Juan Emilio Calzetta: “Hoy puedo decir que he cumplido un sueño”

Al delantero de San Martín de Carhué el destino lo puso en un lugar privilegiado. La historia de su club lo recordará como el jugador que tuvo en su pie la oportunidad de convertir el único tanto, que en el 2019 colocaría a su equipo en lo más alto de la Liga Regional de Coronel Suárez.

Hablamos con él apenas 24 horas después de la memorable final con Unión de Tornquist, jugada en el “Cholo” Laspiur. Si bien en sus oídos resuenan los cánticos y las voces que lo felicitan, coreando su nombre y el de sus compañeros entre lágrimas y abrazos apretados, Juan Emilio (28) todavía no toma real consciencia de toda la emoción que se moviliza a su alrededor.

-¿Sos consciente que vas a quedar en la historia del club?

-No, todavía no. Anoche, después de festejar, me fui a dormir con mucha tranquilidad. Hoy, me encuentro con emociones que se mezclan, algunos momentos donde reímos y otros donde la felicidad se manifiesta con lágrimas.

-¿Cómo vivieron los días previos?

-Muy tranquilos, acá en el club tenemos una persona muy bien preparada que se ocupa de trabajar la parte psicológica del plantel. Por eso, en la semana previa al partido, más allá de atender lo físico, lo táctico y lo futbolístico, nos ocupamos de la cabeza. Hicimos un montón de actividades para manejar bien ese tema.

-¿Cómo fue el proceso que llevó a San Martín a obtener el campeonato de Primera?

-El balance es muy positivo, y no sólo considerando este año, sino los anteriores, cuando estuvimos ahí nomás, muy cerca siempre de lograr el torneo. Por suerte, se nos pudo dar, por el trabajo, por la calidad del plantel y del cuerpo técnico. Para destacar de todos ellos, no sólo el aspecto futbolístico sino también el lado humano.

-Más allá de tu propia emoción, te debe haber conmovido ver la alegría de la gente, sobre todo de los mayores que son parte de la historia del Club.

-Uno que pasó toda la vida en San Martín lo vive de una manera muy particular. La última vez que salimos Campeones, los dos goles los hizo el tío de mi novia, Gustavo Ramborger que ahora está en Buenos Aires. Con él nos comunicamos, igual que con Horacio Otarola, otro ex jugador que se hizo 600 kilómetros desde Mar del Plata para venir a vernos. Lo mismo pasó con otra gente, que son parte del club desde hace muchos años.

Ahora no somos conscientes, pero con el correr de los días, vamos a cruzarnos con muchas personas relacionadas a San Martín, y eso nos llena de emoción. Este recuerdo va a quedar por siempre.

-¿Cómo analizas el nivel de la liga de Suárez?

-Logró un alto nivel competitivo, hay jugadores de una calidad asombrosa en todos los puestos. Debe ser una de las ligas regionales más competitivas de la Provincia, y hasta te diría del país. Los clubes se han venido reforzando muy bien para llegar a la instancia final del torneo

-¿Qué sensación tuviste cuando convertiste el gol del triunfo?

-No lo sé… cuando me quedó la pelota y le jugué a contrapierna al arquero, no sabía si iba hacia un compañero o llegaría al arco, porque la toqué suave. Mirando el video el toque no pareció tan suave como lo sentí yo en el momento.

Se te aparecen un montón de cosas en la cabeza. Uno hace 25 años que está en el Club, el hecho de haber pasado tantas tardes ahí… se me venía un poco eso, todo lo vivido y trabajado para lograr algo tan importante como lo de ayer.

-Les tocó definir ante un equipo muy sólido como Unión

-Sin dudas, si ellos llegaban a conseguir el campeonato, también hubiese sido merecido. La gente de Unión debe valorar el gran proceso que hizo su equipo durante estos años, junto a nosotros, igual que Racing o Boca, los clubes que están llegando a las finales. El juego que proponen también les da resultado y seguramente, dentro de poco, les toque a ellos vivir lo que estamos viviendo nosotros.

