4º Cabalgata de Peregrinación a la Iglesia de López Lecube

Más de un centenar de jinetes llegaron hasta la Iglesia Nuestra Señora del Carmen de López Lecube, el domingo pasado con motivo de realizarse la cuarta peregrinación al templo.
Como todos los años, se recibió la Virgen del Carmen escoltada por las agrupaciones tradicionalistas que, en sendas columnas, llegaron desde Felipe Solá y Pelicurá.
Las actividades continuaron con números de destrezas criollas, resultando ganadores
Marcelo Delgado del Centro Criollo “Atahualpa Yupanqui” de Felipe Solá y Jacinto López del Centro Criollo “10 de Noviembre” de Bordenave.
A las 16, Alberto Dumchan, sacerdote de la parroquia de Darregueira, ofició la misa acompañado por el coro villaerense “Markamasi”.

Donaciones

La Asociación Amigos de la Iglesia, recibió un subsidio de 20.000 pesos por parte del intendente Horacio López y el secretario de Hacienda Facundo Castelli que será destinado a la reparación del techo del templo.

**********

La historia de un templo que emerge de la silenciosa llanura bonaerense

La iglesia “Nuestra Señora del Carmen” es una capilla construida en la localidad de López Lecube, distrito de Puan. Ubicada a 17 km de Felipe Sola, cuenta con un excepcional valor material, histórico y cultural resulta una obra considerada como una de las más importantes de la provincia de Buenos Aires.
Fue inaugurada el 31 de Agosto de 1913 por Don Ramón Abraham López Lecube, uno de los más prestigiosos productores del sur bonaerense.
Ramón López Lecube, nacido el 21 de Abril de 1852 en Goya, Provincia de Corrientes, y fallecido en 1920, llegó a las tierras pampeanas en 1880 en medio de la necesidad de “conquistar y poblar estos terrenos desiertos” durante la presidencia de Julio A. Roca, amigo personal.
El 8 de Noviembre de ese año, arribó a estos pagos y fiel a su espíritu emprendedor y progresista, adquirió 50.000 hectáreas de suelo donde construyó la historia del pueblo que lleva su nombre en honor.
Luego de un episodio en el que logra librarse de ser atacado por nativos de la zona, Don Ramón, hace una promesa a partir de la cual nace la Iglesia.
Nuestra Señora del Carmen, es un templo de magnificas características arquitectónicas; la historia de su construcción, iniciada en el año 1912, esta teñida de mitos y leyendas, hoy confirmada por sus familiares.
Los planos estuvieron a cargo del Ingeniero Pedro Jurgensen, y, al mando de Gerardo Pagano, para su construcción fue contratada la mano de obra más calificada de la época, proveniente desde Bahía Blanca y Buenos Aires.
Esta obra arquitectónica; financiada exclusivamente por Ramón López Lecube, propietario además del suelo en la que se erigió la capilla; es, según los expertos, digna de una ciudad señorial y construida a semejanza de algunas iglesias del viejo continente.
Esta cimentada de ladrillo, hierro y granito, sorprendente por la solidez de su casco. Por su parte, las piezas artísticas que se encuentran en el interior de la Iglesia fueron talladas por renombrados artistas del viejo mundo, tal como el italiano Vittorio Caradossi.
Dentro de las instalaciones que la conforman se destacan sus pisos de mosaico granítico y sus piezas especialmente artísticas, entre ellas; los cuatro altares y las imágenes alegóricas de la religión hechas de Mármol de Carrara. Los materiales con la cual fue erigida esta capilla fueron especialmente traídos por Ramón López Lecube desde el continente europeo.
Los 12 vitreaux que representan las imágenes de varios Santos, una secuencia del Vía Crucis, la imagen de Cristo, las imponentes esculturas y la Virgen del Carmen en el frente de la misma, fueron importados, asimismo, directamente desde Italia, tal como todas las instalaciones de sólido roble que conforman la escalera y los bancos de la capilla.
En la galería Izquierda, por aquellos años funcionó una escuela hasta 1951, en la que ésta se traslado a un nuevo edificio.
Luego de estar 32 años al frente el Reverendo Padre Don Carlos Megni, de resultar en abandono casi por dos décadas, y de quedar finalmente en manos de los padres Franciscanos en 1966, la historia del pueblo a partir de la partida del ferrocarril y su iglesia dejan esta imponente instalación en las precarias condiciones.
En la actualidad, el edificio fue cedido en comodato a la municipalidad de Puan y cuenta con el permanente cuidado de la “La Asociación de Amigos Nuestra Señora del Carmen de López Lecube.”

También podría gustarte Más del autor

1 comentario

  1. Norma dice

    Me gustaria hacer una recorrida por esos lugares para recordar el lugar donde vivi siendo pequeña, aunque tengo en mi memoria los momentos pasados en ese casi desierto.

Los comentarios están cerrados.