Yamila Cafrune: “Estamos muy felices de haber venido”.

Ayer, luego de su presentación en el Balneario, la hija del legendario Jorge Cafrune dialogó con Todas las Voces y admitió haberse sentido muy a gusto en Puan, localidad a la que, según dijo, llegaba por primera vez.
“La pasé más que bien, cuando vimos el escenario y el entorno, nos sentimos muy afortunados por dedicarnos a lo que nos gusta”, señaló.
Y dio detalles de su nuevo disco, al tiempo que opinó sobre la actualidad del folclore.

“Terminamos el año en escenarios como el de ayer (por el día sábado) en Tornquist que era una belleza y el escenario de hoy. Miren lo que es, es maravilloso, saquen las fotos así los seguidores de Todas las Voces Puan pueden verlo”, nos decía Yamila al comenzar la entrevista.

-Yamila… ¿Conocías Puan?
“No, muchas veces hemos pasado, pero no habíamos venido a cantar al aire libre. Yo creo que es la primera vez que venimos. No creo recordar si estuvimos antes. Nos hemos sentido muy bien. Vos me dirás mañana cómo lo recibió la gente, pero yo pienso que muy bien”.

-¿Cómo fueron las gestiones para lograr traerte a Puan?
“Con Cora (Biondini, Directora de Turismo) estuvimos en Buenos Aires, en la Rural durante un espectáculo organizado por la Secretaría de Turismo de la Provincia. Nosotros cantamos en esa ocasión y ahí la conocimos a la niña, a Corita. Ella nos dijo que quería traernos, ver cómo se hacía. Uno conoce a mucha gente y las propuestas muchas veces no se concretan. Pero esta vez pudo hacerse gracias a Dios porque realmente estamos muy felices de haber venido”.

-¿Cómo ha sido para vos este 2010 que ya se va?
“Con mucho trabajo, hubo algún bajón en agosto y septiembre, entonces aprovechamos para descansar.
Las actuaciones vienen generalmente los fines de semana, cuando uno quiere estar con los chicos. Ellos, de lunes a viernes, tienen la escuela y otras actividades. Sábado y domingo que vos quisieras quedarte a dormir hasta tarde con ellos, no podés, porque salís el viernes a la noche para actuar.
Yo creo en las causalidades y no en las casualidades, y si la vida te pone en el camino mucho laburo lo tenés que hacer y cuando no te lo pone, es momento de aprender a respetar los tiempos.
Nosotros aprovechamos y la pasamos muy bien, empezamos a ver otras cosas. Hay espectáculos para llevar a cabo el año próximo. Hay un material hermosísimo llamado “El folclore va a la escuela”, donde venimos nosotros, más una pareja de baile, de manera gratuita a representar a todas las regiones musicales del país, pero exclusivamente destinado a los chicos de la primaria.
Al comienzo, queríamos hacerlo en las escuelas, en las periféricas sobre todo, pero se nos complica porque serían muchísimas y nos llevaría mucho tiempo.
Entonces, lo hacemos en un teatro para centralizar la presentación, las municipalidades nos contratan y venimos”.

-Estuviste cantando algunos temas de “Raíz”, tu último disco y contabas que era un disco nuevo, pero con canciones viejas. ¿Qué criterio seguiste para elegirlas, teniendo en cuenta lo amplio del repertorio folclórico?
“Fue terrible. Elegí las que más me gustan, pero se nos complicó porque hay un montón de canciones viejas. Yo soy alguien que disfruta más de esas canciones que de las actuales.
Fue complejo ver cuál seleccionar entre 60 o 100 canciones, pero tengo la ayuda de mi marido. Entre los dos buscamos las letras más relacionadas al objetivo general del disco. Unas eran más contestarías que otras y éste no era un disco contestatario. ¿A quién le vamos a contestar ahora? Ya no se usa.
Pero sí, la idea era tener una posición bien formada del objetivo, que era reivindicar las canciones antiguas y lo logramos”.

-El folclore se ha ido un poco reinventando, esto es propio de todos los géneros como una forma de seguir subsistiendo… ¿Cómo ves actualmente al folclore?
“Mirá… utilizaste la palabra exacta: “reinventar”. Están queriendo reinventar una cosa que ya está inventada.
Vos podés hacerle un arreglo más moderno, eso es lo único para reinventar. Pero el folclore es folclore, porque es ancestralmente nuestro. Ya viene siendo una costumbre y lo tomamos como tal.
Entonces, no podemos decir: “esta canción que hago yo hoy es folclore”, que sea una zamba no significa poder incluirla dentro del folclore. En todo caso, es tomar un ritmo folclórico y lo venís a hacer.
La cuestión es que “Zamba de mi esperanza” es folclore porque la gente la canta desde hace años y la tiene como propia.
Difícilmente exista un folclore joven, porque el folclore para ser tal no debe ser joven, debe tener un tiempo de arraigo en la sociedad.
Veo mucha gente que ya no se dedica al género; no la critico, me parece maravilloso que incursionen por otros caminos. Somos pocos quienes seguimos con el folclore tradicional o más antiguo.
Eso no quiere decir que nos rasquemos la espalda con las espuelas porque en mi grupo hay una guitarra eléctrica y la gente lo recibe muy bien”.

-Aparte, el público se va renovando
“Sí, claro. Pero volviendo a la pregunta anterior, veo bien al folclore pero veo pocos folcloristas”.

-Yamila… muchas gracias y suerte
“Muchas gracias a ustedes y felicitaciones por este escenario y la gente que tienen acá”.

También podría gustarte Más del autor

1 comentario

  1. María Rosa dice

    Yamila Cafrune ¡¡¡Excelente!!! estuvo en una fiesta de la cebada, hace unos diez o doce años, si mal no recuerdo, la trajo por cultura de la Nación Carlos Astorga, cuando era diputado.

Los comentarios están cerrados.