-¿Estás de acuerdo con el formato de campeonato que plantea la Liga de Suárez? Algunos lo critican porque ahora resulta muy corto

-Comprendo todas las posturas. Por ahí puede pensarse que es algo rebuscado. Si bien, como es habitual, a la instancia final llegan los mejores, veo un torneo más participativo que competitivo, al menos hasta que llegan los cruces.

Uno entiende que los clubes necesitan recaudar y si alguno, a mitad de año, queda sin chances de clasificar, la posibilidad de recaudar se anula. Viéndolo desde el lado institucional me parece correcto.

Como formador de inferiores, te puedo decir que tenemos un campeonato más competitivo que el de Primera División. 

-¿Hablanos un poco de tu trayectoria futbolística. ¿Siempre jugaste en San Martín?

-Sí, excepto en el 2011, cuando pasé por Empleados de Comercio de Guaminí. Desde que tenía 5 años hasta hoy visto la camiseta de San Martín.

-Debe ser para vos todo un orgullo seguir junto a la gente que te ha formado en el club

-Sí, son muchas personas, a algunas he tenido la oportunidad de saludar y a otros espero verlos para agradecerles todo lo que hicieron por mí. De ellos también es el mérito. 

-¿Qué planes haces para el año próximo?

-No, todavía no, no sé qué voy a hacer, lo voy a pensar. Venimos de años terminando a fines de diciembre o principios de enero, siempre llegando a la fase final. Pero seguramente, después de las vacaciones, el corazón va a mandar y te diría que en un 95 por ciento estoy para continuar en San Martín.

-¿Qué sueños te quedan por cumplir en el fútbol?

-Desde que tengo uso de razón, alcanzar el campeonato era mi sueño más anhelado. Para lograrlo trabajé muchos años junto a mis compañeros que son unos fenómenos. Voy a disfrutar de eso. También es momento de recapacitar y buscar alguna otra cosa, porque hoy me aboco cien por cien al club, y al fútbol. Veremos si cambiamos el chip y buscamos algo extra.

Hoy puedo decir que he cumplido un sueño.

-¿A qué actividad te dedicás fuera de lo futbolístico?

-Mi trabajo está en club, estoy a cargo de las divisiones formativas. Desde el mediodía hasta la noche estoy en la cancha. La idea es buscar algo alternativo, otra calidad de vida, porque ya son muchos años en los que me vengo dedicando a full a esto.

-¿Están conformes con la cantidad de chicos que se acercan a San Martín para participar de las formativas?

-No es tan grande la cantidad, pero completamos bien cada categoría. Carhué tiene calidad de jugadores, es una cantera de muy buenos futbolistas. Estamos muy conformes.

Desde ya, cuando llegan a Primera, se hace complicado porque algunos optan por ir a estudiar, además, acá en Carhué la oferta laboral y de estudios es muy baja. Eso hace que el club traiga jugadores para cubrir algunos puestos.

-¿Algún ídolo o modelo a seguir en mundo del fútbol?

-Soy un apasionado de Messi, pero ¿quién no lo es? Por todo lo que hace y también por lo que es como persona.

Me gusta mucho el fútbol, miro todas las ligas. Mi novia rezonga un poco, porque los sábados estoy con las inferiores y los domingos con San Martín. Ahora, hasta marzo, todos los domingos son para ella.

-¿Qué mensaje le dejás a la gente de San Martín?

-Quiero agradecer lo que hacen por el Club y a quienes ofrecen su trabajo desinteresado. Ojalá este campeonato sirva para continuar creciendo, tanto en infraestructura como en cada mínimo detalle. Que esto no sea el punto final de un proceso, sino un proyecto que siga creciendo.

Espero se sume más gente para dar una mano y seguir haciendo un poco más grande a nuestra institución.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.