Domínguez visitó Villa Iris a solicitud del cabañero Juan Manuel Garciarena

El productor agropecuario recibió al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, en su establecimiento rural para dialogar sobre el proyecto de producción avícola que planea desarrollar en Villa Iris.
Domínguez también estuvo acompañado por Haroldo Lebed, director nacional de Emergencia y Desastre Agropecuario. Durante la visita se reunieron con la Asociación de Productores y donaron 100.000 pesos al Taller Protegido de Producción Incahuen.

En diálogo con Todas las Voces, el propietario de la Cabaña Santa Paula, Juan Manuel Garciarena, explicó cómo se había dado la visita del Ministro de Agricultura, Julián Domínguez.
“Al Ministro le planteé algunos temas de esta zona sur del distrito, en realidad él no vino en una visita oficial, fue por un proyecto que queremos desarrollar en Villa Iris. En la provincia de La Pampa hay un frigorífico finalizado en Bernasconi, y estoy haciendo todo lo posible para que una empresa de Entre Ríos, dedicada a la producción de pollos, que es muy grande y que exporta a más de 40 países, se instale aquí,” adelantó.
“Una de las cosas más importantes a hacer en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires y sur de La Pampa, es la implementación de proyectos donde no dependamos toda una vida de que llueva o no llueva. Esto daría trabajo al campo y al pueblo, con una entrada de divisas fija,” añadió.
Las primeras tratativas para conseguir la visita del funcionario nacional, fueron realizadas ante Haroldo Lebed, director nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios.
“Cuando hablé con Lebed, le pregunté si el Ministro podía venir, pasaron alrededor de ocho días y me dijeron: prepare un churrasco que vamos a ir hasta Jacinto Arauz, donde nos reuniremos con gente de La Pampa y veremos qué se puede hacer”, relató Garciarena.
Consultado sobre la impresión del Ministro sobre la zona de Villa Iris, dijo: “Creo que se fue un poco preocupado. Le hice ver cómo era producir acá y que si bien ahora estaba viendo una zona muy mejorada, ésta había pasado seis años de una sequía intensa. Dijo que tenía la orden de la Presidenta de preocuparse mucho por los distritos del sudoeste, porque era una de las peores zonas productivas del país. Además va a evaluar qué se puede hacer para todo el Sudoeste. Va a ir también al norte del partido, lo va a recorrer todo.”
El cabañero contó que era la primera vez que se encontraba con Domínguez.
“Me causó la impresión de ser una persona con ganas de hacer. El 24 de setiembre vuelve a Villa Iris a participar de una exposición que organiza la Asociación de Productores. También prometió venir y darle una ayuda importante al Taller Protegido Incahuén que se encuentra con problemas de dinero,” dijo.
Por otra parte, contó que la Asociación de Productores de Villa Iris se reunió con el Ministro y le entregó dos petitorios.
Acerca de si hubo alguna molestia por parte de las autoridades municipales por no haber participado de la visita del Ministro, Garciarena respondió: “No hubo molestia por parte de las autoridades municipales por no haber estado. No tendría por qué ser, porque no fue una visita oficial, en realidad él venía a La Pampa.”
“Estas cosas al que siempre le traen problemas, es a Garciarena. Pareciera que he sido elegido como un referente, pero se sabe bien que no soy kirchnerista ni peronista.
Quizás sea por la trayectoria de mi pequeña cabaña en distintos lugares del país, y en donde salen elegidos animales de esta zona semiárida, como dijo el presidente de Hereford en la cena de La Rural donde habían 850 personas,” expresó.
“Hoy me llamaron radios de Buenos Aires y yo les dije: por qué no me llamaste cuando salió el Gran Campeón. Me llamás cuando viene el ministro a comer un cordero a mi casa y eso me parece raro.
Tengo mi conciencia tranquila y mi familia que sabe cómo me manejo y que no voy a hacer política nunca. Ojala sea otro el gobierno dentro de cinco años, pero también trataré de acercarme para conseguir para mi zona, mi pueblo, porque si no los proyectos se van a otro lugar.”
“Ayer al Taller Protegido le dejaron 100.000 pesos, esto le cambia la cara y la vida a todos los chicos que allí asisten. Con esto yo me siento bien, como me sentí en aquel momento cuando traje el maíz, sabiendo que no había otra manera y que era la única posible. Así fue que arriesgué, lo hice y me costaron algunas cosas porque tal vez hubo gente  que no lo entendió,” concluyó.

También podría gustarte Más del autor

1 comentario

  1. mirco dice

    excelente tu trabajo juan manuel!

Los comentarios están cerrados.