El debut de “Nuestra Natacha” fue todo un éxito

Ignacio Larrondo y Antonella Vercellino

Ante un excelente marco de público reunido en el Teatro Hispano Argentino, anoche se estrenó la obra teatral que convocó la participación actoral de alumnos de los últimos años de los Institutos “María Susana”, “Almafuerte” y Escuela Técnica.  Todas las Voces realizó la cobertura y en esta nota presentamos las mejores imágenes.
La presentación de esta producción que continuará ofreciéndose hoy sábado (21 horas) y mañana domingo (18 horas) tiene ingredientes de drama y comedia, autoría del dramaturgo español Alejandro Casona y dirigida por la Profesora de Literatura Dori Stoessel.
Demostrando gran ductilidad y preparación en cada intervención, los jóvenes supieron llevar a buen puerto una historia inspirada en la España de la década de 1930.
En los frecuentes cambios de vestuario de los protagonistas, se notó siempre el toque de buen gusto, con una indumentaria muy bien cuidada y adecuada a la época.
Lo mismo sucedió con la escenografía, aportando calidad y variedad, recreando de manera atinada cada ambiente en el que se iban desarrollando los hechos.
Un sonido e iluminación de nivel, hicieron posible que se cumplan todas las expectativas.
Con una duración de dos horas, la obra dividida en tres actos cautivó la atención de cada espectador.

Los personajes

Al momento de destacar la actuación de cada uno de los chicos, no se puede dejar de mencionar la extraordinaria interpretación del protagónico de Natacha, quien llevó adelante los textos más extensos. Recreado por Antonella Vercellino, le aportó frescura, espontaneidad y hasta la dosis de ingenuidad que llevaba impresa el personaje. .
También desplegó un enorme trabajo Ignacio Larrondo (Lalo), en la piel de un pícaro, bohemio y simpático, eterno estudiante de medicina.
En la misma línea y calidad le siguieron: Mario (Emir Jalaue) un científico serio y acartonado al que sólo lo desvela su trabajo e investigaciones sobre insectos, hasta que el amor llega a golpear su puerta.
Don Santiago (Franco Rosales), rector universitario. Adoptó a Natacha de niña y más allá de aparecer como el tío, es un viejo entrañable que siempre tiene el consejo preciso para su sobrina.
El Conserje del reformatorio, Don Francisco (Juan F. Freidenberger), fiel representante de la rígida estructura del sistema educativo. Chapado a la antigua y vistiendo de impecable uniforme rojo, se esfuerza por mantener la disciplina del colegio. Eso es hasta que llega Natacha a la dirección, aportándole un giro de 180 grados al férreo funcionamiento del lugar.
También fue impecable la actuación de los personajes de Somolinos (Matías Mercado); Aguilar (Jeremías Pinto); Rivera (Agustina Nieto); Juan (Dante Tiecher); Felisa Sandoval (Julieta Stiep); Srta. Crespo (Romina González); Flora (Paula Gancedo); Marquesa (Fiorella Amadío); Encarna (Eliana Eguillor); Fina (Alexia Chamba); Marga (Luisina Ruesga); María (Leiza Guerrero); Poetisa (Camila Paladino); Húngara (Yahel Goldestein); Atta (Analía López); Mumma (Florencia López); Lobo (Candela Llamas) y Zorro (Romina Calzada)
A cargo de la escenografía estuvieron Agustina Nieto, Bárbara Prunell, Melina Ferreyra y Soledad Mauceri.
El sonido fue aportado por Aitor Díaz Alchu, Gaspar Corral y Marlene Fernández. En Utilería aportó su trabajo Agustina Nieto; en el vestuario hicieron lo propio María Cristina López Quintana, Ailín Occhiodoro, Camila Paladino y Sofía Mendoza. Peinados: María Elena Schmitz; Maquillaje: Sandra Ortega Benamo; Apuntadores: Mónica Olmos, Viviana Del Castillo y María del Carmen Jacquemard; Publicidad: Noellí Müller, Fiorella Amadío e Ignacio Stork. Asistente de Dirección: María Rosa Mayer. Dirección. Dori Stoessel.

El argumento

Entre una serie de estudiantes, la mayor parte de ellos serios, trabajadores y comprometidos (menos Lalo, cuya única ambición es no aprobar nunca y gozar de la vida de la universidad), aparece Natalia Valdés, Natacha, la primera mujer doctora en Pedagogía de España. Oculta su historia a su compañeros: huérfana y abandonada, educada en un reformatorio, sólo la adopción por Don Santiago, el rector de la Universidad, le ha salvado de aquel lugar que recuerda con horror. Sandoval, un médico, viene a ofrecerle la dirección del Reformatorio de las Damas Azules, precisamente el mismo en el que ella estuvo. Natacha acepta con la ilusión de conseguir transformar aquella cárcel en un sitio de alegría. Mientras, Lalo le ha declarado amor, pero ella le reprende, con cariño, por su irresponsabilidad y le recomienda que se enfrente a la vida…

Nuestra Natacha es la obra más revolucionaria y combativa de Casona, y también la más alegre y esperanzada, testimonio de una juventud que fue destruida para siempre durante los tres años de la cruenta guerra civil española. Concebida como un homenaje a los participantes en las Misiones Pedagógicas y el Teatro del Pueblo, en su éxito tuvieron mucho que ver las especiales circunstancias históricas que vivía España.
Estrenada sólo seis meses antes de la guerra civil, en un clima de pasiones enfrentadas, Nuestra Natacha ponía sobre el escenario del teatro varios de los temas que estaban en el debate político y social: los reformatorios, la coeducación (en un amplísima mayoría de los centros educativos españoles los dos sexos estaban rígidamente separados), la función de la universidad, la necesidad de un compromiso social de la juventud…
Y planteado todo ello, no por medio de largos discursos, ni a través de historias lacrimógenas o dramones tremebundos, sino en clave de comedia, buscando la sonrisa o la risa de los espectadores, presentando una juventud, que, además de solidaria, responsable y trabajadora, era alegre.

También podría gustarte Más del autor

2 Comentarios

  1. Dori dice

    ¡Muchas gracias por la nota!
    Dori

  2. Nelson dice

    Acabo de ver la obra y me parecio genial!!!

    Chicos, la verdad que me saco el sombrero ante ustedes.

    Demostraron que, a pesar de la falta de espacios, ustedes mismos pueden crearlos y dar un ejemplo…

    Esto demuestra que cuando se tienen metas claras, las ideas surgen solas!!!

    Muchas Gracias por hacerme disfrutar de un momento distinto!!

Los comentarios están cerrados.