Provincia declaró la emergencia sanitaria por 180 días

A raíz de la crisis mundial y al tiempo que crecen los casos de coronavirus Covid-19 en el país, el gobernador Axel Kicillof declaró la emergencia sanitaria en la provincia de Buenos Aires durante 180 días.

Además, el mandatario bonaerense ordenó suspender por 15 días la realización de eventos deportivos, culturales, sociales de participación masiva. Aquellos espectáculos que no pudieran suspenderse deberán realizarse sin público, según el decreto 132 que firmó esta tarde Kicillof.

Kicillof autorizó al ministro de Salud a “la re organización del personal que la situación de emergencia amerite para cubrir eficientemente la prestación del servicio de salud, facultando en forma expresa a suspender las licencias anuales del personal que preste servicio en los establecimientos hospitalarios y a resolver la contratación de personal temporario”.

Para afrontar la pandemia, el ministerio de Salud ya dictó además una resolución que ordenó suspender las licencias y vacaciones de trabajadores de los hospitales bonaerenses.

La resolución que llegó hoy a los hospitales ordenó interrumpir las licencias que a la fecha se hayan concendidas y que aún no han sido iniciadas. En concreto se suspendieron las licencia de descanso anual, por integración a fuerzas armadas o de seguridad, por examen o mesa integradora de examen y las licencias decenales sin goce de sueldo.

La resolución llegó junto con la actualización del protocolo de salud donde se advierte que puede generarse “alarma social” ante la pandemia.

Se destaca el rol de los medios de comunicación: “Si el tratamiento mediático es adecuado la incertidumbre se reduce. Lo que favorece la adherencia a las recomendaciones oficiales del cuidado de salud”, sostiene el protocolo. Ante todo se recomienda manejarse por el circuito oficial de información.

Y poner en marcha los circuitos sanitarios de respuesta de emergencia, con referentes epidemeológicos por cada una de las ocho regiones sanitarias.

El nuevo protocolo difundido hoy brinda instrucciones precisas para la vigilancia de casos sospechosos. El principal objetivo es detectar los posibles casos de manera temprana para reducir el riesgo de disiminación de la infección en la población.

Ante la aparición de casos sospechosos se recomienda el aislamiento de casos sintomáticos y medidas de protección personal.

En caso de internación, se instruye a colocar al paciente en una habitación individual, y en caso que no haya una habitación individual se autoriza a agrupar entre sí a los pacientes infectados con el COVID-19. Las camas deben tener al menos un metro de distancia entre sí.

“De ser posible, los casos sospechosos deben ser asistidos por equipo de trabajadores sanitarios asignados para atenderlos de manera exclusiva”- se informa en el protocolo- y a los agentes de salud que entren en contacto se les indica que deben usar barbijo, guantes y anteojos.

Se recomienda además la limpieza y desinfección de las superficie que hayan estado en contacto con el paciente.

Se dispuso de cuatro hospitales para el diagnóstico: el Hospital Posadas de Morón, el Hospital Rossi, de La Plata, el Hospital San Juan de Dios de La Plata y el Instituto de Epidemeología Juan Jara de Mar del Plata.

Estos deberán descartar primero una influenza. Y en ese caso enviarán las muestras al hospital Malbrán.

La principal hipótesis es que el coronavirus pueda llegar a la población general desde un traslado internacional

Se definió los hospitales de referencia a donde deberían ser trasladados los pacientes según los lugares de arribo a este territorio.

En caso de llegar desde el aeropuerto de Ezeiza deben ser trasladados al hospital Eurnekian de Ezeiza; al hospital Balestrini de La Matanza; o al hospital Samic Cuenca.

En caso de sospechosos que arriben desde el aeropuerto de El Palomar, deben ser trasladados al hospital del Tórax Dr Antonio Cetrángolo o al hospital M.V de Martinez de General Pacheco.

Los sospechosos que pudieran llegar al aeropuerto de Mar del Plata deben ser trasladados al hospital Tetamanti o al hospital Allende.

Y en el caso de los sospechosos que ingresen por el aeropuerto de Bahía Blanca se deben trasladar al hospital Dr. J Penna.

En caso que el sospechosos lleguen a través de transporte fluvial desde La Plata deben ser llevados a los hospitales San Martín o San Juan de Dios.

Si se detectaran casos a través del puerto de Mar del Plata deben ser trasladados al hospital Penna;

Para los casos de Zárate y San Nicolás se ordena el traslado a los hospitales locales y para el caso de Tigre el hospital MV de Martínez G Pacheco.

El decreto de emergencia sanitaria que se conoció esta tarde faculta además a la directora general de Cultura y Educación “a tomar las medidas necesarias para la propagación del virus en los establecimientos a su cargo”.

Por ahora no se informó sobre la suspensión de clases en las más de 16.000 escuelas de este territorio.

Fuente. La Nación

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.