Día del Fotógrafo

Hoy se celebra el Día del Fotógrafo en nuestro país, porque el 21 de setiembre de 1839 se realizó el primer daguerrotipo en América Latina.
Fue el mismo año en que la Academia de Ciencias y Bellas Artes de Francia presenta la fotografía como fuente empírica de demostración de la realidad. Tenía utilidad científica, técnica, médica, astronómica, judicial, etnológica y podía ser usada como documento. Por eso, el periódico francés Lumiére decía en aquella oportunidad: “a partir de hoy podremos viajar sin movernos”.

Desde Todas las Voces saludamos en su día a todos los profesionales y aficionados que practican este noble oficio.

Origen del daguerrotipo

(…) Aún antes que el daguerrotipo, fue creada en el siglo VXIII, la famosa “cámara oscura”; la que tenía todos los elementos básicos de una cámara fotográfica, pero no podía grabar las imágenes- En esta cámara, el paso de la luz, a través de un pequeño orificio y una lente, proyectaba una imagen del objeto invertida, sobre una superficie planeen el interior de una caja, generalmente de madera. Este fenómeno, guardaba una cierta similitud con el funcionamiento del ojo humano.
Empero, considero que fue, el gran pintor veneciano Antonio Canaletto quien nació hacia la segunda mitad del siglo XVIII, el verdadero precursor, en la invención y empleo del daguerrotipo. Así lo confirman las exactas vistas panorámicas de Venecia y otras, elaboradas por el eximio pintor italiano. Se dice pues, que Canaletto utilizó algo así como una cámara oscura o bien elaboró sus obras casi perfectas contando con el auxilio de una grilla superpuesta al paisaje.
Posteriormente, el pintor francés Louis Daguerre (1787-1851) perfeccionó el método para la toma fotográfica al utilizar láminas de plata sensibles a la luz y estas tomas llevaban unos pocos minutos. En 1839, el inglés Talbot, tomó la primera fotografía sobre un papel, captando imágenes negativas.
La novedad del invento fue anunciada, el 19 de agosto de de 1839, ante la Academia de Ciencias de París, Daguerre publicó un manual con la técnica, que fuera traducido en 8 idiomas.
La fotografía iba a llegar algo más tarde al Río de la Plata, en Julio de 1843, debido al bloqueo que habían impuesto por en­tonces los franceses.
La fidelidad de la imagen fotográfica, no resistía comparación con las semblanzas, a menudo mediocres, que realizaban los pintores miniaturistas y la propia Mariquita Sánchez de Thompson, se maravilló con la fidelidad de los daguerrotipos, pues, había observado por vez primera un daguerrotipo, en 1840, tomado en Montevideo.
Aunque los intelectuales de siglo XIX, despreciaban a los fotógrafos, pues consideraban que solo los pintores, eran verdaderos artistas, el invento terminó por imponerse.
En los comienzos del daguerrotipo, los tiempos de exposición eran prolongados, y para que los modelos permanecieran inmovilizados se usaban aparatos especiales para el apoyo de: cabeza, cuello y tronco. La película de plata, se hacía sensible a la luz por vapores de yodo. A las mujeres se les pedía que evitaran los colores claros en la vestimenta y con frecuencia las imágenes se coloreaban a mano a pedido del interesado. En la época de Rosas, los hombres se cuidaban de colorear la divisa punzó.

Fuente: El daguerrotipo en el Río de la Plata; daguerrotipos del almirante Guillermo Brown.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.