Jorgelina Walter presentó el libro “Santa Rosa. Memorias de una colonia”

La técnica Jorgelina Walter, actual Directora del Museo Ignacio Balvidares, presentó el libro “Santa Rosa. Memorias de una colonia”. Fue el domingo pasado en El Andén, en la ex estación de ferrocarril, ante un muy buen marco de público.

La autora estuvo acompañada por  las profesoras de historia Elisabet Brizzola y Fabiana Álvarez, quienes realizaron un análisis destacando los aspectos más relevantes de la publicación que rescata la memoria de la colonia fundada en 1902 por Alemanes del Volga a tan solo 12 de kilómetros de Puan.

Con emoción, Jorgelina Walter, expresó: “Uno llega con un esquema de lo que dirá pero se hace difícil poner en palabras lo que se siente, esa alegría, gratitud y satisfacción de compartir con ustedes el fruto de un trabajo de investigación que llevó muchos años, que nació allá en el 2002 cuando nos juntábamos para festejar los 100 años. También siento nostalgia por las personas que ya no están y que fueron un pilar muy importante en el proyecto de recuperación del patrimonio cultural de la colonia, pero estoy segura que hoy están aquí acompañándonos.”

“Desde pequeña siempre tuve curiosidad por la colonia y me acuerdo de ir con papá y preguntarle sobre la escuela, el cementerio, y también buscaba de descifrar qué decían esos libros en alemán o en las esquelas mortuorias que había por ahí.

Cuando celebramos el centenario de la colonia, en el año 2002, Christian Jungblut, un joven que en ese momento acompañaba a Monseñor Mayer, al hojear el libro contable de mi bisabuelo José, que atesoraba Marisa, vio que en la página 131, en un perfecto alemán, relataba cuándo había llegado a la Argentina entre otros datos.

Enseguida mandamos a hacer las traducciones, imagínense que mi interés con cada descubrimiento crecía día a día, pero sentía que todo ese material que fui acumulando en mi casa, en un bibliorato, no servía y que debía darlo a conocer,” manifestó.

El Andén, fue el lugar elegido para la presentación

En esas anotaciones, su ancestro también había escrito los registros de lluvias, las hectáreas sembradas, el dinero que prestaba y las compras que realizaba en Puan.

“Me demandó varios años de investigación. En el 2015 escribí el prefacio, en el 2016, participé de la cátedra libre de Historia y Cultura de los Alemanes del Volga en la Universidad de La Plata, que también fue muy motivante, y el año pasado, fue cuando me dije lo tengo que terminar,” recordó.

Si bien la primera idea de la autora fue dar a conocer su trabajo en formato digital, finalmente optó por el papel.

“Cuando estuve en la cátedra libre, en La Plata, participaron integrantes  de Patrimonio Inmaterial de la Provincia de Buenos Aires, quienes estuvieron muy interesados por todo el trabajo de investigación que había realizado y fueron ellos los que me propusieron hacer la diagramación y el diseño del libro. También Horacio Walter me sugirió que lo hiciera en papel para que la gente lo pueda tener en sus manos y compartir entre los conocidos,” dijo.

“El ejemplar se divide en ocho capítulos cronológicos, se  remonta a Rusia, la llegada a Alemania, luego a la Argentina y a la colonia madre, Hinojo. Después refiere a la residencia en la “Colonia 2” de Coronel Suárez, y cuando un grupo de colonos compró 3.000 hectáreas y decidió fundar la Colonia Santa Rosa, a 12 km de Puan.    

El prólogo es de Horacio Walter y en la tapa y contratapa figuran firmas de algunos de los primeros colonos, documento que atesoraba Marisa (familiar de Jorgelina), de cuando ellos mandaron la carta al Concejo Deliberante para poder construir el cementerio.

