Ámbito Financiero destaca el resultado electoral de Puan y Salliqueló

Con el título “El milagro de los intendentes que le ganaron a Cristina” el diario capitalino resalta la derrota de la presidenta en dichos distritos.

Buenos Aires – El arrollador apoyo que recibió Cristina de Kirchner en las primarias del domingo en la provincia de Buenos Aires tuvo dos reveses en el interior: Salliqueló y Puan. En esos dos partidos de la sexta sección electoral bonaerense, los vecinos le dijeron «no» a la candidata del Frente para la Victoria, y en ambos casos los votos ungieron como vencedores a Ricardo Alfonsín y Javier González Fraga, la fórmula de UDESO.
Si bien a nivel presidencial el oriundo de Chascomús se alzó con el triunfo, en los dos distritos consiguió menos votos que los que obtuvieron los candidatos a intendente por UDESO, situación que explica en gran medida la derrota de Cristina.
Históricos bastiones de la UCR, como gran parte de los partidos vecinos, estos distritos comparten la matriz económica sustentada fundamentalmente en la actividad agropecuaria y agroindustrial, en una región ideal para la producción bovina, que perdió algo de terreno ante el boom sojero.

Causa

En Salliqueló, uno de los partidos más pequeños del interior bonaerense con 80 mil hectáreas de extensión, viven 8.573 personas tal como lo estableció el último Censo. Desde 1999, su intendente es Osvaldo Enrique Cattáneo, quien pese a estar «muy dolido con el partido» sigue siendo radical. En las elecciones primarias, el actual jefe comunal salliquelense venció en la interna de UDESO al candidato del denarvaísmo Juan Miguel Nosetti.
Justamente, en esa disputa, Cattáneo encuentra la clave de por qué Cristina de Kirchner perdió en Salliqueló. «En la interna de UDESO las dos listas concentraron el 85% de los votos y el 15% fue para el Frente para la Victoria. Mi lista, que obtuvo el 63% de ese porcentaje, traccionó al revés, es decir, le dimos votos a los de arriba. De hecho mi lista obtuvo el 54% y Alfonsín el 42%, esto da una idea de por qué Alfonsín superó a Cristina de Kirchner», explicó Cattáneo en diálogo con este diario.
Un escenario similar se dio en Puan, de poco más de 600 mil hectáreas y 15.600 habitantes, en donde Alfonsín venció a Cristina al quedarse con 3.728 votos, pero sacó menos que los 4.764 sufragios que consiguió Facundo Castelli, el candidato a intendente por UDESO.
Como viene sucediendo en las elecciones de 2011, los electores se volcaron en los dos partidos por la continuidad. Es que en Puan, el actual intendente Horacio Luis López gobierna desde 1999 por el llamado Frente Vecinal para el Crecimiento conformado por una base radical y un peronismo residual. Este año decidió dejar su lugar a Castelli para conseguir la candidatura como senador provincial por la sexta sección para los comicios de octubre.
Para Cattáneo, haber sacado más votos que el precandidato presidencial de UDESO también es consecuencia del acuerdo electoral entre Alfonsín y De Narváez que «no benefició a ninguno de los dos». Y agregó al análisis: «La UCR se estaba recuperando mediante el esfuerzo que hacemos en el interior exhibiendo ejemplos de administraciones municipales. De la mano de ese esfuerzo el partido se comenzó a fortalecer y lamentablemente con este acuerdo ha caído porque el porcentaje de votos que obtuvo Alfonsín lo muestra claramente».

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.