“El “Deme dos”, es una muestra más de lo que somos capaces cuando nos unimos”

Así lo expresó el Ingeniero Fernando Más, Presidente del Club Atlético Independiente, al realizar un balance de la campaña que colaboró llevando alimentos a unas cien familias puanenses, afectadas por el Aislamiento Social. El dirigente se mostró preocupado por la situación de vulnerabilidad de tantos hogares puanenses.

El regreso a las actividades institucionales, la vuelta de los deportes y el estado de las finanzas del club fueron otros de los temas abordados en esta entrevista

 Acerca de la Campaña “Deme Dos”, iniciada el 28 de Marzo, el Ingeniero Fernando más destacó el compromiso social y la sinergia  “que somos capaces de generar las instituciones puanenses”. La movida solidaria colaboró con las familias de Puan a quienes el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio no les permitió generar recursos y necesitaron de ayuda.

“No tengo bien claros los números finales y el detalle, pero se asistieron a alrededor de cien familias”, precisó Más.

Coordinados por la Municipalidad, Independiente trabajó en compañía de Puan Football Club, y Tiro Federal.

El Club de Leones, el instituto María Susana, la Parroquia “Inmaculada Concepción”  y la Corriente Clasista y Combativa, también unieron sus esfuerzos.

La mecánica de la campaña consistió en que los vecinos, al concurrir a los almacenes y supermercados locales, adquieran algún producto de más y lo dejen en los changos ubicados en el ingreso a esos comercios. Los representantes de las entidades participantes recolectaron las colaboraciones, y las acercaron al Municipio para organizar su distribución.

-El saldo ha sido muy positivo entonces

Sí, quiero destacar la labor excepcional de Franco Ebertz que representó a la municipalidad. Estuvo 90 días al pie del cañón. No se le escapó un detalle. Nosotros lo acompañamos, pero a la cabeza estaba él. Los clubes hicimos la convocatoria y acompañamos, pero Franco se puso todo el trabajo al hombro.

No dejamos de enorgullecernos como puanenses, porque se demuestra que hay un fuerte compromiso social. En Independiente vivimos ese compromiso social de manera muy intensa para con nuestra localidad.

Si nuestra propia comunidad no crece, poco podemos crecer las instituciones dentro de ella.

La primera muestra de esa capacidad de trabajo mancomunado, la dimos en el Festival Brahma, el 21 de Febrero de 2017. Luego nos juntamos para apuntalar el Festival de Prebaradero y lograr que Puan no pierda la sede. También, las instituciones, estuvimos presentes en las ediciones de la Fiesta de la Primavera en la Plaza, siempre trabajando de manera acordada y con buen criterio, pensando en que Puan tenga sus encuentros recreativos.

El “Deme dos”, es una muestra más de lo que somos capaces las instituciones cuando nos unimos.

-¿Qué experiencia les dejó desde lo humano esta campaña?

Si nos comparamos con ciudades más grandes, según mi opinión, somos privilegiados de vivir la pandemia en una comunidad como la nuestra.

Al comienzo de la campaña, viví días de angustia, hasta que pude superarla dialogando con otras personas.

-¿Qué fue lo que le impactó?

Me llamó poderosamente la atención que en Puan, ante una situación como la actual, haya cien familias  con necesidades alimentarias.

Vos me podés decir “es gente con pocos ingresos y, como vive de changas, hoy con la cuarentena, le entran10 mil pesos menos por mes”.

Pero de ahí a que les falte comida… No es un dato menor.

Si pensamos que cada familia está integrada por 4 o 5 integrantes, hablamos de unas 500 personas. Entonces uno se pregunta ¿El 10% de la población de Puan tiene hambre?

Cuando volvamos a reunirnos en la comisión haremos un balance, una evaluación de esta situación. Es parte de nuestro compromiso social.

Trabajando en la Feria de carne asada (Foto archivo)

-El ingreso a la Fase 5, permitió al club volver con su oferta gastronómica

Eso se lo debemos a los puanenses, porque  se actuó con responsabilidad y buen criterio para atravesar esta pandemia. Gracias a eso, el premio es estar en Fase 5. Eso nos permite a las instituciones volver paulatinamente a recuperar nuestros espacios. En el caso de Independiente, las ferias de comida los segundos fines de semana de cada mes nos permiten un ingreso económico para afrontar los gastos de la institución.

El fin de semana pasado nos fue muy bien con la venta de carne asada, agradecemos a la gente, porque varias instituciones de Puan salimos a ofrecer una propuesta gastronómica y a todas nos  fue bien. La comunidad sigue respondiendo.

En cuanto a la parte deportiva, la vuelta será más lenta. Iniciamos gestiones para retornar a los entrenamientos, adoptando las correspondientes normas de distanciamiento social.

En estos tres meses no tuvimos casi ningún aporte. Las familias que vieron resentidos sus ingresos, debieron priorizar sus gastos, y los recortes alcanzaron a los deportes. Son decisiones muy particulares.

-En estos meses de inactividad… ¿la institución tuvo alguna dificultad para cumplir compromisos como el pago de servicios?

En el verano tuvimos la suerte de ser sede de un torneo de fútbol. Independiente facilitó las instalaciones de su campo de deportes y ofreció el servicio de cantina. Hicimos unos pesos para arrancar el año sin contratiempos.

Antes de pagar salarios y demás, comenzó la cuarentena. Ese momento nos encontró con un dinero que alcanzó para afrontar los compromisos de estos meses, hablamos de servicios y otros consumos básicos. Hemos podido cumplir con los profesores que reciben alguna remuneración. Sin tirar manteca al techo, podemos decir que estamos bien.

Y esperemos sea así por un tiempo más, pero no podemos quedarnos, por eso organizamos la actividad de venta de carne.

-¿Qué medidas desplegaron para contener a sus jugadores y jugadoras, conociendo los niveles de ansiedad y estados anímicos que genera este tiempo de inactividad?

Los profesores hicieron un trabajo maravilloso, se capacitaron a través de las Asociaciones de Hockey y Rugby. Interactuaron con profesionales y, producto de eso, se organizaron diferentes tareas, tanto en materia de entrenamiento y preparación física, como en charlas, cursos y juegos recreativos. Todo con la idea de mantener unidos a los grupos, para que, cuando volvamos a las canchas, estén consolidados.

Los chicos han padecido esta ansiedad, por eso la función del club era acompañarlos.

En lo deportivo va a ser muy difícil volver este año. Hasta tanto no regresemos a la interacción entre personas, o a hacer algún trabajo, la labor del club será dar señales de contención y acompañamiento.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.