Escuela Nº 1 Domingo Faustino Sarmiento: 125 años en pos de la educación pública

La entidad celebró su aniversario con discursos que resaltaron su rol educativo de inclusión y diversidad dentro de la comunidad.
Además se realizaron reconocimientos y se descubrieron placas alusivas.

La Escuela N º1 Domingo Faustino Sarmiento celebró ayer su 125º aniversario con un sentido homenaje a tantos años dedicados a la educación.
El clima frío y ventoso, obligó a que las actividades programadas  fuera del edificio se trasladaran al patio interno. Allí, a partir de las 14 horas, llegaron para participar del acto autoridades municipales, provinciales, educativas, eclesiásticas, representantes de instituciones y abanderados de todos los establecimientos educativos.
El público poco a poco fue colmando cada espacio de la escuela que, de una u otra manera, había formado parte de sus vidas.
Al inicio del acto, la ex directora de la institución, María Rosa Distel,  rememoró momentos de su gestión educativa.
“Nos embarga la emoción, porque sentimos aquí en nuestros corazones la gratitud hacia nuestros maestros, el respeto hacia nuestros compañeros y el agradecimiento a nuestra querida escuela cuyo personal sabe que educar es entrenar el alma para las dificultades de la vida,” dijo.
Luego recordó su paso por el establecimiento educativo como alumna, docente y directora de la entidad.
“Con mucha voluntad y mucho apoyo y un grupo de docentes comprometidos con la educación, vimos crecer a la institución y fue necesaria una ampliación que logramos gracias a una cooperadora activa, a padres responsables y a autoridades decididas que entendieron las necesidades y nos brindaron apoyo incondicional,” narró.
“Soy docente por elección. He destinado los mejores años de mi vida al servicio de la educación, me siento orgullosa y feliz porque la arcilla con la cual trabajamos día a día, hilando y modelando con empeño y cariño, no es ni más ni menos que un niño,” sostuvo.
En continuidad con su mensaje,  rescató una frase de John Ruskin: “Educar a un niño no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía”.
“Esta es la premisa de la Escuela Nº1: educar para existir,” aseguró.
El último párrafo de su discurso lo dedicó a todas las docentes que “ya no están, que compartieron la vida escolar y que nos acompañan desde las estrellas.”
“Pero hoy quiero referirme especialmente a vos Sarita: te fuiste inesperadamente cuando empezamos a organizar este cumpleaños y nos cuesta resignarnos a la realidad, pero no te fuiste, estás aquí en el corazón de tus alumnos y de tus compañeras. Se te extraña amiga,” expresó en alusión a Sara Ibarra, emocionando a los presentes.

Compromiso y solidaridad

La directora de la Escuela Nº1, Stella Vacca, explicó que este año fue declarado Sarmientino por celebrarse los 200 años del natalicio de Domingo Faustino Sarmiento, propulsor de la educación de nuestro país.
Al referirse a la trayectoria de la escuela, remarcó que la tarea de educar “requiere de mucho compromiso y dedicación.”
“A lo largo de los años hemos sorteado enormes desafíos dando respuestas a las demandas que la sociedad nos ha exigido a lo largo de la historia,” manifestó.
“Estuvo y está atravesada por reformas educativas, crisis económicas, sociales y familiares. Sin embargo, y a pesar de los obstáculos que debe y debió enfrentar, jamás se resignó a cambiar la esencia de su misión educativa abogando por al inclusión y el respeto a la diversidad,” resaltó.
En este sentido, valoró de forma especial el compromiso y la solidaridad de docentes, auxiliares, cooperadores, padres y niños que “trabajaron con tesón y convencimiento ante las sucesivas crisis, al ver en ellas cambio y posibilidad de crecimiento y no batallas perdidas.”
“Ante cada nuevo desafío supieron cubrir las demandas, generar espacios y oportunidades,” destacó.

