Desde Bahía, más de mil productores de la zona reclamaron un precio justo para el trigo

En el marco del paro de comercialización de granos, hoy a las 11 de la mañana se realizó un encuentro en el predio de la FISA, ubicado en el Camino Parque Sesquicentenario.
Varios chacareros del distrito participaron de la reunión. Rubén Ceminari, productor de la zona de Darregueira, brindó un panorama de la situación

Al término del acto en la FISA, el Dr. Rubén Ceminari dialogó con Todas las voces.
“Hubo mucha gente y la convocatoria sirvió también para reafirmar la unidad de la Mesa de Enlace Agropecuario. El reclamo puntual es lograr el precio lleno del trigo”, apuntó.

-Rubén… ¿Cuál es el reclamo puntual de los productores?
“El Gobierno fija un precio para el trigo con el FAS teórico, que surge de la diferencia entre el precio internacional (lo que se paga en puerto) menos las retenciones.
Desde hace cinco años, tenemos una diferencia que va desde los $ 140 a los $ 200 por tonelada, que no le llega al productor.
En definitiva, esto es un robo a los productores de parte de los exportadores y algunos molinos. Entonces, se reclama que ese precio teórico sea un precio real y que al productor se le pague el precio lleno, que es el que fija el Estado, pero que en realidad no llega al productor desde hace mucho tiempo”.

-Seguramente se encontró con otros productores de nuestra zona… ¿Qué otras demandas existen desde el sector agropecuario?
“El debate se abrió con el tema del sudoeste, que es una región que debe diferenciarse. Hay una Ley, pero la Provincia ha hecho poco en ese sentido. Se nos exime de algún impuesto provincial, pero en realidad hace falta mucho más que eso.
Nuestra zona ya no tiene un problema de rentabilidad sino que pasó a tener un problema de sustentabilidad. El desierto nos viene pisando los talones en algunas zonas. Y por supuesto, el último censo marca lo que está pasando: mientras La Matanza creció un 40%, nuestros distritos achican año a año la población.
Este país crece pero no se desarrolla y el sector agropecuario está pasando por uno de sus peores momentos. Hay cada vez menos productores con una producción cada vez más concentrada. Se produce mucho pero en manos de pocos. No alcanza con que crezca la producción, hace falta también que se desarrolle.”

-En su defensa el Gobierno, representado por el Ministro de Agricultura Julián Domínguez, se respalda en los créditos a tasa cero que entrega a los pequeños productores para que no tengan que vender el trigo de inmediato.
“Hoy lo que se planteaba es que eso no sirve de mucho a esta altura. Lo que deberían hacer los productores es retener el trigo y no venderlo hasta tanto se implemente el precio lleno.
El mismo Gobierno es parte de esto. Nos hacen cumplir el FAS teórico y te dicen: “te damos el crédito hasta que el trigo valga”.
En realidad, ellos son quienes deberían garantizar ese precio, que además fijan ellos.
Da risa porque lo llaman “FAS teórico”, de movida te aclaran que es teórico, pero en realidad en la práctica no existe.
Lo ideal es que ese precio teórico sea práctico y lo podamos percibir todos.
Se hablaba de que hubo una transferencia de 2500 millones de dólares en los últimos años a las cinco o seis empresas exportadoras más grandes y que esta cosecha es del orden de 700 millones de dólares. Esa cifra no es de retenciones, sino que surge de la diferencia de plata que no pagan los exportadores entre lo que es el FAS real y lo que están pagando en concreto.
Es plata que nos han sacado del bolsillo, es un robo liso y llano a los productores.”

-¿Se encontró con muchos productores del distrito de Puan?
“Había gente de Puan, Villa Iris, 17 de Agosto, Felipe Solá y Darregueira, desde donde inclusive se movilizó un colectivo.
Espero que el Ministro (por Domínguez) también tome parte de esto, debería haber estado acá en lugar de andar mordisqueando los talones en otros pueblos de la zona. Hay que buscar soluciones de fondo.
Con el gran problema de la tucura, están trayendo curitas. Dejan subsidios, andan repartiéndolos como si fueran caramelos entre los chicos.
En realidad las soluciones de fondo, son políticas a largo plazo, con políticas inclusivas que fomenten el desarrollo y no seguir sosteniendo pobreza, tal como parece ser la política. Salir a sembrar pobreza para cosechar votos”.

-¿Cuáles serán los pasos a seguir luego de este cese de comercialización?
“Esto de Bahía no fue una asamblea, sino un encuentro. Arrancaron en Rufino (Santa Fe) hace una semana, hoy están acá. Y esto sigue por el norte de la Provincia y por Santa Fe.
El paro termina el domingo y es la primera acción concreta que se toma. Se remarcó la necesidad de estar juntos y que el campo vuelva a estar en la agenda de los problemas. La gente creía que no había más dificultades, cuando en realidad no se solucionaron en ningún momento.
La Mesa de Enlace se llevó la idea de que en esta zona hacen falta medidas urgentes para sostener la producción, porque también es un modo de sostener a nuestros pueblos”.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.