Presentaron el libro “Una historia de Puan contada para niños…y no tan niños”

La obra aborda de forma didáctica los orígenes del poblamiento y fundación de la localidad entre otros aspectos históricos.
La ex directora del Museo Ignacio Balvidares, Silvia Iturrios, destacó que la publicación es inédita en la provincia de Buenos Aires y está realizada en su totalidad por puanenses.

Con una gran afluencia de público, ayer se presentó en el Espacio Cultural el libro Una historia de Puan contada para niños…y no tan niños” de la Licenciada en Historia, Luciana Francisco.
La publicación cuenta además con un CD anexo con juegos y video educativos diagramados por la Lic. en Fonaudiología, Gisela Destree.
El diseño general estuvo a cargo del Lic. Pedro Paul, mientras que los dibujos fueron elaborados por la docente Mónica Quiñones y las secuencias ilustrativas realizadas por José Marchi. La corrección de textos estuvo a cargo la Lic. en Literatura, Clara Di Frangia.
Al comienzo de la presentación, la ex directora del Museo Ignacio Balvidares, Silvia Iturrios, relató: “La creación de esta idea tiene poco más de 8 años, uno de los disparadores iniciales fue el tomar contacto con la obra del Dr. Yannarella: “El hombre prehistórico de las pampas” y la obra de Cronología de la Historia de Puan de César Muchelutti, quien en sus charlas me decía está todo acá pero en forma cronológica, alguien tiene que ocuparse de hacer el relato.”
“Es entonces ahí cuando tuve la caprichosa certeza de que si uno percibe un sueño y tiene un fin noble, ese sueño se logra,” expresó.
“Primeramente se lo presentamos como proyecto a la profesora Fabiana Álvarez, quien después por razones laborales no pudo continuar, luego a Luciana Colla, y fue finalmente Luciana Francisco quien aceptó el desafío,” recordó.
“Me siento sumamente orgullosa de este equipo de gente porque lo hizo de manera generosa sin pedir nada a cambio, de forma espontánea, colaborando, esto habla de la grandeza, del corazón, del espíritu que tienen de amor a todo lo nuestro,” valoró en referencia las personas que formaron parte del equipo de trabajo.
En cuanto al aporte económico, resaltó la colaboración del Municipio y la Dirección de Cultura, a través de Laura Velasco, “quien se propuso terminar su gestión con la presentación de este libro”.
Además agradeció la contribución de instituciones y empresas intermedias de la localidad para solventar los gastos de edición.
“Creo no equivocarme en decir que es 100 por ciento puanense, “made in Puan” y creo no equivocarme en decir que no hay ninguno en la provincia, es inédito. Por eso está declarado de interés legislativo y cultural a nivel provincial,” destacó.
“A mi me llena de orgullo este logro y me alegra muchísimo que estén compartiendo esta presentación. Y lo quiero dedicar a mis nietos: a Maira, a Máximo, a Alma y a Joaquín que en ellos están representados todos los niños que son los verdaderos destinatarios de este libro. También a los no tan niños que van a dedicar parte de su tiempo a leerlo porque realmente nuestra historia de Puan es rica, variada, amena y merece ser leída,” concluyó.

