“Nos retiramos de la Liga Cultural y nos afiliamos a la de Suárez”

La decisión del Club Deportivo Rivera se sostuvo en el arbitraje registrado en la instancia final ante All Boys de Santa Rosa, el 21 de julio pasado. “Sufrimos un robo tremendo”, señaló Pablo Felsinger, Presidente de la entidad, quien se mostró esperanzado de que Independiente, el otro club de la localidad, siga el mismo camino.

El dirigente reconoció que tuvieron un año “muy bueno”, en lo futbolístico. “Estuvimos primeros en el Campeonato de la Liga de principio a fin, pero lamentablemente, en la fecha 21, cuando nos tocó enfrentarnos a All Boys en su cancha, sufrimos un robo tremendo”, señaló el dirigente de la vecina localidad, en diálogo con TODAS LAS VOCES.

Pablo Felsinger

Y admitió: “Creemos que no es lo correcto, nos quedamos sin ganas de continuar, porque se hizo mucho esfuerzo para estar en ese lugar. Invertimos tiempo, dedicación y dinero”.

Vale destacar que el conjunto de Rivera, más allá de liderar el torneo de punta a punta, de ser el equipo más goleador con 56 tantos, el que menos goles recibió, 20, y de tener la mayor diferencia de gol, + 36, se vio perjudicado por el sistema olímpico de definición impuesto reglamentariamente por la Liga Cultural, que otorga, en caso de igualdad en puntos a la finalización del torneo, el campeonato a quien salió mejor parado entre los partidos jugados entre sí. Así All Boys con el empate en 2 en Rivera y la posterior victoria (polémica) 2-1 en Santa Rosa se quedó con la corona de la Zona Norte.

-¿Cómo es generalmente el nivel del arbitraje en la Liga Cultural de La Pampa?

Hasta esa fecha no habíamos tenido grandes inconvenientes con los árbitros, de hecho el Técnico que se incorporó a nuestro club este año, hizo mucho hincapié en jugar al fútbol, en rendir dentro de la cancha, en estar bien física y mentalmente, y olvidarnos de los árbitros. Obviamente, ellos tienen sus errores, sucedieron algunas cuestiones pero dentro de lo normal y aceptable. Pero lo del partido con All Boys fue muy alevoso, hubo mucha desigualdad en el trato a los jugadores de uno u otro equipo. Así es imposible.

-Tenemos entendido que ustedes observaron que el árbitro Rubiano tuvo fallos polémicos, como adicionar 9 minutos cuando estaban 1 a 1.

En el minuto 15 del primer tiempo, amonestó a nuestro delantero Jonathan Toranzo. Le sacó amarilla porque entendió que simuló una falta cuando saltó a cabecear. Yo jamás, en los años que sigo el fútbol, vi amonestar a un jugador que simule una falta saltando a cabecear, es algo insólito. Tuvimos la sensación de que había salido a amonestar y a condicionar a ese jugador. Luego, a los 20’ del segundo tiempo, lo terminó echando por doble amarilla.

Una de las conquistas ante D. Anguilense – Foto Diario de Rivera

-¿En su historia Deportivo, siempre fue parte de la Liga Cultural de la Pampa?

No, perteneció siempre a la Liga de Carhué hasta el año, 1989 o 1990, cuando se disolvió y los clubes pasaron a integrar la Liga de Suárez. Luego, Deportivo se retiró del fútbol y estuvimos  así hasta hace seis años. Empezamos primero en una liga municipal, nos fuimos entusiasmando y nos inscribimos en la categoría “B”, ganamos el campeonato y ascendimos a la “A” de la Liga Cultural. El progreso futbolístico de Deportivo fue muy importante en pocos años.

-Siendo Rivera una comunidad pequeña… ¿Deben recurrir a jugadores de afuera?

Sí, al haber estado tanto tiempo sin fútbol cuesta mucho. Recién ahora, están empezando a aparecer chicos que pintan para jugar en primera.

-¿Pudo comunicarse con alguna autoridad de la Liga Cultural de la Pampa?

Hoy a la mañana (por ayer 1 de agosto) hablé con el Vicepresidente de la Liga, obviamente nos citó a charlar, a reflexionar, a querer justificar, o que entendamos algo que para nosotros no tiene explicación y no tiene vuelta atrás. Porque no fue solo un daño al club, sino también a los jugadores. Ahora tuvimos que rescindirle el contrato a varios de ellos, porque realmente no tiene sentido sacrificarse tanto, perder tanto tiempo y tanto dinero para que después nos suceda lo que nos sucedió.

La formación que enfrentó a All Boys – Foto Diario de Rivera

-La cuestión económica para los clubes no debe ser fácil

Abrir la cancha hoy te cuesta 25 mil pesos por partido, tenemos un lindo grupo de trabajo, con mucha gente que nos apoya en Rivera, hay que destacarlo. Se ha hecho una movida muy grande, imaginate… tenemos tres casas alquiladas en el pueblo para los jugadores. Solo eran cuatro chicos de Santa Rosa que viajaban tres días a la semana para venir a entrenar. El sacrificio que hacemos es enorme. Es muy feo que te dejen con las manos vacías de esa manera.

-¿Pudo hablar con Ernesto Palenzona, el presidente de la Liga de Suárez?

Sí, me pidió que enviemos la nota con el pedido de afiliación a la Liga, pero estamos esperando porque en el pueblo tenemos otro club, Independiente, que también está afiliado a la Liga Cultural de La Pampa. En esta semana, el  5 de agosto están conformando la Comisión Directiva, esperamos eso, para hablar con ellos y pasarnos los dos a la Liga de Suárez.

Remate de Jonathan Toranzo – Foto Diario de Rivera

-¿La de ustedes es una decisión tomada?

De nuestra parte sí, es una decisión tomada. Nos retiramos de la Liga Cultural y nos afiliamos a la de Suárez. Esperemos que la gente de Independiente nos acompañe, así el año que viene podemos jugar allá.

-¿Tiene alguna imagen formada de la Liga de Suárez? ¿Ha podido ver algún partido o le han contado algo?

Sí, hemos tenido muchos jugadores de aquella zona, de hecho al preparador físico lo compartimos con San Martín de Carhué. También tenemos a Ariel Patahuer que juega con nosotros y pasó varios años en la Liga de Suárez. Este año y el anterior hicimos amistosos con San Martín.

Sabemos que es otro tipo de fútbol, en la Liga de la Pampa pesa más la parte física, por ejemplo existe más presión en la marca, no te dejan recibir. Sé que en la Liga de Suárez se puede manejar un poco más la pelota, generar más juego. Vamos a tener que adaptarnos.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.