¿Quiénes deben vacunarse contra el sarampión?

Para contener el brote de sarampión que se cursa en la Ciudad y en algunos territorios de la Provincia, el Ministerio de Salud reforzó las recomendaciones.

Con el objetivo de contener el brote de sarampión que se encuentra en curso desde fines de agosto pasado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las regiones V, VI, VII y XII de la provincia de Buenos Aires, el Ministerio de Salud de la Nación actualizó las indicaciones de vacunación para quienes viven y viajan en regiones con casos confirmados.

Las nuevas recomendaciones se habían producido ante la confirmación de nuevos diagnósticos y el riesgo de diseminación a otras regiones del país de cara a la vacaciones de verano. Y se refuecuerda frente al fallecimiento de una paciente este jueves que residía en La Matanza

En consenso con las jurisdicciones y las comisiones asesoras, las autoridades sanitarias nacionales dispusieron que las personas que viajen a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y/o a los municipios bonaerenses de Campana, Escobar, Exaltación de la Cruz, General San Martín, José C. Paz, Malvinas Argentinas, Pilar, San Fernando, San Isidro, San Miguel, Tigre, Vicente López, Zárate, Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora, Almirante Brown, Berazategui, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, Quilmes, Gral. La Heras, Gral. Rodríguez, Luján, Marcos Paz, Merlo, Hurlingham, Ituzaingó, Morón, Tres de Febrero, Moreno y La Matanza deben seguir las siguientes indicaciones:

 Niños menores de 6 meses: se sugiere aplazar o reprogramar el viaje, puesto que en ellos la vacuna triple viral está contraindicada y es el grupo etario de mayor vulnerabilidad.

 Niños de 6 a 11 meses: deben recibir una dosis de vacuna doble viral o triple viral considerada “dosis cero”, ya que esta dosis no debe ser tenida en cuenta como esquema de vacunación de calendario.

 Niños de 12 meses: Deben recibir una dosis correspondiente al calendario.

Niños de 13 meses a 4 años inclusive: deben acreditar al menos dos dosis de vacuna triple viral.

Mayores de 5 años, adolescentes y adultos: deben acreditar al menos dos dosis de vacuna con componente contra el sarampión (monovalente, doble o triple viral) aplicada después del año de vida o confirmar a través de un estudio de laboratorio la presencia de anticuerpos contra sarampión.

Embarazadas: deben acreditar al menos dos dosis de vacuna con componente antisarampionoso aplicada después del año de vida o confirmar a través de un estudio de laboratorio la presencia de anticuerpos contra sarampión. Se desaconseja viajar a las embarazadas sin antecedentes comprobables de vacunación o sin anticuerpos contra el sarampión.

Personas nacidas antes de 1965: no requieren vacunación porque son consideradas inmunes.

En tanto, de acuerdo al calendario, todo el personal de salud que trabaja en el nivel asistencial (mesa de entradas, limpieza, seguridad, laboratorio, planta médica y de enfermería, etc.) deben acreditar dos dosis de vacuna contra el sarampión aplicada después del año de vida (monovalente, doble o triple viral) o contar con serología IgG positiva para sarampión.

Contraindicaciones

La vacuna no está indicada para:

  • Embarazadas
  • Niños menores de 6 meses
  • Personas con reacción alérgica grave (anafilaxia) a componentes de la vacuna
  • Niños inmunocomprometidos
  • Personas con inmunodeficiencia primaria
  • Personas con infección por VIH con recuento de CD4 < 15%
  • Personas con inmunosupresión por drogas
  • Personas trasplantadas de órganos sólidos o precursores hematopoyéticos
  • Personas con enfermedad oncológica

¿Qué pasa si soy adulto y no recuerdo si me vacuné?

El doctor Lautaro De Vedia, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) indicó que los adultos sin contraindicaciones que no tengan la certeza de estar inmunizados “deben vacunarse ante la duda, sin que el análisis previo sea obligatorio”, ya que esta acción “no representa ningún tipo de riesgo a los ya vacunados”. Las dos dosis “deben darse con un intervalo de al menos 30 días de diferencia”.

El médico enfatizó en mejorar las coberturas de vacunación, ya que “si la gran mayoría de la población está inmunizada, también protege a los que no pueden vacunarse por alguna condición médica”.

Fuente: Ambito.com

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.