris y Bordenave. Se determinó que eran del Gran Buenos Aires y se dedicaban a abusar de la confianza de los abuelos.
Si recordamos lo sucedido en las dos localidades del distrito, tenemos dos hechos de sustracción y otro de intento. Esto se produjo a principios de noviembre, cuando abuelas de Bordenave y Villa Iris fueron traicionados en su buena fe y permitieron el ingreso a la vivienda de esos sujetos.
En el caso de Bordenave, uno de ellos le pidió una plantita de aloe vera a una señora de 83 años, a la que acompañó al patio. Mientras tanto, un cómplice ingresó a la vivienda para sustraerle unos 2500 pesos.
Un hecho parecido sucedió en Villa Iris. Por esos días, allí también se reportó un intento que no llegó a mayores, gracias a la reacción de la persona que cuidaba a los ancianos. Todo sucedió cuando se percató de que alguien espiaba a través de la puerta. Cuando le preguntó qué quería, el sujeto dijo estar buscando a una costurera que vivía ahí, y preguntó si lo dejaban pasar.
En ese momento, quien estaba al cuidado de los abuelos, se dio cuenta de la presencia de otro individuo escondido detrás de una planta y llamó a la policía. Cuando los sujetos se vieron complicados, abandonaron el lugar”.

-¿A qué se debe la presencia de delincuentes del Conurbano Bonaerense en esta zona?
“Hay una migración delictual en casi todo el país, por eso nosotros hacemos tantos operativos que permiten evitar episodios de robo o hurto. Tenemos casos en Suárez, Pigüé. Olavarría y Bolivar de una banda que venía de Mar del Plata, los mismos que el 4 de octubre de 2009 habían sido detenidos en Villa Iris.
Luego recuperaron la libertad y después fueron nuevamente aprehendidos en otras ciudades.
Desde Coronel Suárez hicieron varios allanamientos en Mar del Plata, quedando así una serie de hechos esclarecidos. Secuestraron un cuaderno con anotaciones de direcciones de viviendas, con lo cual se supo que hacían inteligencia previa. Hasta donde sabemos, en ese listado no había domicilios de Puan.
Muchas veces, las personas se sienten incómodas cuando las paramos, pero estos operativos sirven para que los delincuentes eviten llegar a nuestra localidad”.

-Seguramente habrá sido interesante para usted la experiencia de brindar una serie de charlas preventivas sobre seguridad a gente de la tercera edad
“Las hicimos en todas las localidades, en base a las peticiones recibidas desde el Ministerio de Seguridad y el Intendente, como un modo de canalizar los reclamos de la población. En esa oportunidad, hicimos conocer algunas sugerencias a tener en cuenta para prevenir ilícitos y cómo actuar si un desconocido llama a la puerta
Fue antes de los hechos que describíamos antes y era una manera de saber dónde estábamos parados como policía, y si la comunidad estaba conformes con nuestro trabajo. En todas las localidades recibimos apoyo y también sugerencias para mejorar algunos aspectos de la seguridad.
Más que nada en Bordenave, estuvieron muy a favor de los controles de alcoholemia

-Muchas gracias por la entrevista y le deseamos un buen año 2011
“Igualmente para ustedes y felicitaciones por la página que está muy buena”.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.