Emiliano Stadler: “Covid-19 y la incertidumbre de hacia dónde marcha el mundo”

En el marco de estos primeros cincuenta días de cuarentena, invitamos a referentes del ámbito político local para que nos brinden su opinión.

A continuación, compartimos la reflexión de Emiliano Stadler, actual concejal del Frente de Todos, quien aborda la temática mediante una perspectiva filosófica:

Ante un acontecimiento inusual, al menos en la escala como la que estamos transitando, es probable que tengamos más incertidumbres que certezas. Aun así, es importante y hasta necesario pensar en un modo amplio que significó hasta ahora, la aparición del Covid-19.

En principio, podemos afirmar que el mundo no esperaba, dentro de su funcionamiento global, un fenómeno como el del Covid-19, y por ende éste no se encontraba preparado para afrontar rápidamente el virus. Esto está claramente evidenciado por el número de las víctimas que ascendió exponencialmente durante las primeras semanas y en las situaciones desbordantes que padecieron la mayoría de los países afectados.

El virus se convirtió, tan rápidamente como iba avanzando, en un fenómeno que abarcaba todas las actividades, las clases sociales, estamentos, edades, etc. Todo se adapta al virus. Digamos que a estas alturas ya trascendió su simple función biológica, hoy es para nuestro mundo, un fenómeno totalizador. Digo para nuestro mundo porque para el otro mundo, el natural, el de los animales y plantas, todo parece marchar perfectamente, incluso mejorando como nunca antes.

Al ser, el Covid-19, un fenómeno que nos abarca a todos, nos insta a comportarnos colectivamente ante él. Podemos decir entonces que las soluciones, los cambios, las medidas en nuestra sociedad deben tomarse con una perspectiva colectiva. No son tiempos de individualismo, son tiempos de valores colectivos como solidaridad, empatía, abnegación, trabajo en conjunto. No tenemos forma de “salvarnos” individualmente.

La cuestión que surge es: ¿qué ocurrirá luego de la pandemia?¿seguiremos actuando solidariamente bajo los valores colectivos? De esta concepción también se desprende el pensamiento pesimista de Dario Sztajnszrajber al creer que ni bien pase el flagelo de la pandemia, todo volverá a funcionar bajo los mismos valores individualistas.

El Covid-19  trajo consigo la oportunidad del cuestionamiento al ordenamiento en el que vivimos hoy, es decir como transcurrimos socialmente, políticamente, económicamente nuestra sociedad. Las políticas de los países del mundo debieron cambiar drásticamente, dejando a la luz las falencias de los sistemas liberales utilizados hasta ahora, más precisamente el modelo neoliberal, que ajusta en las políticas públicas de bienestar como en salud, ayuda social, fundamentales hoy para paliar las penurias del virus.

El rol de Estado se volvió más preponderante y fundamental para asegurar bienestar a toda la población, sobre todo a los más vulnerables y desprotegidos. Es por ello, que se vuelve imperdonable hoy, la actitud deshumanizante de aquellos gobernantes que tiempo atrás ajustaban el presupuesto para la salud pública.

El contexto actual exige lucidez y sobretodo liderazgo para afrontar la pandemia. Aunque ésta hegemonía del Estado puede traer inconvenientes, la extremización de las medidas hace que una sociedad se vuelva mayormente disciplinada y controlada, donde la vigilancia es casi total. Situación que si se hace permanente no es agradable ni beneficiosa en muchos aspectos.

No sabemos con certeza cuánto tiempo durará la pandemia ni que tan lejos estamos de una cura. Pero lo que sí es evidente que el fenómeno genera una crisis global sin precedentes. Vemos que durante toda la historia, tal vez preferiblemente la del siglo XX, las crisis globales dieron inicio a nuevas etapas o épocas.

Es probable que nuestra “normalidad” cambie hacia una nueva forma, ya que la normalidad, según Foucault, es la imposición de una norma a una sociedad por parte del poder hegemónico de la época, entonces podemos pensar que es completamente posible que hoy, durante toda esta compleja situación, estemos viviendo el comienzo de un cambio de época, de términos, de paradigmas, de modelos, incluso hasta de valores y epistemologías (conjunto de conocimientos validados según la época).”

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.