La palabra de la autora

La profesora de Historia, Luciana Francisco, agradeció la presencia del público y la paciencia en esperar la publicación de este libro que le llevó dos años de trabajo.
“Cuando Silvia (Iturrios) me propone la idea de trabajar con ella, afortunadamente me encontraba realizando un Taller de Divulgación Científica y que me dio el marco para poder concretar esta idea.
El primer objetivo que me planteé al momento de hacerlo, fue bastante ambicioso, el contribuir con la identificación de la historia de nuestro pueblo, que los jóvenes se identifiquen a partir de conocerla y comiencen a bucear en ella. Ojalá que este objetivo se cumpla con el tiempo,” dijo.
Entre las finalidades de la obra, explicó que la idea fue crear un material didáctico de lectura para los chicos en edad escolar y que además, sea material de consulta para los docentes.
Según la autora, también se buscó profundizar la mirada histórica con el mayor rigor científico posible a través de los vestigios de la documentación existente en nuestra localidad.
“Tiene que ver con una parte de la historia nacional bastante controvertida. La idea fue no generar de alguna manera un posicionamiento o una contextualización errónea, en eso se trabajó fuertemente y por eso es que hablamos de rigor científico. Las palabras fueron elegidas, como el concepto de indígena y no el de aborigen,” ejemplificó.
Acerca del título, Luciana Francisco aclaró que refiere al relato de “una historia de Puan”.
“Es una interpretación, una entrada al pasado, no es la única ni pretende serlo. Ojalá sea el egreso a otro montón de lecturas, es una puerta pero no pretende abarcar la totalidad ni posicionar la mirada de ninguno de los lectores, trata de invitarlos a seguir buceando,” manifestó.

Cinco capítulos

Al referirse a los cinco capítulos que integran el libro, Francisco indicó que el primero de ellos tiene que ver con la ubicación espacial y temporal de los sucesos de la localidad de Puan y de qué manera se fue poblando.
“El segundo capítulo aborda la forma de vivir de estos primeros hombres, cuál fue la manera de relacionarse con el medio, de qué manera se vincularon y cuáles fueron los primeros contactos con el blanco,” continuó.
“Para profundizar este aspecto diseñamos el capítulo número tres, donde la idea es plantear que la guerra no fue el único vínculo con el indígena, sino que también hubo momentos de paz donde de alguna manera pudieron comerciar y llegar a acuerdos.
El cuarto, tiene que ver con un protagonismo mayor del Estado Nacional y la decisión de dejar estos territorios al gobierno y formar parte del territorio nacional. Entonces, acá tenemos la llamada Conquista al Desierto, con la connotación que este concepto tiene,” sostuvo.
Acerca de la última sección, indicó que aborda la “Campaña al Desierto y la colonización por parte de los primeros inmigrantes que apostaron al futuro en tierras que estaban bastantes despobladas.”
Además, al final de cada capítulo se presenta un anexo con información complementaria. “Allí los chicos pueden consultar otro tipo de lectura como artículos periodísticos, documentos históricos, relatos orales, telegramas y testimonios para complementar el relato,” dijo la profesora de Historia Luciana Francisco.
En su mensaje final adhirió a la frase “la lectura puede forjar hombres libres, es un derecho y un privilegio que todos deberían tener” y reflexionó: “Coincido en esto totalmente, y me enorgullece haber generado junto con la gente que trabajó una herramienta para que los chicos puedan acercarse, construir identidad e identificarse, pudiendo conocer la historia de su pueblo.”

La visión literaria

La corrección de “Una historia de Puan contada para niños…y no tan niños” estuvo a cargo de la Lic. en Literatura, Clara Di Frangia.
“Quiero contarles cuáles son los grandes valores de este libro y el primero me parece indudablemente haber sido pensado como un libro para el público infantil. La Argentina tiene muchísimos escritores de literatura infantil, pero creo que no existen historiadores que escriban para niños, desde esta perspectiva me parece absolutamente novedoso el proyecto de Luciana. Al mismo tiempo, al no tener muchos precedentes, me parece que ha sido ambicioso, complejo y difícil, pero absolutamente logrado,” aseguró.
Por otra parte destacó que también es de interés para el público adulto.
“La sencillez del relato contado de manera simple no opaca bajo ningún tipo de vista la complejidad de lo que se narra. Relatar la historia para niños no es simplificar la historia,” consideró.
“Hay cuidado en las terminologías, hay una dedicación intensa y sobre qué se dice acerca de la historia de Puan,” agregó.
“Es el relato de Jazmín, una niña de 10 años, que hace un viaje a la isla con sus padres en una tarde muy calurosa, muy agobiante, donde ellos desaparecen y suponemos que van a dormir en una reposera. Ella, con una máquina digital en la mano, decide hacer un recorrido por la isla para tomar fotografías. A partir de allí se abre un mundo sin tiempo, haciendo un viaje al pasado donde se encuentra con Baldomero, un avestruz que sabe mucho y es depositario de la conciencia colectiva de Puan.
A partir de ese momento, empieza haber un juego de preguntas y respuestas. Baldomero sostiene la intriga y dosifica la información de manera maravillosa,” calificó.
“Resulta curioso pensar que el depositario del saber histórico de la memoria colectiva esté en la naturaleza cuando pareciera que en nuestra sociedad la tecnología lo puede todo. Jazmín con su máquina digital necesita volver a la naturaleza para encontrase y encontrar la historia, su pasado, y reconocerse dentro de ese pasado,” dijo.

