Stadler: “En el distrito somos 15 mil habitantes y podemos vivir bien”

El candidato a primer concejal de la lista 6, ganadora de la interna local del Frente de Todos, Emiliano Stadler manifestó no sentirse vencedor en estas PASO.

“No ganamos nada. Esa es la verdad. La gente, con su voto, conformó la lista para el 27 de Octubre.

-¿Qué expectativas tiene cuando llegue el momento de negociar los lugares en la lista de unidad? ¿Lo ve sencillo? ¿Piensa que se puede complicar?

Fácil no va a ser, porque no lo fue durante 20 años, pero creo que el Frente de Todos es una herramienta importante para alcanzar la unidad. Para ser más fuertes debemos garantizar la unidad, siendo inclusivos con las otras dos listas, y ver cómo se pueden integrar, no solo a la nómina definitiva, sino también a un proyecto de gobierno si es que la gente nos elige.

Estamos analizando las partes buenas y las endebles de nuestra campaña. En la lista 6 tuvimos falencias.

-¿En que fallaron?

En la parte de la difusión. No tuvimos demasiado tiempo para hacer la campaña. Hicimos muchas reuniones, pero quizás faltó una mayor llegada a los vecinos, un casa por casa más intensivo.  Necesitamos que la gente se familiarice con nuestro proyecto, y vea qué es lo que pretendemos.

-Castelli les ha sacado una ventaja importante que parece complicada de revertir… ¿Es optimista y ve a los triunfos del Frente de Todos en Provincia y en Nación como una oportunidad para ustedes, al momento de traccionar más votos que los acerquen a los números del oficialismo?

Nos va ayudar eso y alcanzar la unidad en el partido de Puan, no solo con las otras dos listas del Frente de Todos, sino además con peronistas que quedaron afuera de la interna, y decidieron no participar.

-¿Por qué hubo peronistas que no se sumaron a ninguna de las tres listas?

Existieron ciertas pujas por intereses personales para ocupar lugares. Si bien hubo tres listas dentro del Frente, también quedó gente afuera, y hubo otros que no estuvieron de acuerdo con que no hayamos alcanzado la unidad desde un principio y prefirieron mantenerse al margen.

-¿El domingo se sintió apoyado por su pueblo?

Sí. Fue algo maravilloso. Mucha gente se comunicó conmigo para darme su apoyo y felicitarme. Me encanta que se hayan sentido referenciados, el mensaje fue: “tomá mi voto, yo te elijo a vos para que hagas cosas”.

Puan es un lugar difícil, donde el intendente tiene un aparato político que gobernó 20 años. Hay una enorme asimetría de poder.

Yo recién ingreso a la política partidaria, y sentirme apoyado en un pueblo donde el poder se plantea de esa manera, para mí es muy satisfactorio.

Hubo muchísimas personas de las cuales nunca imaginé recibir apoyo. Pienso que quienes me respaldaron lo hicieron, más allá de haber tenido en cuenta mis convicciones, siento que me juzgaron por la familia de la que vengo, por cómo nos ganamos la vida; me han valorado eso también. 

Hay quienes no tienen nada que ver con el peronismo e igual se acercaron a dialogar con nosotros y a darnos aliento.

-¿Cree que el afianzamiento del peronismo como opción en el partido de Puan es una posibilidad a corto, mediano o largo plazo?

Lo que más le gustó a la gente es la nueva idea de peronismo que empezamos a trabajar con Darío.

Va a ser una construcción, me animaría a decir, a mediano plazo. Si bien va a tardar, uno se da cuenta que el esquema será otro, con una identidad más arraigada, auténtica, volcada a lo local. Esto, desde la filosofía, lo podemos denominar “pensamiento situado”, un peronismo pensado desde nuestra propia idiosincrasia, desde nuestra forma de ser como habitantes de este distrito. Un pensamiento direccionado a la producción local, a lo rural, a los pueblos. Fomentando la agroindustria, tenemos los recursos para generar mano de obra en las localidades. Porque antes que peronistas, somos puanenses. Un peronismo que no genera trabajo no es peronismo.

-En el ámbito local, el peronismo convivió en estos 20 años con la estigmatización política de ser relacionado a todo lo ilícito por sus opositores. Y lo que no logró hacer es reinventarse.

Ser peronista se ha tomado como una mala palabra. En su momento hicimos una autocritica, pero sabemos que la estigmatización nos alcanza en lo provincial y en lo nacional. Es histórico.

Este nuevo proyecto toma distancia de toda esa carga negativa, a nosotros no nos pueden tratar de delincuentes,  nadie puede decir “Darío Rueda, Emiliano Stadler o los demás candidatos son delincuentes”. Me presto a que me investiguen.

Comienza otro camino, creemos que la unidad se puede lograr. Vamos a recorrer las localidades, haremos un trabajo de hormiga.

No somos sectarios, por eso convocamos a todos los que se quieran acercar a nuestra propuesta, sin distinción partidaria. Es posible lograr una transformación en la gestión del distrito, existen los recursos para hacerlo. Tenemos los números y sabemos que nuestras comunidades pueden crecer.

Acá nos conocemos todos, en el distrito somos 15 mil habitantes y podemos vivir bien ¿Cuál es el problema?

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.