Lo que el agua se llevó…

Las fuertes lluvias caídas en los últimos días dejaron como saldo la destrucción de parte del asfalto recientemente inaugurado en agosto de 2010, sobre las calles Pueyrredón y 9 de Julio de Puan.
La correntada del agua que viene en bajada y deriva por esas arterías, levantó la carpeta asfáltica de algunos sectores como si fuera de papel, y en otros casos la dejó con visibles daños, según lo testimonian las imágenes que se publican más arriba.
Resulta llamativo además que en esa zona de la localidad haya calles sobre la que hace muy poco tiempo se construyó el pavimento, pero sin el cordón cuneta correspondiente.

En el Barrio 25 de Mayo

Según un informe publicado hoy por La Nueva Provincia, debido al temporal de lluvia, los bomberos puanenses también tuvieron que asistir a varias familias que sufrieron la inundación de sus casas. La situación más grave se dio en el barrio 25 de Mayo –ubicado al lado de la laguna– donde se anegaron dos viviendas.
El jefe de bomberos de Puan, Oscar Goñi, refirió que el problema se dio porque las bombas extractoras no dan abasto para sacar el agua que ingresó al barrio, que está rodeado por un terraplén. El cuerpo también debió atender llamadas por desagües y canaletas obstruidas.
En Darregueira, el delegado Rodolfo Anerot señaló ayer que no hubo problemas de inundaciones, aunque en forma preventiva se colocó una bomba de desagote sobre calle Sarmiento, en el barrio El Perejil, para evitar posibles anegamientos.
También dijo que hoy se intentaría solucionar un pequeño problema de escurrimiento de agua que se dio en el barrio San Cayetano, sobre calle Paraguay. Allí se hará un badén o entubando para que corra el agua.

En la zona

En Pigüé la copiosa lluvia, además de los habituales anegamientos de la zona céntrica, provocó que debieran ser evacuados dos campamentos que se hallaban en el parque municipal Fortunato Chiappara: un grupo de 65 chicos y jóvenes de Buenos Aires, quienes fueron alojados en el templo parroquial; y otro grupo de 75 personas de Acción Católica de la parroquia San Luis Gonzaga, de Bahía Blanca, quienes fueron ubicados en el SUM del Instituto Niño Jesús.
Los primeros tienen previsto permanecer en esta localidad hasta el domingo y, el grupo bahiense, hasta el sábado, siempre y cuando el tiempo mejore.
En la cercana localidad de Saavedra, ante la crecida del arroyo Sauce Chico, los bomberos locales y de Dufaur también debieron salir al rescate de un grupo de 77 scouts que estaba acampando en la estancia San Mario.
Se informó que, debido a la crecida del curso de agua, los jóvenes perdieron algunas pertenencias, pero se logró rescatar a todos y llevarlos al casco de la estancia.
En la localidad de Carhué, si bien no hubo registros importantes (43 milímetros), se debió evacuar a unos 150 scout que se encontraban acampando en el camping municipal La Chacra y también a la vera del camino que conduce hacia el balneario El Cristo.
Apenas pasadas las 3, una intensa lluvia provocó la inundación de las carpas y sus ocupantes debieron ser trasladados a la Escuela Nº 40 de la localidad, donde permanecen hasta el momento.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.