Desde el viernes. No habrá vuelos de cabotaje ni colectivos de larga distancia

Con el objetivo de contener el avance del coronavirus en la Argentina y de reducir la circulación en el transporte público -considerado uno de los focos más sensibles de contagio- el Gobierno anunció que suspenderá desde el próximo viernes los servicios de ómnibus y trenes de larga distancia y aviones de cabotaje. La medida regirá hasta el miércoles 25 de marzo, para fomentar el distanciamiento social y evitar que las licencias deriven en una mayor actividad turísitca.

” Queremos desalentar el viaje del fin de semana largo. Muchos argentinos no han tomado conciencia de la situación crítica que vivimos”, afirmó el ministro de Transporte, Mario Meoni. Aseguró que intentan desalentar los circuitos turísticos.

Además, anunció que todos los colectivos y trenes que circulen desde el jueves en el área metropolitana solo podrán “transportar pasajeros [que viajen] sentados”. “Habrá controles de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT)”, advirtió el funcionario.

En el Gobierno explicaron que la medida aplicará para las líneas de colectivo y el transporte interurbano en donde tenga competencia la CNRT. De hecho, en el Gobierno anticiparon que se espera afectar a empleados de otras áreas del Ministerio de Transporte para realizar los controles en las unidades que transitan por el área metropolitana.

La red de subterráneos, en cambio, son jurisdicción del gobierno porteño. Allí se espera que la gestión de Horacio Rodríguez Larreta instrumente las medidas para que las formaciones viajen solo con pasajeros sentados. “Estamos en un diálogo constante con la Ciudad y están de acuerdo con los anuncios que hicimos. En el subte ellos deberán instrumentar e informar la medida”, señaló una fuente oficial.

Para evitar la circulación de personas en la vía pública, el Gobierno amplió el número de personas licenciadas para realizar trabajo a distancia en la administración pública nacional y reforzó el pedido para que la modalidad se aplique también en el sector privado.

“No estamos dando licencia para que vayan a pasear , es para que nos cuidemos, a nosotros y a nuestros hijos. Quédense en sus casas”, dijo hoy Alberto Fernández. Ayer, el Presidente había comentado el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, le había informado que la afluencia al subte bajó un 50 por ciento.

Meoni había arribado pasadas las 11 a la Casa Rosada para terminar de pulir las medidas con el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, mientras que el Presidente trabaja desde su despacho en la Quinta de Olivos.

Se espera que en las próximas horas el Gobierno anuncie una medidas para motorizar el mercado interno y minimizar el impacto de la caída de la actividad económica por la pandemia. El paquete puede incluir un aumento de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y apoyo financiero para las pymes.

La Nación

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.