Google recuerda el año bisiesto con ranitas

En su portada, el buscador más famoso, nos recuerda que hoy el calendario marca el año bisiesto y el aniversario del nacimiento de uno de los grandes referentes de la ópera: Gioachino Rossini.
El doodle (del inglés: garabatear, hacer garabatos) de hoy hace referencia a la obra magna de Rossini, “El barbero de Sevilla”, pero los personajes de la ópera fueron reemplazados por ranas. Esto tiene que ver con la tradición del megabuscador de conmemorar los años bisiestos con estos animales como protagonistas, ya que en inglés se conoce el 29 de febrero como “día del salto”.

Curiosidades

Según una tradición romana, en los bisiestos se producían catástrofes y fenómenos adversos. Y el pensamiento se arraigó de tal manera que hasta se llegó a considerar que añadir un día más al mes era potenciar esa influencia negativa.
Por suerte, los estudiosos entienden el fenómeno como un simple ajuste técnico o matemático para hacer cuadrar un calendario al que, cada año, le sobran unas cuantas horas.
El 29 de febrero sirve para corregir el desfase que existe entre la duración real de los años normales: 365 días y seis horas aproximadamente, y es necesario ajustarlo cada cuatro años.

Leyenda Irlandesa

Nació una leyenda en el siglo V en Irlanda para que cualquier día del mes de febrero en año bisiesto fuera la fecha idónea en la que una mujer pidiera matrimonio a su pareja. La tradición radica en las quejas de Santa Brígida a San Patricio acerca de que las mujeres tenían que esperar mucho para que un hombre les propusiera matrimonio. Ante el descontento, el santo consideró el año bisiesto un buen momento para que las mujeres pidieran matrimonio.
Esta tradición fue tema de la película “Año bisiesto” (Leap Year, 2010), comedia de amor protagonizada por Amy Adams y Matteew Goode.
También, antiguamente se decía que los niños que nacían en años bisiestos eran personas especiales, con poderes o que podían ser curanderos.

 Origen del año bisiesto

El año gregoriano, actualmente vigente, de 365 días, con años bisiestos, se reformó bajo el papado de Gregorio XIII. Las calendas eran el primer día de cada mes. Las jornadas anteriores al día 1 hacían referencia a esa fecha. Por lo tanto, en un año normal, de 365 días, el 1 de marzo correspondía a las calendas de ese mes.

En el cómputo cronológico actual el 28 de febrero sería el día anterior (primero) a las calendas de marzo. El 27 de febrero sería el 2º día antes de estas calendas, y así sucesivamente, de modo que el 23 de febrero sería el 6º día antes de las calendas de marzo. En los años bisiestos, después del 23 del segundo mes se agregaba un día, que era el bis sexto previo a las calendas de marzo: el día 24. Como nosotros ya no contamos las calendas, nos resulta más cómodo considerar que el día agregado es en realidad el último del mes.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.