“Lavandas del campo”: Una empresa familiar que promete futuro

Las hermanas Ana y María Esther Favre presentaron a la prensa local el emprendimiento que desarrollan en su establecimiento ubicado en la ruta 67 a pocos kilómetros de la localidad de Puan.
Actualmente se encuentran incrementando los cultivos y una vez que las plantaciones lleguen a su adultez, las flores serán cosechadas para ser exportadas a países de Europa y Sudáfrica.
A futuro prevén producir aceite de lavanda para perfumería y otros derivados.

Ana y María Esther Favre, recibieron a la prensa el jueves en horas del mediodía, en un marco natural agradable, identificado por una imponente arboleda de eucaliptus.
A poco de llegar al establecimiento “La María Esther”, el visitante puede apreciar el aroma de las plantaciones de lavanda ubicadas en un terreno lindero a la casa.
La cordialidad tanto de las hermanas como de sus familias, dio un valor agregado al paseo por el predio.
En una entrevista con Todas las Voces, María Esther, quien es Ingeniera Agrónoma, explicó cómo fueron desarrollando el emprendimiento “Lavandas del campo”.

-¿Cómo surgió la idea de realizar este emprendimiento?

“En realidad primero evaluamos qué producción podíamos encarar en un espacio reducido y fue así que decidimos realizar el cultivo de lavanda.
Al mismo tiempo el INTA de Bordenave estaba trabajando desde hace unos años con aromáticas y como nos interesó siempre este tema, comenzamos a asesorarnos y surgió la posibilidad de hacer lavanda.
Además nos contactaron con productores de Sierra de la Ventana, ya que allí se encuentra la producción más importante del país para exportación con destino a perfumería. Ellos son quienes nos venden los plantines y nos compran la producción.”

-¿Cuánto terreno tienen destinado a la plantación?

“Las plantas de dos años están en un predio de 200 por 10 metros, plantadas a 1.40 m entre hileras y 60 cm entre plantas. El año pasado comenzamos a implantar 3 hectáreas más con lavanda.”

– A través de qué técnica van reproduciendo los plantines de lavanda.

-Esta planta es un híbrido entre la lavanda y el espliego que es otra variedad más ordinaria. Este lavandín es de muy buena calidad y se adapta fácilmente a distintos suelos y alturas porque son hijos de plantas cultivadas en las sierras.
El arbusto toma un tamaño bastante importante cuando llega a los 2 años y a partir de allí, se puede levantar la planta, extraer hijos o hacer esquejes.

-¿Cómo es la resistencia al frío y al calor?

“Son plantas que provienen de muy bajas temperaturas, estoy hablando de 15º bajo 0. Soportan perfectamente la nevada. Por ejemplo, cuando nevó en Puan, las plantas estaban espléndidas. También soportan con mucha facilidad la poca cantidad de agua. Con la sequía que ha pasado estos meses, las plantas estaban perfectas y de hecho han florecido.

-O sea que el cuidado que necesitan es mínimo.

“Como son orgánicas, debemos cuidarlas de la invasión de la maleza a la planta. El control se hace de forma manual. En realidad plagas no tienen, incluso repelen insectos como la hormiga. Hay veces que las hormigas las suelen cortar, pero inmediatamente la rechazan porque el aceite que contiene la lavanda es repelente.”

-¿Cuál es el costo inicial de esta producción?

“El costo comenzó siendo en pesos y desde el año pasado es en dólares. Fácilmente sale entre 4 y 5 dólares el plantín.”

-Y el valor de tu producción al momento de venderla…

“Aún no hemos tenido ventas porque hay que esperar que la planta tenga tres o cuatro años para realizar la cosecha. Nosotros aprovechamos las primeras floraciones porque hay que cosecharlas para la sanidad de la planta y las utilizamos para pequeños productos.”

-La forma en que queda la planta es la tradicional de los jardines o toma otra forma.

“En realidad es mucho más esférica que la lavanda de jardín, ya que esta última pierde forma después de cada floración. En cambio, el lavandín cuando uno lo poda, toma una forma esférica.”

-Hoy antes de la entrevista, nos decías que piensan realizar productos derivados de la lavanda, ¿Cuáles son los proyectos a futuro?

“En principio es la colocación de la lavanda seca para la exportación, pero la idea es incorporar los destiladores para obtener el aceite y elaborar productos.
Ahora se utiliza el aceite en los spa o los hoteles porque tiene propiedades relajantes. También se utiliza para realizar té.

-¿Qué países demandan la producción de lavanda?

“La lavanda es enviada principalmente a Alemania y a Sudáfrica.”

-¿Cuántas cosechas se hacen por año?

Tenemos dos cosechas que van desde fines de noviembre hasta principios de marzo, pero eso es ya cuando hablamos de una planta adulta de 4 o 5 años.

El detalle: Los invitados-entre los que se encontraba la Directora de Turismo, Cora Biondini- fueron agasajados con una mesa de fiambres y en la despedida, recibieron perfumeros con lavanda de un exquisito aroma.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.