Puan: entre la crisis y la oportunidad

Como una manera de hacer tiempo hasta el comienzo de los espectáculos del domingo, durante el cierre de la temporada, algunos también eligieron la costa de la laguna –extendida varias decenas de metros de la cota que habitualmente tenía– para efectuar caminatas.
Y no faltaron los memoriosos, testigos de tiempos más pujantes, que se detuvieron a recordar.
“Mirá, por acá donde estamos parados, pasaba la pista asfaltada del autódromo. Tenía unos 1300 metros. A la laguna, lo que sería el balneario viejo (hoy en ruinas), venía gente de toda la zona, Puan era un punto turístico muy importante”, recordó un señor que apenas pasa los 60 años.
Es que el atractivo entorno paisajístico del balneario se ve, desde hace bastante tiempo, afectado por la pronunciada bajante de la laguna. Condición que por estos días parece aumentar al mismo ritmo que algunos recuerdos que se resisten a quedar en el olvido.
El mismo hombre rememoró aquel lejano 1962, cuando se podía ir a pie a la isla, cuando la infraestructura de todo este sector permitía soñar con el progreso. Eso fue hasta ya entrada la década del 70’, cuando por esos caprichos o ciclos de la naturaleza, como quieran llamarlos, el agua comenzó a subir, dejándolo todo bajo su manto.
Fue este mismo señor el que me inspiró a escribir este pequeño y modesto artículo, con el que seguramente coincidirán algunos y disentirán otros tantos.
Más allá de estos recuerdos emblemáticos de un Puan que “fue” y ya no volvió a ser, por estos días, una preocupación ronda por las cabezas de muchos habitantes. Y es tema de conversación obligada.
Se comenta como una certeza a corto plazo el cierre de varios comercios locales, uno de ellos con una trayectoria de más un siglo. La ida de un restaurante al cual su oferta lo hacía único en la región y otros trascendidos aun sin chequear su veracidad.
Lo cierto es que en las principales avenidas y en otros sectores de la localidad, se ven varias viviendas con el cartel de “se vende”. También se ven calles vacías, donde las caras que uno cruza tienen un dejo de preocupación y desorientación. Y eso preocupa.
Hay un evidente retroceso en algunos aspectos que otras localidades han sabido resolver. Me refiero a la radicación de industrias, a la inversión en infraestructura turística (donde Puan tiene mucho para dar), a la creación y fomento de pequeñas y medianas empresas, entre otras iniciativas de las que tanto se habla al momento de comparar.
Sería desatinado –pero cómodo—echar todas las culpas a los gobiernos que se han sucedido en los últimos 20 años.
Si bien el Estado es quien debe crear ciertas condiciones para el crecimiento, no es una tarea que deba emprender sólo. También en el interés de los privados y en la participación ciudadana está la llave del progreso. Ese interés no estuvo presente en la magnitud que debió ser.
Aunque no es menos cierto que esa construcción requiere de dirigentes y gobernantes decididos y comprometidos en serio.
Buscar culpables, sería caer en críticas a un pasado que, como expresa el término “ya pasó”, debemos evitar dormirnos sobre los laureles del facilismo.
Considero que cuando son excesivas terminan por no aportar a la construcción.
Es hora de despojarnos de egoísmos y de críticas inútiles. Es hora de dejar de lado la pasividad de ver cómo otros avanzan (poco o mucho) y nosotros sentados como mudos testigos.
Puan está en crisis, eso no es novedad.
Alguna vez, alguien definió a la crisis diciendo: “es cuando lo que tiene que morir todavía no murió, y lo que tiene que nacer todavía no nació”.
Estamos en un momento difícil, de transición, pero no por eso carente de oportunidades. La cuestión es poner manos a la obra y comenzar a construir el Puan que todos queremos.

Por Fernando Sánchez

También podría gustarte Más del autor

5 Comentarios

  1. Elsa María Prenner dice

    Mirá Fernando, no voy a contradecir lo que vos escribiste, porque tenés tu parte de razón y yo no soy una persona tan informada, pero lo que si puedo decirte y me apena mucho es que si vas a Cahué, Pigüé, Bahia Blanca hasta en el mismo Tres Arroyos, (tan pujante), encontras por todos lados construcciones abandonadas, casas o negocios con los carteles “Se vende”. Asi que esto no es sólo problema de Puan.Además quien tiene la culpa si las mentes iluminadas del pasado construyeron un autódromo, una confitería, etc, en lugares que en otra épocas estaban cubiertas de agua. Es para pensar.

