La Bebeteca, un espacio de expresión para los más chiquitos

Desde el año pasado, las docentes Abigail y Ailín Schmidt, llevaron a la Biblioteca “Bernardino Rivadavia” la propuesta de la “Bebeteca”, con muy buena repercusión.  Hoy, a causa de la pandemia, la iniciativa  está postergada, pero  constituye  una opción para tener en cuenta cuando las familias se plantean cómo estimular la lectura desde edades tempranas.   

“Dado el éxito, armamos el espacio destinado a la Bebeteca en nuestra institución. Todo fue a pulmón, un proyecto muy lindo. Lo equipamos con mobiliario, alfombras antigolpes y almohadones pequeños, además de material hermosísimo para comenzar a interactuar con los bebés”, detalló Claudia Ugarte.

Cuando la situación lo permita, la Bebeteca volverá a funcionar, al igual que el resto de los talleres suspendidos.

“Invitamos a la gente a colocar “me gusta” en la fan page de la Biblioteca Popular Bernardino Rivadavia de Puan, para que se puedan ir enterando de los materiales y demás novedades que vamos incorporando”, amplió.  

Abigail comentó que es Profesora de Educación Primaria, y actualmente cursa el 2° año de la carrera de Bibliotecología en el Instituto N° 8 de La Plata.

Acerca del innovador espacio creado para la primera infancia, la docente comentó que la idea de aplicarla en Puan surgió durante uno de sus viajes a la capital bonaerense.

“Tuve la oportunidad de visitar la Biblioteca “Del otro lado del Árbol”, fundada por una docente de inicial, quien sufrió la triste pérdida de su pequeña hija de cinco años, producto de una grave enfermedad”, expresó.

Y comentó que el espacio a su cargo “está cuidadosamente organizado y pensado”.

“Hay un fondo de libros de las Editoriales Catapulta y Sigmar. El año pasado, coincidiendo con mis prácticas de Primer Año de la carrera, le propusimos a Claudia (Ugarte) realizar este taller en Puan”, indicó.

La idea, señaló Abigail, es promover la lectura, como un servicio de atención especial para la pequeña infancia, es decir el periodo comprendido entre los primeros meses desde el nacimiento hasta los 3 años.

La Bebeteca incluye un espacio y un fondo de libros escogidos, para satisfacer  la necesidad de los más pequeños y sus padres, con la posibilidad de darles material en préstamo. Además de charlas acerca de su uso, sobre los cuentos, completo asesoramiento y, desde la Biblioteca, una atención constante a nuestros usuarios.

“La idea es promover la lectura observando y experimentando con colores, formas y texturas. Hay libros con sonidos, un detalle muy enriquecedor al momento de conseguir la atención del niño sobre algún cuento en especial.

También vamos a  incluir títeres, canciones y juegos, con el objetivo de pensar la literatura desde un costado didáctico. Esta etapa coincide con el inicio de los primeros desplazamientos del bebé, cuando comienza a deambular. Aquí, junto a la mamá o el papá, van eligiendo libros, concibiendo a la lectura como una práctica familiar placentera”, concluyó.

Fuente: Telenoticias 2020 – Canal 8 de Puan

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.