Castelli opinó sobre la actualidad del radicalismo

Fue en la revista La Tecla, de la ciudad de La Plata, en su artículo publicado el 23 de febrero, titulado “Cómo piensan el partido los intendentes radicales”.

Intendentes bonaerenses leen el escenario interno y plantan bandera. Algúnos se ven cerca del macrismo, otros cuestionan al alfonsinismo y también están los que se autopostulan. Un recorrido sobre las comunas en donde la UCR aún conseva poder

PUAN – CASTELLI Facundo
“Hace poco que comenzó Barletta y me parece bien esta renovación. Tiene varias cosas que resolver, pero me parece una buena decisión. Es lo que se esperaba del radicalismo y hay que darle tiempo para ver cómo se desarrolla. En la última elección hemos estado, junto con Horacio López, muy cerca del alfonsinismo. Sin embargo, todavía no hemos definido entre todos los afiliados a qué sector vamos a apoyar. La gestión de Bazze ha sido muy buena, porque en un primer momento le dio un recambio al partido al cual no estábamos acostumbrados, recorrió todos los distritos. Su gestión me gustó, aunque también es cierto que el resultado en las urnas no acompañó. A nivel partidario fue bueno”.

Otros intendentes

ADOLFO ALSINA – HIRTZ David
“Me da la impresión que Barletta está buscando equilibrio, tratando de preservar la identidad partidaria. Ha tomado la cuestión con mucha responsabilidad. La conducción municipal me ha quitado mucha participación en vida interna del partido. Sigo teniendo a mis amigos, legisladores de nación y provincia que colaboran conmigo, que son del ámbito del alfonsinismo. Nos movemos dentro de ese sector. De todos modos, el partido tiene que buscar un amplio marco de consenso para establecer una conducción futura para el Comité Provincia, que esté con la mayor base de sustentación y consenso posible dentro de la UCR, teniendo en cuenta que el partido primero se consolide a sí mismo y para recién luego pensar en políticas de alianzas. El partido tiene que redefinir su perfil y discurso y sus nuevas autoridades. Miguel Bazze ha tenido una actitud importante, ya que movilizó al partido fuertemente en la campaña, pero ha quedado golpeado del resultado de las elecciones porque fue el artífice, junto con Ricardo, de lo que fue el frente electoral con de Narváez que no funcionó. En la elección el partido participó como tal.”

SALADILLO – GOROSITO Carlos
He sido presidente del Comité Provincia y pienso que el partido tiene que tomar un perfil ubicado a la centro izquierda del espectro político. Quienes puedan representar a esas ideas van a encontrar nuestro apoyo. Todavía no tengo ningún candidato en especial. La ley orgánica nos impide a los intendentes ser candidatos presidirlo, sino algunos compañeros de la ciudad estaban evaluando la posibilidad de impulsarme para ocupar ese rol. Habría que modificar la Carta Orgánica se modificó cuando Stolbizer presidía el Comité y se ha hecho para respetarla, no para cambiarla de acuerdo a las convenientes circunstanciales. Hay alianzas que se dan con la sociedad. El partido tiene que estar alineado con los sectores más postergados, privilegiándolos. La ubicación del espectro ideológico debería ser hacia la centro izquierda.

SALLIQUELÓ – CATTANEO Osvaldo Enrique
El radicalismo está pasando una crisis profunda en lo que es la dirigencia a partir de los errores que cometimos en las últimas elecciones, lo que produjo una notoria división dentro de la UCR. Esto aflora a la hora de plantearnos como encarar la nueva división. Lo mejor que podemos hacer los radicales es dejar de lado las disputas de dirigentes y consultar las bases. Ver qué opinan nuestros afiliados y hacer una mirada hacia el interior de la Provincia, que es donde la UCR a salvado la ropa, manteniendo el gobierno en algunas comunas. Tenemos reunirnos, escucharnos y sincerando. La conducción del partido tiene que quedar en mano de aquellos que renuncien a sus aspiraciones personales. Si empezamos a mirar la conducción personalizando en algunos dirigentes, vamos a volver a equivocarnos. Un acercamiento al PRO va a terminar perjudicando al partido. Primero hay que fortalecernos como fuerza propia.

