Pancho Aquino: “La sonrisa y la mirada de los chicos es el mejor regalo que tengo”

Pancho Aquino en la Escuela Nº1

En el marco de los 125º Aniversario de la Escuela Nº1 Domingo Faustino Sarmiento, desde ayer se realiza la Feria del Libro con el escritor Pancho Aquino.
Hoy durante la mañana y parte de la tarde, también brindó charlas a alumnos de Jardín de Infantes, Primaria y Secundaria.
El poeta nacido en Berisso, cuenta con 46 libros editados y traducidos al español, portugués, inglés, francés, italiano, quichua y guaraní. Sus textos especialmente dirigidos a los niños (y no tan niños), rescatan valores y sentimientos esenciales como el amor y la amistad.
Actualmente vive en Florencio Varela, pero su vida transcurre entre viaje y viaje por todo el país llevando su bibliografía a los lugares más recónditos. Y con él, sobre un batán fileteado, lleva el “mate itinerante” de 3.60 m de alto por 1.50 de ancho.
“En la televisión de Holanda vi un huevo de pascua gigante, entonces dije: bueno, nosotros vamos a hacer un mate gigante. Argentino Luna era el padrino, falleció mi amigo. La frase “entre mate y mate vamos haciendo amigos”, incluida en el batán, era de él. Teníamos planeado bastantes cosas, le estaba por hacer una zamba al mate.
Esta es una forma de estar más cerca de la gente. En su tipo es el más grande del mundo y el más ligero, porque a veces va a 130 km por hora,” confió a Todas las Voces entre risas.
“Cuando fui a Uruguay, había más de 100 metros de cola para sacarle fotos, eso era impresionante. Les encantó,” agregó.

En primera persona.

Su primera visita a Puan. “La última vez que estuve en Puan fue en el 2006, por una invitación del Instituto María Susana, recuerdo que fui declarado Huésped de Honor.”
Viajes. “Durante todos estos años recorrí el país de norte a sur. Hago 60.000 km por año, siempre prefiero ir a las localidades chicas, me siento mejor, me tratan como una persona. En las grandes ciudades se ve el poder de cualquier tipo, el que tiene un coche bueno ya tiene poder. Entonces, no me gusta el poder. Me gusta la gente humilde, de trabajo y en los pueblos encuentro todo esto.”
La relación con el lector. “Es excelente porque la gente es muy buena, inclusive los que viven en Buenos Aires y te tropellan. Están acelerados pero si vienen acá, cambiarían totalmente.”
Los niños. “Ellos me hicieron preguntas durante una hora y media, hasta que uno me preguntó: Pancho, ¿qué edad tenías cuando naciste? Ellos, con sus interrogantes, nutren mi agenda de anécdotas.
Comienzos. “A los 53 años dejé de trabajar en una maderera y empecé a escribir. Y no paré más, lo hice sin pensarlo.”
Creación. “La inspiración viene cuando quiere ella, en cualquier momento, no hay horarios.”
Ocupación. “Estoy escribiendo para 11 países. Por ejemplo, la directora de la revista me llama y me dice: tenés que escribir para la República Checa. Antes de redactar, entro a internet y me fijo la situación socio económica del lugar.
Internet favorece mi labor, es una maravilla que nos ha regalado la vida. Me ayuda mucho.”
El mejor regalo que te da esta actividad. “La sonrisa y la mirada de los chicos, es el mejor regalo que tengo. Me han devuelto años de vida.”

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.