El final menos pensado: River empató y descendió al Nacional B

Belgrano igualó 1-1 en el Monumental ante el equipo de Jota Jota López y ascendió a primera división; Mariano Pavone, quien desaprovechó un penal en el complemento, abrió el marcador del encuentro; Guillermo Farré empató el partido en el complemento
Jamás nadie se lo imaginó. River, el equipo que más torneos locales ganó en el fútbol local, jugará en la Nacional B. El dolor de los jugadores del hincha millonario es infinito. Inimaginable para quienes ni profesan su fe por el club de Núñez. El equipo de Juan José López empató 1-1 en el Monumental ante Belgrano, y tras caer en el partido de ida de la Promoción por 2-0, River descendió al Nacional B. Los cordobeses ahora son de primera.
Mariano Pavone abrió el marcador del encuentro en el primer tiempo y Guillermo Farré igualó el partido en el complemento. Sergio Pezzotta no le cobró un claro penal de Claudio Pérez sobre Leandro Caruso en los primeros 45 minutos y Pavone desaprovechó un penal en el segundo tiempo.
El partido. Hizo el gol en el momento que más lo necesitaba. A los cuatro minutos, Sergio Pezzotta a instancias del juez de línea, anuló correctamente por off side un tanto de César Mansanelli. Un minuto después, Pavone, con un gran remate desde afuera del área, abrió el marcador. Los hinchas millonarios se sacaron el nudo de la garganta con un grito desaforado y a partir de allí River fue el claro dominador del encuentro.
Con Juan Pablo Carrizo como pilar bajo los tres palos, las proyecciones del tucumano Roberto Pereyra, otra muy buena actuación de Lamela y la potencia temeraria de Pavone, el equipo de Jota Jota estaba cada vez más cerca del segundo. El gol le dio River la confianza que tanto necesitaba.
Luego de un claro penal de Claudio Pérez a Leandro Caruso, que Pezzotta no cobró, Olave le tapa el segundo a Pavone. Para Belgrano, lo más cerca que estuvo fue un mano a mano que Carrizo resolvió bien ante Juan Carlos Maldonado. Finalizaron los primeros 45 minutos y River pudo haber sido ido al descanso con una ventaja mayor.
En el complemento, Farré dio el golpe de su vida a River. Aprovechó una desinteligencia de Juan Manuel Díaz y Ferrero, a los 16, igualó el encuentro y estaba más cerca que nunca la primera división. Como si se tratase de una película de suspenso, enseguida, desde los doce pasos (tras un falta de Tavio a Caruso) Pavone contó con la chance de volver a poner a River en ventaja. Pero Olave se quedó con el balón. Fue un nuevo mazazo para el conjunto millonario que ya no contenía sus nervios ni jugaba con la soltura del primer tiempo.
El equipo millonario no tuvo reacción y el final que sólo los más optimistas hinchas piratas se cumplió.

(La Nación)

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.