NUEVE DE JULIO – BATTISTELLA Walter Roberto
El radicalismo sufrió un revés electoral y, como en todos los partidos del mundo, cuando eso pasa la oposición interna tiende a tratar de sacar alguna ventaja. Estoy alineado con Ricardo Alfonsín y voy a seguir participando dentro de esa línea. Estamos en un proceso de autocrítica, trabajando en la nueva construcción. Uno no puede cortar ni decir nada sobre el acercamiento de algunos intendentes con el PRO. Tenemos que tratar de reconstruir el partido y tratar de brindarle la posibilidad a la sociedad de que pueda tener una chance electoral adecuada. Si no tenemos un candidato capaz de llevar adelante en Buenos Aires, como ya nos ha pasado, tenemos que ser honestos y ver cómo hacer un pacto electoral para tratar de tener distintos resultados. El proceso de reconstrucción interna y el de establecer alianzas puede ser simultáneo. Ojalá vuelvan aquellos que se fueron del partido. No hay que descartar o aprobar algo de plano, hay que hacer los análisis puertas adentros antes de tomar una decisión.

GENERAL GUIDO – LOUBET Aníbal
Con respecto a lo que se viene, todavía no me he definido. La gestión de Bazze no fue buena, no tuvo protagonismo ni presencia. Vino a cumplir el rol de acompañar a Ricardo Alfonsín y ya sabemos cómo terminó todo. No es sencillo conducir el Comité Provincia. El partido sigue con sus políticas de confrontación y sin pensar en los consensos, por lo que vamos a seguir disminuyéndonos. El único órgano partidario que funcionó fue el foro de intendentes. No hemos tenido acompañamiento del Comité, cada uno se ha defendido en su terruño como puede tipo unión vecinal, tratando de llevar de abajo hacia arriba traccionando votos. El partido se merece un reposicionamiento que hoy por hoy no lo veo. No podemos permitir que ante cualquier confrontación los dirigentes se vayan dirigentes de mucho valor, como pasó con Stolbizer y Linares. Hay que sentarse a dialogar y buscar consensos. Esto nos viene pasando desde hace mucho tiempo. Hay dirigentes históricos en el partido, que tienen peso en Buenos Aires, que no se si están dispuestos a tratar de buscar consensos. Muchas veces las líneas internas son más importantes que el partido.

MAIPÚ – RAPPALLINI Aníbal
Una forma de mejorar el funcionamiento general del partido es que intendentes y legisladores discutan dentro del Comité Provincia, en donde seamos más respetados. También a la hora de tomar decisiones se tenga en cuenta quienes han estado siempre dentro del partido y que no se han ido a otros sectores. Debe haber un cambio de fondo en el radicalismo, necesitamos que nos escuchen más, no estoy de acuerdo con la forma en que se toman las decisiones, ya que a los intendentes nos han dejado solos a la hora de gobernar. No nos han dado la ayuda que necesitábamos.

PELLEGRINI – PACHECO Miguel Ángel
Tenemos que estar preparados para hacer los cambios necesarios dentro del Comité. Hay algunos que han estado fuera y ahora quieren ser presidente. Son los que, según donde suene la campanilla van. Hay que respetar a los que han sido radicales siempre, que han estado en las buenas y en las malas. El partido tiene que fortalecerse, darle participación a los intendentes electos y los que no, para que vuelquen su propia experiencia para fortalecer y tener una UCR bien armada para los próximos dos años. No veo a los que fueron radicales K gobernando en los próximos años, ¿qué van a ser, los salvadores? Los que salvan al partido son los dirigentes que han tenido convicciones ideológicas para fortalecer el partido. No puede ser que en las buenas estemos todos y en las malas titubeamos. Nosotros nunca fuimos radicales “k” ni “menemistas”, siempre fuimos de la UCR.

TANDIL – LUNGHI Miguel
“Sería lindo que nos pongamos todos de acuerdo dejando pasar a una nueva generación sin tirar a nadie por la ventana, manteniendo los principios y la moral del radicalismo. Recuperar al partido va a llevar su tiempo, pero estoy convencido que lo vamos a lograr para llegar a ser algún día una fuerza alternativa. Hay que trabajar recomponiendo para ser una alternancia, sin pensar electoralmente. No soy partidario de las internas, sino del consenso, dando oportunidad a mucha gente para oxigenar al partido. Se tienen que sentar todos los sectores en una mesa a dialogal, porque ya hemos tocado fondo. Nadie tiene que sacar provecho, es un camino nuevo con principios viejos, aquellos con los que nos fundaron. Esperemos que nos convoquen y que podamos tener opinión, nos tienen que dar importancia. Hay que tener grandeza, sino vamos a seguir igual. En la Provincia hay 20 intendentes y hay que juntarse con todos, con los que se ha perdido con poco margen y son candidatos buenos para oxigenar el partido. Lo que pido es una utopía, pero es la única forma de salir. Para conducir se necesita confianza, a Gutiérrez y Meoni los conozco, son buenos dirigentes, pero tienen que demostrar la seguridad de que van a seguir con las tres siglas sin ningún agregado. Siempre gané con la UCR, la lista 3. Tendrán que aclarar y explicar bien qué es lo que quieren.

