¿Qué hacemos por nuestros Humedales?

(*) El 2 de febrero es el Día mundial de los Humedales, declarado por la Ramsar. Este año el lema es: “Turismo en humedales: una gran experiencia”. Por ello veo que en varios lugares de el planeta y principalmente de nuestro país distintos grupos, asociaciones, municipios están planificando eventos para tal fecha, principalmente educativos como charlas, salidas de observación y reconocimiento o actividades turísticas especificas para ese día en adhesión a la misma.
Ahora bien con respecto a nuestro partido pareciera que vivimos aislados del resto, no solo porque no veo ninguna actividad planificada para la misma, sino que parece que no nos interesara el tema de la conservación del agua.
Ejemplos sobran pero expondré dos que para mi son más que suficientes. La laguna de Púan emblema no solo de nuestra ciudad cabecera, sino uno de los lugares con mas afluencia de turismo del partido, no tiene ninguna referencia al cuidado, biodiversidad y conservación de la misma. Lamentablemente la zona de reserva se limita a la isla que pareciera que no estuviera rodeada por agua.
Pareciera que con esto alcanza. Las veces que plantee que la laguna entera tendría que ser considerada reserva cayo en saco roto. Las razones mas de una: desde el efectivo control de las actividades que se realizan en laguna, hasta la de revalorizarla como una reserva natural con objetivos y planificación adecuada; conocimiento y difusión de su flora, fauna admirable para cualquier turista, actividades armoniosas con el medio y de educación.
Utilizando a la laguna como una pequeña aula a cielo abierto para tener una visión real de por que tenemos que conservar el agua y sus lugares donde se reservan. El otro tema es el de la contaminación de las lagunas por agroquímicos.
Este tema va aumentando cada vez mas a medida que se suplanta la ganadería por el cultivo de siembra directa, el cual utiliza gran cantidad de químicos que luego de una lluvia van a desagotar en las pequeñas y medianas lagunas que tenemos desparramadas por el partido. Esto afecta directamente a la flora y fauna del lugar envenenándolos hasta su muerte e indirectamente a nosotros mismos ya que muchas veces esos cuerpos de agua están conectados a las napas de donde se extrae agua para consumo humano.
Por todo esto, humildemente les pedio que reflexionen acerca de este tema, todavía estamos a tiempo de conservar nuestros humedales y toda la vida que en ellos se desarrolla. Depende de las decisiones que tomemos ahora dependerá el futuro de los que vendrán.

*Alejandro Morici
Naturalista e investigador independiente

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.