En la costa de Pehuen Co: descubren huellas de ñandú de más de 12 mil años

Huella de ñandu impresa en arcilla (Puna Argentina)

El hallazgo se produjo en los últimos días y este domingo se tomarán moldes para luego poder reproducir esas pisadas y poder continuar con las investigaciones. Se trata de un rastrillaje de once huellas que un ñandú dejó marcadas en la arcilla hace unos 12.000 años.
El director del Museo de Ciencias Naturales Carlos Darwin, Lic. Ricardo Caputo, explicó que “las huellas son nuevas en cuanto a que no las habíamos encontrado antes, no porque no existieran. De hecho ya habíamos visto rastros de Ñandú en la zona del yacimiento Palentológico, peor no habíamos tenido la oportunidad de tomar sus moldes”.
Es “frecuente” que aparezcan nuevas huellas “debido al movimiento de la arena que las cubre”, mencionó el geólogo, quien asegura que “siempre haya algo nuevo para ver en esta zona de Pehuen Co”.
“El gran misterio de la naturaleza es que algo tan frágil como una huella en el barro pueda conservarse 12mil años. Porque además está sometido además a la acción marina desde hace algunos miles de años”.

Clima diferente y un mar muy alejado

Estas marcas en el suelo se producían porque “el clima era muy árido, llovía menos que ahora y era muy frío, entonces cuando se producían lluvias torrenciales -muy de vez en cuando- se generaban avenidas de agua que arrastraban sedimento y lo depositaban en esa zona, generando una especie de banco de lodo”.
Este ñandú pasó por allí y quedaron sus marcas, pero luego tuvo que darse una serie de condiciones ambientales para que eso se preservara.
“Esto es único en el mundo. Aquí el clima era árido. Luego de esas pisadas el agua se ha evaporado rápidamente y se ha secado la arcilla. Después vino una nueva capa de barro, y luego estas huellas fueron cubiertas por los médanos. Gracias a este proceso hoy podemos apreciarlas”, sostuvo Caputo.
“Hace 12.000 años el mar estaba muy alejado, a unos 100kilómetros de donde se encuentra hoy. La costa desde ese lugar no se veía. Era un territorio interior de la provincia de Buenos Aires”.
El licenciado dijo estar “absolutamente convencido” que debajo de los médanos actuales el yacimiento se prolonga, muy probablemente hasta la altura de la laguna Sauce Grande. “Estamos seguros que eso está plagado de huellas”, aseguró.
Cabe recordar que en toda la reserva de Pehuen Co se han encontrado hasta el momento 24 especies de animales, que comprenden varios tipos de aves (cisnes, patos flamencos, gaviotas, chorlitos, etc., que no se han extinguido) y de mamíferos. Entre estos últimos se destaca la “mega fauna” que son los grandes mamíferos como megaterios, toxodontes, macrauquenias y mastodontes, que se extinguieron hace entre 8.000 y 10.000 años.
Este nuevo y pequeño yacimiento, ubicado a 800 metros de la bajada mencionada, hacia el sector oeste, donde se encuentra la reserva más grande, que hoy se encuentra alambrada. “Todavía no está cercado. Se va a hacer el domingo, con la colaboración de los guardaparques y un grupo de técnicos, para trabajar con los moldes. Después esperaremos a que nuevamente lo tape la arena”, explicó el director del Carlos Darwin.
Por último, Caputo pidió al público “que no vaya desesperado a verlas”, sino que esperen hasta el domingo que haya gente especializada para guiarlos.

Fuente: El Rosalenio

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.