El Centro Mariano de Puan fue sede de la primera Peregrinación de los Enfermos

El encuentro se realizó ayer en el Monasterio Santa Clara de Asís y convocó a más de un centenar de personas de toda la región.
Las actividades comenzaron a las 10.30 horas con la celebración de la Misa, luego continuaron a las 16 con la bendición del padre Roque Landart a los enfermos y a las 17, se realizó la desconcentración.
La imponente estructura religiosa cuenta con la Casa de Retiro “Madre Reina de la Paz”, acondicionada con todos los servicios para que el visitante tenga una estadía placentera.
La ceremonia de bendición se llevó a cabo en la iglesia del lugar, en un ambiente de suma tranquilidad, con reflexiones religiosas acompañadas por un coro de jóvenes.
Al finalizar, el Padre Roque Landart, expresó su satisfacción por la experiencia vivida e invitó a que el 17 y 18 de marzo la gente se acerque nuevamente al Centro Mariano para participar de un retiro espiritual.
“Es hermoso lo que podemos vivir acá, insistan para que otras personan lleguen hasta aquí y puedan disfrutar de lo hermoso que es este lugar, compartiendo el amor de Jesús,” pidió.

Cómo surgió propuesta

La Peregrinación de los Enfermos se realiza cada año en la Basílica de Luján, convocando a miles de personas de distintos lugares del país. Uno de los organizadores de esta movilización, Alejandro Dodero, de Coronel Pringles, explicó a Todas las Voces por qué decidieron hacerla en Puan.
“Era necesario desarrollarla en la zona para no tener que ir tan lejos, en especial para aquellas personas que no pueden viajar muchas horas.
Puan es el lugar más justo, en la Casa del Retiro nos han prestado todo. El Municipio nos colaboró con las rampas y la ambulancia,” relató.
“Ha sido una experiencia muy emocionante porque hace 40 años que voy a Luján a hacer esto, pero es un lugar muy grande y aquí fue una experiencia como en casa. Fue algo privado y se sintió muy fuerte, vi los ojos de los enfermos y la felicidad en ellos,” manifestó.
Dodero agradeció a la comunidad de Puan por haber recibido su propuesta.
“Hace setenta años que esta actividad se destina a Capital y al Conurbano, convocando a hospitales, geriátricos, cotolengos y particulares. Ahora, la idea es que se siembre en la región, y se conozca que Puan va a ser la cabecera de la reflexión y la salud del enfermo,” resaltó.
Acerca de la concreción de la primera peregrinación en el Centro Mariano, el organizador contó que conoció el lugar cuando participó de retiros espirituales.
“Vi toda la estructura que había acá y no se usaba. Hay pocas escaleras, no hay rampas y quien sabe andar con los enfermos, reconoce que este es el lugar adecuado porque tiene árboles, verde y aire. Y en especial por la gente de Puan porque me recibieron muy bien,” expresó.
“Ojalá esto llegue a los distritos vecinos porque el enfermo necesita ser escuchado, ser visitado y saludado, no descartado,” sostuvo.
Junto a Dodero trabajaron 35 jóvenes pringlenses, de entre 15 y 17 años, con experiencia de haber desarrollado esta tarea en Luján.
“Hoy están usando remeras amarillas porque son con las que trabajan dentro de la Basílica, no llegamos a hacerlas con la imagen de la Madre de la Paz, la virgen de aquí.
En Luján, los jóvenes de remera amarilla trabajan dentro del templo, los de blanco afuera en la recepción de los peregrinos y los de azul en la cocina, donde se le da de comer a 4500 personas,” detalló.
“Son dos días donde se pierden sus salidas al boliche, pero son jornadas de solidaridad y trabajan con mucha alegría,” destacó.
El organizador fue muy positivo al referirse al futuro de esta idea traída a Puan: “Que el intendente sepa que de acá a 70 años, van a venir 5000 enfermos a buscar la reparación de la enfermedad, en la satisfacción de sentirse mejor,” finalizó.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.