Villa Iris, 120 años de historia

En una situación atípica, signada por la Pandemia de Coronavirus, la localidad fundada el 27 de mayo de 1900 cumple 120 años de vida.

Hoy recordamos datos históricos de su fundación estrechamente ligada al surgimiento del ferrocarril que propició el desarrollo de tantas poblaciones rurales en su extenso recorrido por la llanura pampeana.

Décadas después, por malas decisiones políticas, sus vías fueron cerrándose hasta quedar totalmente inactivas en la década del ‘90.

Hoy su población perdura gracias a la perseverancia de su gente que continúa trabajando desde distintos ámbitos para mantener su estructura institucional, económica y social.

Orígenes

La localidad se fundó durante la segunda presidencia de Julio Argentino Roca, quien gobernó el país entre 1898 y 1904.

El libro “Villa Iris 100 Años de historia”, rescata datos del origen de la localidad marcado por la colonización de inmigrantes europeos y el surgimiento del ferrocarril:

(…) Reanudada la Campaña al Desierto, esas tierras se fueron librando de las tribus de aborígenes y el 24 de mayo de 1879, al llegar el General Roca a las márgenes del Río Negro, todas las tierras conquistadas pasaron al dominio de la Nación. En ese momento, las poblaciones más cercanas eran Puan, viejo fortín de avanzada, y Bahía Blanca. Hacia el noroeste existía una pequeña población que se conocía como Pichi Mahuida.

Como consecuencia de los gastos ocasionados por la llamada “Campaña al Desierto”, el gobierno de la provincia cede a la Nación los derechos de la venta de las tierra, las cuales son divididas en cinco secciones desde la línea de frontera 18.876 – 77 hasta el deslinde del meridiano 5, límite entre Buenos Aires y La Pampa. Cada sección se hallaba dividida en lotes de 10.000 hectáreas y su venta se realizaría por medio de suscripciones.

En la sección tercera, uno de sus suscriptores, fue Francisco Álvarez de Toledo,  quien adquiere los lotes 71 y 82, reconociendo el gobierno nacional esa propiedad en el año 1892 ante el escribano de gobierno Dr. A. Gamboa.

Allá por los años 1888 – 1889 una empresa de capitales británicos comenzó a colocar rieles para conectar la ciudad de Bahía Blanca, con la provincia de Mendoza en dirección noroeste pasando por General Acha en aquel entonces, capital de la gobernación de La Pampa.

En su primer paso hacia el noroeste, el tren se detenía en la Estación Rondeau librada al servicio público el 1 de febrero de 1891. Lugar apropiado para reponer el agua gastada en el esfuerzo para repechar las subidas, aceitar y limpiar fuegos, entre otras actividades. Constituyéndose así en el sitio ideal para sentar las bases de un futuro pueblo, pero la señora Elena Smith de Gómez, dueña de gran parte de esas extensiones, se niega a venderlas.

Es por eso que Hugo Stroeder, en representación de Colonización Stroeder, compra a Federico Álvarez de Toledo, dos superficies de 600 y 400 hectáreas para fundar el pueblo de Villa Iris.

Stroeder eligió personalmente las tierras con el discernimiento y la experiencia que le había dado su oficio. Y fue un 27 de Mayo de 1900 cuando se oyó la llegada de un tren, y fue ese mismo día, cuando el pueblo quedó oficialmente fundado.

En esa oportunidad, Mister Harding Green (gerente del Ferrocarril Bahía Blanca al Noroeste) hizo correr un tren expreso en el que viajaron Stroeder, su administrador Jorge Keller, Carlos Lemee, delegado del Gobierno Provincial, un miembro de la Sociedad Alemana que organizó el acto y los reverendos Miguel Colling y Miguel Borguino, además de 400 invitados especiales.

El 6 de junio de 1900 el ministro de Obras Públicas dicta una resolución autorizando al ferrocarril la construcción de dos desvíos uno en el kilómetro 121,372 y otro en el kilómetro 187,133. Posteriormente, la empresa solicita autorización para construir una estación en el km 121 la que se concede mediante resolución  del M. O. P del día 28 de septiembre de 1900.

El 6 de noviembre de 1900, se designa con el nombre de Villa Iris a la estación provisoria, a la que se libra al servicio público con carácter provisional, debido a que  todavía no se habían instalado las señales de distancia correspondientes, tarea que concluye el día 29 de marzo de 1901.

Momentos de plena actividad

En épocas de mayor esplendor cuenta con 11 máquinas en mantenimiento y alrededor de 100 empleados.

En cuanto a los trenes que circulaban, se mencionan las siguientes formaciones:

N°1882: Transportaba hacienda todos los martes. Salía de Villa Iris con destino a Liniers.

N°1879: llevaba trigo, leña y cualquier otra carga que necesitaba ser transportada hasta la localidad de Toay, en La Pampa.

N°1880: hacía el trayecto de regreso.

N°1875 y 1876: Transportaba sal a General San Martín, La Pampa.

También existió el tren de pasajeros que además traía a la localidad la correspondencia y los diarios.

Conexión dentro del Distrito. Empalme Piedra Echada – Villa Iris

Mediante el ferrocarril, Villa Iris también tenía conexión con el interior del distrito. El ramal contaba con 43 km y estaba totalmente dentro del distrito de Puan.

Era un tramo de enlace para dos ramales principales, como el de Nueva Roma – Villa Iris – General Acha – Toay y el Ramal Bahía Blanca – Darregueira.

El cierre definitivo de la Estación

Acerca del cierre del ferrocarril, el libro aporta los siguientes datos:

-Con la función de llevar pasajeros, el tren deja de prestar servicios en el año 1977. De la denominación Ferrocarril Roca, pasa a ser Ferrocarril Sarmiento.

-El 25 de noviembre de 1991 se clausura definitivamente la Estación.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.