Una invasión de aguavivas empaña las vacaciones en Pehuen Co y Monte Hermoso

La invasión de aguavivas es el tema por estas horas en las playas de Pehuen Co y Monte Hermoso. El sofocante calor, con temperaturas que superaron los 39 grados, retiene a los turistas en la costa. Pocos se animan a meterse al agua y el personaje más odiado de la temporada es sin dudas: la medusa.
Ante esta presencia indeseable, muchos optaron por acercarse al mar con botellas de plástico, que llenaron de agua para luego refrescarse el cuerpo. Mientras el viento norte siga soplando habrá que “aguantarlas” en la costa, no queda otra, dicen una y otra vez los lugareños.
En Pehuen Co, por ejemplo, unos 600 bañistas fueron atendidos por los guardavidas el día sábado y una cantidad similar el domingo según informa el diario digital El Rosalenio.
Los filamentos de las medusas toman contacto con los que se meten al agua provocando una reacción en la piel con sensación de ardor y dolor y en casos más graves temperatura. Los guardavidas poseen cremas a base de ácido pícrico y lidocaína para aliviar el dolor.
Las recomendaciones que hacen los profesionales son: Bajo ningún concepto, así lo indique el tío experimentado, se pase y refriegue arena. Esto no hace más que empeorar e irritar más la herida.
Trate de lavar la zona con agua dulce y si es posible fresca, esto quitará la sal y aliviará el ardor, y luego trate de quitar los restos de filamentos que hubiesen quedado adheridos a la zona. Colocar la parte afectada en la sombra. Puede ponerse hielo o algo frío.
Si la herida es grande y sobre todo en los niños, acuda a la sala de Primeros Auxilios.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.