DAIREAUX – Hernando Esteban
“Lo que vamos a tratar de aportar, todos los que estamos vinculados al manejo partidario, es trabajar en un reordenamiento en Provincia. Para que el partido tenga una posibilidad nueva de alternativa de poder, necesita de un partido en Buenos Aires reordenado, con una nueva instancia de participación en aquellos que hoy por hoy tienen la responsabilidad de administrar que hoy no se ve reflejada en la conducción de la UCR. El partido puede ser un apoyo a una sumatoria de fuerzas, sumando dirigentes que vean en una idea similar. Vamos tratar de darles la posibilidad a dirigentes que no la han tenido, trabajando desde las bases y con dirigentes valiosos que están en el interior que tienen la responsabilidad de administrar comunas. La decisión de alianzas con otras fuerzas tiene que ser consecuencia de una convención, no se resuelve en forma individual. Hay puntos de encuentro con muchas fuerzas políticas, incluído el PRO, y hay que trabajar sobre esas cosas en común. Vamos a trabajar para renovar la conducción, estamos hablando alternativas, desde la sexta trataremos tener un representante en la mesa de trabajo del partido a nivel provincial.

SAN ISIDRO – POSSE Gustavo
“Muchos ven que los que somos radicales y tenemos responsabilidades institucionales nos tenemos que concentrar en la gestión y tratar de ser factor de unión. Quienes no lo están, pero hicieron muy buenas elecciones hay que ayudarlos, aquellos que tienen una dificultad con la sociedad, en el sentido de que pueden ser útiles para muchas cosas pero no ser la cara visible y presentarse de candidatos porque la gente está cansada de muchos nombres y caras. Hay que ser inteligentes y mostrar las mejores caras, tener buenos proyectos, no mostrar internismos, cuando hay disensos hay que hacerlo puertas hacia adentro. La gente tiene sus propios problemas y no es bueno que un partido político le traslade los suyos porque nosotros tenemos que mostrarles un plan. Hay caras que no se circunscriben a apellidos sino a una cultura hiperpartidaria, cerrada y endogámica de siempre mirarse hacia su propio ombligo y eso es lo que hay que desterrar. Hay que conservar e integrar a todos pero hay que ser inteligentes, tener cercanía con la gente y ser mejores. Hay un punto que es el central de los partidos políticos de oposición sobre qué se quiere de la política: ir con listas propias y formar frentes apartes. Esto genera que el votante se encuentra con que o vota a oficialismo, en este caso a Cristina, o se encuentra con que toda la oposición está dividida, entonces sabe de antemano que su voto no va a gravitar si no vota al oficialismo. En la medida de que el radicalismo y el resto de los partidos políticos de la oposición tengan problemas de pluma, de vanidad y no se sumen al otro y se formen frentes ahí esta una de las dificultades por la cual algunos partidos se van distanciando de la gente”.

PERGAMINO – GUTIÉRREZ Héctor
“Al radicalismo le ha pasado parte de esto y además de confundir a su electorado con los acuerdos electorales que hizo. No se puede predicar en un sentido y luego actuar en el otro sentido: el doble discurso la sociedad y el electorado lo condenan. Lo que el radicalismo debe intentar es tener su candidato a presidente y convocar a otras fuerzas políticas a establecer un frente electoral. Acompañaré todos los esfuerzos que haya que hacer y si tengo que ser quien encabece lo seré pero no es algo que estoy buscando para cambiar el partido. El partido hoy tiene un gran vacío de poder, hay una gran ausencia de su dirigencia, no hay conducción partidaria y esto obviamente se nota en la militancia, hay un estado deliberativo extrapartidario cuando el partido debería ser quien convocara al diálogo”.

JUNÍN – MEONI Mario
“Estamos en una etapa de mucha discusión en el radicalismo y creo que es necesario producir renovación. Para ello hay que tomar decisiones de participar, actuar y jugar. Estoy dispuesto a correr los riegos. Los detractores de siempre no tienen ningún ‘radicalómetro’. Soy parte de un grupo político, tal vez haya otros que quieran competir, por lo cual veremos, finalmente, quién es el candidato pero yo estoy dispuesto a salir a disputar la conducción del radicalismo en la provincia de Buenos Aires porque me parece que el radicalismo bonaerense es central y neurálgico para el cambio de la U.C.R. en el país. No es momento para esperar y ver qué pasa. Eso ocurrió hasta ahora y así nos fue”.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.