Educación y familia

La inspectora Jefe Distrital, Ana Skolak al comienzo de su discurso hizo hincapié en la importancia de la relación escuela familia para la educación y recordó a Domingo Faustino Sarmiento como al iniciador de la educación formal y gratuita de nuestro país, hecho que dio comienzo a la “construcción de la identidad nacional”.
“Veo rostros de diferentes generaciones que han venido a festejar el cumpleaños de esta bella escuela, a los que están y a los que ya no nos acompañan pero siguen presentes. Quiero expresar en representación de la Dirección de Cultura y Educación, mi más profundo reconocimiento y agradecimiento por haber estado y cumplido con la tarea de cada rol que les ha tocado desempeñar. A los directores, a los docentes, auxiliares, a cada alumno, a sus familias y a las cooperadoras que han trabajado para la escuela,  contribuyendo con la convicción que el único camino para fortalecerla es el compromiso.
Y también a todos que desde distintas entidades han plasmado sus actitudes sin pedir nada a cambio. No necesito mencionarlos porque son los solidarios por naturaleza, los que tienen bien claro que el hacer dignifica una comunidad que los necesita,” sostuvo.

Palabras del Intendente

El intendente Horacio López dedicó su discurso, entre otros aspectos, a la importancia de la familia en la educación y rescató los tiempos en que se premiaba a quienes estudiaban y se reprobaba a los que no lo hacían.
“En estos últimos tiempos hubo una mejora en los recursos económicos puestos al servicio de la educación, es la primera vez en la historia de la República que el presupuesto para la educación está en el nivel del 6% del producto bruto. Este es un paso importante, pero no suficiente porque la educación es la preocupación y el interés de todos. Y esto incluye no solamente a los docentes, a las autoridades y también  a los padres.
Decía un padre franciscano, Francisco de Paula Albarracín, que soñaba con que cada casa fuera una escuela y que cada padre fuera un docente; porque era el camino que llevaba a que cada boliche fuera una escuela y cada baraja un libro. Esto dicho en aquel tiempo, creo que todavía tiene vigencia en la actualidad.
Hay que llamar a la reflexión a los padres. Cuando uno habla con las autoridades de la universidad, están preocupados por algunos índices de rechazos que hay en los cursos de ingreso. Algunas autoridades educativas dicen que los chicos salen del colegio secundario no suficientemente formados para las exigencias que tienen en la universidad.
Cuando uno habla con la gente del secundario, dicen: no, nosotros pusimos todo lo nuestro, todo el esfuerzo. Lo que pasa que también a veces hay algunas deficiencias que provienen desde la escuela primaria,” explicó.
A esto, el mandatario municipal explicó que cuando se habla sobre la problemática, los docentes manifiestan que los chicos en algunas oportunidades, “están agobiados por cuestiones socio económicas ambientales.”
Luego rememoró los tiempos en donde la escuela era la segunda casa y la maestra la segunda madre.
“Ahora en algunos casos la escuela  es la primera casa y la maestra es la primera madre. Entonces, frente a esto, sino hay acompañamiento del grupo familiar en la formación de los chicos, los resultados no pueden ser buenos,” comparó.
En su alocución también hizo alusión a las políticas educativas erróneas, en donde por el afán de mantener el alto el índice de alfabetización, a los alumnos se les da varias posibilidades para pasar de curso. “Entonces se pierde la noción de los premios y castigos y en toda sociedad, en las más avanzadas del mundo, necesitan que el que sabe apruebe y el que no repruebe,” dijo.
“De la puerta de la escuela para afuera los espera la vida, la competencia,” agregó recordando al mismo tiempo que después habrá diferencias con quienes estudiaron y se capacitaron.

Reconocimientos
Durante la celebración, el grupo Coral Puan interpretó el Himno a Sarmiento y junto a niños del establecimiento educativo,  interpretaron un emotivo poema de la docente recientemente fallecida, Sara Ibarra.
Otro de los momentos del acto, fue la colocación de una ofrenda floral al pie del busto de Domingo Faustino Sarmiento.
El Intendente López, hizo entrega de una plaqueta a la directora de la escuela, Stella Maris Vacca. También se descubrieron placas alusivas a la fecha en el hall del edificio y que fueron aportadas por el Consejo Escolar y la Cooperativa de Servicios y Obra Públicas.
En el cierre, el grupo Coral Puan cantó el feliz cumpleaños con el acompañamiento del público y luego se presentó el coro del Banco Provincia.
Después del momento musical, autoridades educativas y municipales, pasaron a inaugurar los baños recientemente restaurados.
Por último, se invitó a los presentes a visitar la galería de los Recuerdos.

Por Lorena Freidenberger

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.