Distinguieron a María Oresti de Cayssials

Fue el viernes, en el marco de la apertura del cuarto Encuentro de Narradores, organizado por la Biblioteca Bernardino Rivadavia, en reconocimiento a su trayectoria y labor en el ámbito educativo.

Desde la Biblioteca, Claudia Ugarte, leyó una semblanza sobre María Oresti de Cayssials.

“Ejemplo de tenacidad y fortaleza, de esa fortaleza de espíritu que no se doblega, verdaderamente virtuosa y con talentos, hizo mucho esfuerzo para lograr sus sueños, muy culta, amante de la lectura, informada al extremo. Hábil con sus manos en la pintura, las manualidades, las artesanías, apasionada por la matemática enseñando por ella a buscar en todo la excelencia. Católica práctica, piadosa y devota.

A través de su esfuerzo y dedicación, logró grandes cosas en la vida, lo que la transformó en ejemplo para muchos, entre ellos, sus alumnos de ayer y de hoy. Fue docente comprometida con la institución que se dedicó a pleno y hoy es referente: el Instituto María Susana. Desde 1951 caminan a la par con Jorge y disfrutan de sus hijos, nietos y bisnietos.

Este reconocimiento de hoy no es el primero que recibe y tal vez no será el último, ¿por algo será no?

Para finalizar, voy a parafrasear una expresión del contador Horacio López, cuando siendo intendente de nuestra localidad y habiendo ella sido condecorada Ciudadana Ilustre, dijo: “En la vida hay casualidades y en este caso las hay, usted se llama María Constancia y ha sido la constancia la que le permitió lograr todo lo que usted logró”.

Con emoción, María agradeció el reconocimiento y expresó: “He sido docente de vocación, pero fue mi responsabilidad, agradezco siempre en las escuelas donde he estado, la generosidad  que tuvieron los padres en dejarme los hijos para que yo les enseñara.  Ese es el agradecimiento más grande que tengo de mi vida, que los padres hayan confiado en mí. Yo venía de Pigüé, ¿sabían quién era?, no, no sabían, y ahora acá estoy”.

“Yo solo he cumplido con mi deber, como esposa, madre y como docente que lo llevo en el alma, todavía atiendo a chicos, ellos me acompañan y me hacen disfrutar no de la vejez, sino de mi trabajo,” valoró.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.