Unas 500 personas estuvieron en el acto de Ricardo Alfonsín en Bahía

El Pre candidato presidencial compartió un acto en la calle. Asistieron dirigentes políticos de la Sexta Sección Electoral y de las Provincias de Río Negro y La Pampa.
Entre la gente se pudo observar la presencia del intendente Horacio López.

El viernes, con un discurso que se extendió por una hora Ricardo Alfonsín se hizo presente en Peatonal Drago de Bahía Blanca en un acto que compartió de cara a las internas del 30 de Abril como pre candidato a Presidente de la Nación.

Acompañaron a Alfonsín. Gerardo Morales (Senador). Angel Rozas (Presidente del Comité Nacional) y Miguel Bazze (Comité Provincia), además del Diputado Nacional Juan Pedro Tunesi, Juan Manuel Casella y Juan Carlos Cabirón, entre otros.
En su discurso Alfonsín destacó que si es Presidente trabajará en el Plan Crianza y Hambre Cero. A los jubilados por su parte prometió pagarles lo que les corresponde e hizo principal hincapié en recuperar los ferrocarriles que gastan por día 5 millones de pesos y son deplorables.
Sobre la elección se preguntó, en una parte del discurso, si uno elegiría a un amigo poco serio o a una pareja mentirosa. Porque entonces vamos a elegir a un gobierno mentiroso recalcó.

“Adelante Radicales”

“Volvemos a esta calle, que es nuestra, para mostrarle al país que los radicales de Bahía estamos con Alfonsín”, aseguró el locutor Miguel Martos desde el escenario rojo y blanco, mientras sonaba de fondo la vieja marcha partidaria, aquella del “Adelante radicales, adelante sin cesar”.
Eran las 20.33 y fue el momento de la primera ovación que realizaron las 500 personas que se acercaron para participar del acto de campaña de Alfonsín, quien competirá en las internas del próximo 30 de abril contra el senador Ernesto Sanz.
Con un estilo coloquial, que en muchos tramos pareció una charla abierta a las opiniones de los concurrentes, Alfonsín utilizó su carisma –al igual que su padre– para enfatizar los pasajes del discurso con ironía, enojo, explicación o arenga.
Eso sí, todo con un denominador en común: demostrarle al electorado que la Unión Cívica Radical está lista para disputarle al Frente para la Victoria las presidenciales de octubre, forzar el balotaje y ganar en la segunda vuelta.
“Les aseguro, más allá de lo que digan ciertas encuestas: la sociedad quiere cambiar. Y si, de acá a octubre, hacemos las cosas como se debe, les aseguro que cambia el partido de gobierno en el 2011”, exclamó.

“Permiso muchachos”

Ya entrado en calor, el precandidato se quitó el saco con un “Permiso, muchachos”, y retomó su discurso, en el que minimizó la importancia de las internas, y se dedicó a esbozar las primeras líneas de lo que sería su plan de gobierno.
Habló de un “Plan Crianza”, de otro de “Hambre Cero”, de la ampliación del plan de “Asignación Universal” y de que es posible pagar el 82% móvil a los jubilados. También se refirió a “quitarle el pie de la cabeza” al campo, de recuperar los ferrocarriles y rehacer todas las rutas, y de asumir por fin los “costos políticos” que implicaría erradicar la corrupción estructural.
Alfonsín evitó cualquier comparación con la recordada campaña de su padre en el triunfo electoral de 1983, aunque sólo se permitió una analogía sobre las urgencias políticas del radicalismo de entonces y el actual.
“En aquella época, peleábamos por la vida y contra la muerte. Hoy, con otras palabras: hambre, falta de educación, inseguridad, estamos peleando por las mismas cosas”, remarcó.
También sorprendió al omitir menciones directas a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner o a sus funcionarios más polémicos, como Aníbal Fernández o Guillermo Moreno, aunque no por eso evitó las críticas al modelo oficial.
“¿Ustedes elegirían tener un amigo poco serio? Seguro que no, ¿elegirían a una pareja mentirosa? Tampoco, ¿y entonces por qué vamos a elegir a un gobierno mentiroso?”, desafió.
Dedicó, sí, unos párrafos a la tarea del Indec (“es una truchada”, fustigó) y también a los montos destinados para la publicidad oficial, en particular en la Provincia.
“Gastan cuatro millones de pesos para hacerse autobombo, diciéndonos lo bien que está todo, pero no son capaces de controlar el desastre que es Ferrobaires”, acusó.

Con mujeres en la Casa de la Cultura

Política de género y universitaria, cuestiones sociales, culturales, económicas y jurídicas fueron los temas que por la tarde de ayer, en la Casa de la Cultura de la UNS, Ricardo Alfonsín trató con mujeres representativas de diversos sectores de la ciudad.
Del encuentro participaron Miriam Larrea (defensora general adjunta en el fuero Civil), María del Carmen Vaquero (vicerrectora de la UNS), Patricia Galassi (música, actriz y poeta), Karina Zukerman (Asociación Mundial de Pintores Sin Manos y Asociación Integral Humanista de Personas con Discapacidad), Silvia London (doctora en Economía) y Amanda Heguilén (referente en educación Especial).
Alfonsín enfatizó el estimulante valor de las becas para la educación superior y evocó a las medidas que en ese sentido tomó su padre, en la década del ’80.
“Un país se construye con estudio, conocimientos y pasión. Es muy doloroso que haya tantos padres que vean a sus hijos sin posibilidades de estudiar o trabajar”.
Alfonsín también afirmó que a la política actual le faltan honestidad intelectual y seriedad, y que el oficialismo y la oposición deben entender que los valores son fundamentales para la consolidación del país.

(Noticias Tornquist y La Nueva Provincia)

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.