Dr. José Luis Amato: “Creemos que el cambio ya empezó”

Amato junto al Dr. Alejandro Collia

A modo de balance y a horas del acto eleccionario del domingo, el candidato a Intendente del Frente para la Victoria, José Luis Amato, reconoció que ha transitado una “campaña muy intensa”.
Según comentó, después de las Primarias de Agosto, su agrupación se dio cuenta de la necesidad de “cambiar algunas cosas”.
“Nos ha ido muy bien y estamos convencidos de que el 23 de octubre voy a ser el nuevo intendente del Partido de Puan, no tengo ninguna duda”, dijo.

-Doctor… ¿Cuáles son los indicios que le permiten realizar esa afirmación?
-Lo veo en la gente, cuando me atienden en sus casas o voy por la calle. Nosotros estamos para trabajar y ganar las elecciones. Hemos tenido el apoyo de las más altas autoridades de la Provincia, de legisladores e intendentes de la región.
Tuvimos un acto con más de 1200 personas en Darregueira que no esperábamos. Por eso creemos que el cambio ya empezó.

-Sobre ese acto en Darregueira, según comentaron algunos peronistas, hacía mucho tiempo no se veía tanta concurrencia en una convocatoria del justicialismo en el distrito
-Sí y en realidad fueron todos invitados, no obligamos a nadie.
Significó una fiesta, porque compartimos, dialogamos y hasta tuvimos tiempo para divertirnos y bailar. Los discursos fueron cortos, de no más de 10 minutos, cosa de no aburrir.
La pasamos muy bien, viviendo con mucha euforia e intensidad el momento, acompañados por gran cantidad de gente del distrito. Así, empezamos a palpar la realidad del cambio, apoyados en el triunfo rotundo de la Presidenta Cristina Fernández en todo el país, y de Daniel Scioli en la Provincia. Esto hace que nos convenzamos de que el progreso está en manos del Frente para la Victoria.

El momento en el que el Ministro llega al Hospital Darregueira

-Hoy recibieron la visita del Ministro de Salud de la Provincia. Es una pena que no haya podido recorrer el hospital de Puan.
-Todo empezó cuando nos enteramos de que el Ministro no llegaría en avión a Darregueira porque el aeródromo no está habilitado por la Fuerza Aérea Argentina. Entonces, anoche me comunicaron que el lugar de descenso del avión sería la pista de Puan. Por eso, a la medianoche nos dedicamos a avisarles a los bomberos de acá a fin de preparar el operativo.
Cuando arribó el Ministro, hoy a las 10:30 de la mañana, entre los comentarios que me hizo fue lo lindo que le parecía el pueblo.
“¿El hospital cómo es? ¿Puedo pasar a verlo?”, me pidió.
Aunque no lo habíamos planeado, yo por supuesto acepté enseguida, se trataba del Ministro. Y hacia allí nos dirigimos.
Cuando llegamos, el Ministro se sorprendió porque no lo atendieron, y enseguida preguntó ¿por qué todo el mundo tiene miedo de saludarme, sintió que había miedo en el hospital y yo tuve la misma sensación.

-Suena extraño que en tiempos de democracia se hable de miedo
-Nadie puede vivir con miedo porque te quita la dignidad de opinar. Si llega un Ministro a mi hospital, y estoy como médico o en el caso de una enfermera, lo normal es recibirlo, saludarlo. Lo ideal hubiese sido que le pidan algo en esta visita, porque siempre hay necesidades. Deberían haber recurrido a esta oportunidad de comprometerlo a algo.
Esa era la idea, y terminamos con un montón de gente que se escondía detrás de las puertas.
El Ministro me dijo que no era su voluntad ocasionarle problemas a la gente y pidió seguir camino.

-¿Y en Darregueira cómo fue recibido?
-Sabían que íbamos a ir, en el Hospital lo esperaban con los brazos abiertos. Se sirvió un lunch y se realizó una conferencia de prensa en la Unidad Básica.
Hacía años que no llegaba una autoridad de Salud a esta zona, entonces se vio una movida importante, con la gente que se acercaba y los medios de comunicación que seguían todo de cerca. El Ministro conversó con las enfermeras y con la comisión del Hospital
Sobre lo sucedido en Puan, creo que hay una presión muy importante sobre los empleados municipales, tienen temor de ir a nuestros actos. Esa es la realidad que queremos cambiar.
A mi nadie me va a tener miedo, nos vamos a respetar mutuamente, no le prohibiremos a nadie expresarse, porque ése es un derecho humano.
Hay cosas que nos recuerdan a la última dictadura militar, tenemos que salir de ésto, porque la dignidad de las personas vale mucho más que cualquier obra pública que traigamos. Uno debe tener la libertad de elegir. Y no hay que olvidar que el intendente es un empleado de la gente.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.