Tecnología didáctica

A su turno, la Lic. en Fonoaudiología, Gisele Destree, explicó su aporte al libro en el diseño de juegos interactivos.
“Cuando surgió la idea dijimos, está bueno llevarles la tecnología a los niños porque hoy realmente están más en la computadora lamentablemente que con un libro. Por eso buscamos un equilibrio entre las dos cosas, para que sea atractivo no sólo desde la lectura, sino también desde la tecnología. Pensamos en un software de descarga gratuita y ya le decimos a los docentes que se animen a bajarlos para poder generar las actividades,” contó.
Además dijo que ayudan a la comprensión de aquellos niños que presentan algún tipo de dificultad.
“Hay gran cantidad de imágenes que son del archivo del Museo para que los docentes puedan descargarlas y usarlas como recursos,” agregó al mismo tiempo que expuso sobre la variedad de propuestas interactivas que pueden desarrollarse a partir de “Una historia de Puan contada para niños…y no tan niños”
“Quizás haya quedado una materia pendiente para aquellos chicos sordos que no están alfabetizados, porque los videos tienen subtítulos pensados para estos niños que no pueden escuchar pero sí leer,” indicó.

Entrega de obsequios

Al concluir la presentación, se entregaron ramos de flores y obsequios a Luciana Francisco, Gisele Destree y Clara de Frangia.
Luego se entregaron certificados a Pedro Paul, Mónica Quiñones y José Marchi, quienes también formaron parte del equipo de trabajo.
En tanto, se obsequiaron libros a la presidente del Concejo Deliberante, Stella Krierger, a la diputada Analía Richmond, por haber gestionado la declaración de interés provincial; a María José Panis, por haber colaborado de forma permanente; a Solana Schwab, por ser la voz del CD que acompaña el libro y a Carlos Garcilazo y a Nicolás Calzeta por colaborar en la elaboración de videos.
También recibieron publicaciones los chicos que ganaron el concurso de dibujo sobre los personajes del libro: Francisco Álvarez, Emiliano Amadío, Sebastián Geist, Kevin Aranda Romero, Geraldine Kleer.
Y las empresas, instituciones y personas que colaboraron económicamente: Municipalidad, Maltería Pampa, Sra. Silvia Bousquet, Cooperativa Agrícola, Cooperativa de Servicios y Obras Públicas.

Ejemplares para las Bibliotecas

Los Amigos del Museo entregaron ejemplares a las bibliotecas de las siguientes instituciones: Escuela Primaria Nº1, ESB Nº1, Instituto Almafuerte, Instituto María Susana, CIE, Bliblioteca Bernardino Rivadavia, Centro de Educación Complementario, Escuela Especial 501, Escuela Técnica Nº1, Museo Ignacio Balvidares, Jardín de Infantes 903, Biblioteca Martín Guayrán del Hogar Melvin Jones, y PUADI.

También podría gustarte Más del autor

1 comentario

  1. Silvina dice

    Es un honor contar con una profesional de la calidad de Luciana en Puan. ¡Felicitaciones Luciana!

Los comentarios están cerrados.