El temporal del fin de semana dejó secuelas en varias localidades de la zona

El sábado por la noche en Carhué los daños alcanzaron la franja central del pueblo. Árboles rotos, chapas arrancadas y escombros de diferente naturaleza, algunos de los cuales fueron desplazados por el viento a lo largo de varias cuadras.
No hubo que lamentar consecuencias personales o materiales de consideración. El destrozo de mayor cuantía lo padeció la Escuela N1º1.
Hasta horas de la madrugada del domingo, bomberos y personal municipal asistieron en la emergencia a vecinos y turistas acampantes que se aprestaban a disfrutar de un fin de semana de música.
La Escuela 1 sufrió destrozos en un sector de aulas en el que se dicta la secundaria. Se voló el techo de chapa de esas instalaciones estropeando el resto de la mampostería e instalaciones. Los directivos y cooperadora se mostraron muy preocupados por la gravedad del daño y esperan poder contar con el apoyo para repararlo antes del inicio del ciclo lectivo.
El sábado las fuerzas vivas de la mayoría de las ciudades tuvieron mucho trabajo, tras el intenso temporal de viento, agua y tierra que provocó voladuras de techos, caídas de árboles e incluso mantuvo cerrado el camino de la Ruta 3 hasta esta mañana que se preestableció el servicio.

En Tornquist.
Los vientos superaron los 150 km/h y volvieron a ocasionar destrozos en la localidad. No sólo cayeron cables y decenas de árboles, sino que también se volaron techos y hasta se desmoronó una antena de una emisora de radio de 60 metros.

Monte Hermoso
El paso de la tormenta no dejó heridos. El jefe de bomberos del balneario, Jorge Farre, informó que la tormenta se presentó en dos períodos, durante la tarde, y luego por la noche hasta la madrugada. “Tuvimos mucho trabajo por el fuerte viento. No hubo ningún alerta”, indicó.
La tormenta derribó carteles, originó problemas en algunas columnas del Polideportivo municipal, y voló techos, incluido el del parador ubicado en la intersección de Legh II y Costanera.

Benito Juárez
A las 21 horas del sábado fueron convocados los servicios de los Bomberos Voluntarios para acudir en ayuda de una familia afectada por la voladura de una parte del techo de su vivienda ubicada en calle Suipacha al 600 de Barrio Pachán, propiedad de Teresa Marquez. Afortunadamente no hubo que lamentar lesionados, sólo daños materiales. El Intendente Gamaleri se hizo presente en el lugar acompañado de una funcionaria de Desarrollo Social. El incidente fue producto del fuerte viento que azotó la planta urbana por algunos minutos durante el pasaje de un frente de tormenta que se abatió sobre la ciudad poco después de las 20:30.

(Texto y foto DSR Medios)

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.