También hay hojas en blanco para que puedan anotar memorias y hacer observaciones, porque la historia de la colonia continúa. Estoy segura que muy pronto aparecerá otro documento, otra fotografía, que harán que ese libro se nutra y pueda realizarse una segunda edición, porque como dice la contrata tapa: “En el espacio y en el tiempo, cada uno somos parte del otro…”

La importancia de la investigación histórica

La profesora de Historia, Fabiana Álvarez, se refirió a la importancia del trabajo de investigación desarrollado por la autora.

“En primer lugar, desde una mirada histórica, es la memoria actuando contra el olvido. Jorgelina se aventura, como ella misma lo dice, entre papeles vetustos y fotos color sepia para escuchar las voces de la colonia Santa Rosa que anhelan hablar, las ayuda a recuperar su tono, a que puedan ser oídas y a que vuelvan a pronunciarse.

Luego, desde una mirada filosófica, considero que al  recuperar la vida de una colonia agrícola de principios del siglo XX interpela al cortoplacismo y la liquidez de los vínculos, características que priman en la época que vivimos y que amenazan al pasado con convertirlo en material desechable.

Por último, desde una mirada historiográfica, es importante en momentos en que pareciera que la historia no encuentra la manera de deconstruir y reconfigurar su antigua autoridad en la relación con el pasado, Jorgelina apuesta a mantener viva una relación con el pasado de su familia pero a su vez de los puanenses porque a través de la documentación analizada se asoman a la luz los comercios y la vida social de un Puan que ninguno de nosotros conocimos,” resaltó.

José Palma interpreta “La Oma” y el artista plástico Pablo Vaccerzza (Pigüé) dibuja a la abuela alemana que menciona la canción…”Tiene los ojos azules, como el agua de los mares, porque vino de muy lejos y el cielo quedó en su sangre”

Rigor documental

Después de detallar el contexto histórico que propició la llegada de inmigrantes a nuestro país, la profesora Elisabet Brizzola se abocó al contenido de la publicación.

“Desde el punto de vista historiográfico, estas memorias redactadas en ocho capítulos, constituyen un relato muy ágil ameno y perfectamente testimoniado por fuentes documentales escritas que permiten comprender la situación vivida en Europa, mapas que marcan  el largo viaje hasta su llegada a la Argentina, su recorrido ya en territorio nacional hasta el momento de su radicación en las proximidades de Puan donde se forjara la Colonia Santa Rosa.

El rigor documental se aprecia a través de minuciosas y completas cronologías que aparecen intercaladas en el relato cuando la temática lo requiere.

Todos los aspectos de la vida de la colonia: la cotidianeidad, la religiosidad, la economía, la educación familiar y escolar, la vida de relación entre colonos y con la comunidad puanense aparecen reflejadas en imágenes de documentos que parecieran plasmados invitando a que en un futuro alguien los recogiera para hacer lo que hoy estamos presentando. A eso sumaría fotografías, sentidos testimonios orales de memoriosos residentes y docentes, canciones y muy especialmente destaco las expresiones en idioma alemán, que aún conservan sus descendientes,” detalló Brizzola en uno de los tramos de su análisis.

“Esta publicación se inicia y se cierra en el presente, a partir del reconocimiento y puesta en valor de la Colonia por parte de descendientes y vecinos de la misma cuando junto a autoridades deciden recuperar -en la medida de lo posible- sus restos materiales y celebrar su fundación cada 30 de Agosto, día de su Patrona “Santa Rosa de Lima” y concluye con una cronología de todas las acciones desarrolladas año tras año, hasta el presente, manteniendo vivo en la memoria puanense y de sus condescendientes de otras colonias hermanas la existencia histórica de la Colonia Santa Rosa.

Así,  el pasado de la Colonia Santa Rosa queda abrazado por un presente que la mantiene viva y estas memorias constituyen, en este momento,  un hito trascendental, que hoy tenemos la posibilidad de conocer y disfrutar,”  concluyó.

El mensaje del escritor Horacio Walter, autor del prólogo

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.