  2. JUAN CARLOS dice

    Coincido con vos Fernando, en Puan nos ha vencido el desaliento, el desanimo, nos hemos transformado en un pueblo longebo, donde los jovenes se van, donde da lo mismo andar entre los pozos, no tener cloacas etc.y nadie dice nada…es cierto del cierre de negocios y seguramente (y varios de esos empleados terminaran seguramente en el Municipio) y nadie dice nada…!

  3. Mercedes CARRO dice

    Estimado Fernando lei con atencion tu carta y puedo contestarte.”QUE A PUAN NO VIENE GENTE DE AFUERA??.
    Tengo la suerte de ser la persona que levanto de la nada un sector de mesas y parrillas( 18 ) entre el murallon y calle Garay(con AUTORIZACION del Cdor,Horacio Lopez,quien apoyo mi idea.)al volver a reconstruir lo que el “AGUA SE LLEVO”,y como ese sector lo cuido, lo limpio y lo quiero te puedo asegurarque mi idea es duplicarlo y lo tengo totalmente registrado que el 80% de la gente que hizo uso de las parrillas fue gente de Pigue,Coronel Suarez,Olavarria,Mar del PLATA,Bahia Blanca de todo nuestro Partido y Buenos Aires,Guatrache,Carhue y alguno que se escapa a mi memoria,todos ponderando y elogiando el lugar,paisaje,BAÑOS,limpios,etc.etc. y ni hablar que tambien lo hace la gente de Puan que disfruto este verano de este sector hice en todos ellos de guia de turismo, respondiendo a todas sus preguntas y repartiendo folleteria, tambien hace 60 años que vivo en este MI QUERIDO PUEBLO,donde vivieron mis padres, abuelos, crie mis hijas y viven mis queridas nietas,comprendo que se tendrian que haber instalado industrias y no se hizo, pero vuelvo a repetir toda la vida la gente se fue de su pueblo” pero y los QUE HAN VENIDO, porque sino donde estan las casas que sobran? a pesar de haberse construido muchos barrios?no se consigue una casa para alquilar.
    Hagamos de PUAN un pueblo limpio, como habitantes EXIGIR a quienes corresponde que las tareas se CUMPLAN, y así vendra nuestro progreso y PUAN SEGUIRA CRECIENDO.pongamos manos a la obra. SALUDOS

  4. María Laura dice

    El crecimiento sostenido de las comunidades, necesitamos esto… No alcanzan los barrios si no hay trabajo. En nuestros pueblos, por lo menos en el mío, soy de Darregueira, se ve un retroceso con respecto a otras etapas de la historia, puede ser por diversos factores económicos, políticos, etc. pero se ve una población desanimada.
    no tenemos que ser tan conformistas, a discusión va más allá. Necesitamos que haya lugares para que los jóvenes con estudio/oficio puedan VOLVER y tener un trabajo DIGNO en el distrito, porque si bien algunos vuelven, son muy pocos y la población está envejecida. Es cierto que no todos buscan volver porque por ahí tienen otras aspiraciones, pero sí hay que propiciar las condiciones para los que desean volver.
    Las casas a veces no se consiguen, puede ser, porque se da un fenómeno que vuelven jubilados a su pueblo en búsqueda de tranquilidad o chicos que consiguieron algún trabajo en su pueblo y alquilan una casa para vivir solos. Pero insisto, hay que ver más allá, lo que vendrá en el futuro, si no modificamos esta realidad…… realidad que demanda crecimiento, desarrollo, más población de gente joven.
    Gracias por darme la posibilidad de opinar

  5. Fernando Prioletta dice

    Queridos amigos Puanenses: no se dejen vencer por el desaliento. Yo soy de Mar del Plata y he inaugurado en Puan justo en frente al Polideportivo una planta aceitera de soja y estamos empleando unas 6 personas en forma directa y 2 en forma indirecta. Es una inversion muy grande en dinero y que antes no existia. Hemos tenido muy buena recepcion de la comunidad productiva y nos esta yendo muy bien gracias a Dios. No se desalienten y sigamos empujando entre todos ! Los invito a que pasen a tomar mate por la planta y vean lo linda que esta ! y todo gracias a los Puanenses !

Los comentarios están cerrados.