El Gobierno avanza en la implementación del nuevo sistema de comercialización de cereales

Ayer martes se realizó una nueva reunión entre funcionarios del Ministerio de Agricultura y representantes de Agricultores Federados Argentinos (AFA) para terminar de definir la instrumentación del nuevo sistema de comercialización de cereales que comenzará a operar en las próximas semanas (la idea es que esté vigente en diciembre).
“Las cooperativas son aliadas estratégicas de este modelo de producción nacional”, afirmó ayer el ministro de Agricultura Julián Domínguez al reunirse en Rosario –en la sede central de AFA– con los principales directivos de la cooperativa. “Estamos impulsando medidas concretas que permitan darles mas lugar en las exportaciones de granos, ya que las consideramos vitales para la vida de los pueblos y evitar la cartelización”, añadió.
“Nosotros queremos lograr con este nuevo esquema que las cooperativas alcancen el 33% en la comercialización de granos para que estas entidades sean más competitivas”, aseguró Domínguez.
Actualmente el negocio de la exportación de cereales se concentra en las grandes compañías internacionales de trading de commodities agrícolas (fundamentalmente las filiales locales de Bunge, Cargill, ADM, Toepfer, Dreyfus, Glencore, Nidera y Noble).
Según los últimos datos oficiales publicados por Minagri, en 2010 las ventas externas de trigo realizadas por la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y AFA representaron respectivamente un 8,9% y un 0,3% del volumen total de trigo remitido al exterior (3,86 M/toneladas). En maíz ese porcentaje fue de 3,9% y 1,0% sobre un total registrado en 2010 de 16,3 M/toneladas.
“Con el horizonte de las 160 millones de toneladas de granos para 2020, esta mejora en la competitividad de las cooperativas permite desarrollar las metas del Plan Estratégico Agroalimentario”, señaló Domínguez. “Queremos que contengan al pequeño y mediano productor y que tengan una participación activa en la producción. Para esto, necesitan condiciones especiales y tratamiento diferenciado”, agregó.
En el evento estuvieron presentes el vicepresidente de AFA Daniel Torresi (el presidente Carlos Trevisi se encuentra en Roma) y toda la comisión directiva de la entidad, mientras que por parte del gobierno, además de Domínguez, asistieron el subsecretario de Agricultura Oscar Solís, el subsecretario de Agricultura Familiar Guillermo Martini, el subsecretario de Emergencia y Desastre Agropecuario Haroldo Lebed, el intendente de Rafaela Omar Perotti y la diputada nacional por el FPV Claudia Giaccone.
Tanto AFA como ACA vienen implementando en los últimos meses un agresivo plan de expansión de la capacidad de acopio a partir de subsidios y créditos oficiales (de hecho este mes un grupo de dirigente de AFA viajó durante dos semanas a EE.UU. para visitar mega-plantas de silos y estudiar su operatividad y funcionamiento).
En el marco del nuevo sistema de comercialización los productores de trigo y maíz deberán declarar la superficie sembrada con cereales. Luego el gobierno, con esa información, deberá estimar las cosechas probables de ambos cultivos. En función de esa estimación, determinará que el 40% de la cosecha probable deberá quedar para uso interno, mientras que el 60% restante será de “libre disponibilidad” y podrá ser exportado.
Los productores, en función de lo declarado, recibirán certificados de libre disponibilidad por el 60% de su producción estimada, los cuales deberán ser entregados a los exportadores al vender su mercadería. Por su parte, los traders, para poder solicitar ROEs, deberán presentar dichos certificados por un volumen equivalente al solicitado para embarcar.

Fuente; Infocampo

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.