Análisis: “Opiniones libres”

Después de las manifestaciones que se dieron a nivel nacional, este lunes, bajo diferentes consignas, el presidente del Comité de la UCR Distrito de Puan y actual titular del HCD, Lisandro Koller, expresó su opinión y análisis.

“La movilización del #17A sin lugar a dudas llegó a las fibras más íntimas de la dirigencia política y he aquí que será ésta motivo de análisis en los próximos días.

Diversos sectores sociales a lo largo y ancho del país, de ciudades grandes y pequeñas, incluidas las de nuestro distrito, salieron a las calles a manifestar su descontento hacia las autoridades del Gobierno Nacional quienes hoy tienen la autoridad de aplicación y responder por su accionar en la gestión.

Pero todo esto no debe ser desoído por la oposición política, considerándola una manifestación que no tenía una consigna única, sino que se debe entender que cada ciudadano tuvo un motivo para hacer valer sus reclamos donde la bandera Argentina fue el símbolo de unión entre cada uno de ellos y el conjunto de las consignas apuntaban a la defensa de la institucionalidad y la República.

De aquí también se desprende el análisis del momento en que transcurren los hechos, en medio de una pandemia que generó una crisis sanitaria sin precedentes, que afecta directamente toda la sociedad en su conjunto, a los trabajadores, las pymes y comerciantes atravesando una situación económica incierta, donde la clase media se ve afectada y sin un futuro promisorio. Es doloroso saber que los próximos meses nos van a arrojar un índice de pobreza de alrededor del 60%, escuelas y empresas cerradas e injusticia social donde la población debe y deberá recurrir al Estado para su subsistencia.

Al comenzar la pandemia las medidas implementadas y los discursos oficiales marcaban una dualidad entre salud y economía, priorizando la salud y que ello no tiene discusión alguna, pero esa dualidad con el correr de los meses tuvo un efecto inverso y faltó la madurez de tratar ambos temas en simultáneo, motivo que desencadenó el hartazgo y descontento social.

En medio de esta situación, el intento de expropiar la empresa Vicentin que luego el propio gobierno optó por dar marcha atrás, y seguidamente el intento de reformar la justicia, hecho que implica un cambio estructural de la misma, con un proyecto que genera dudas sobre el accionar judicial y que atenta contra la institucionalidad y otorga impunidad, fueron temas que la ciudadanía no dejó pasar por alto, haciendo escuchar su preocupación.

En este marco, alienta el hecho de que la sociedad haya demostrado madurez institucional, haga valer sus derechos, situación que excede el pensamiento individual y muestre compromiso con el futuro, con la República y sus instituciones.

Hoy, el Gobierno Nacional debe dar muestras claras de diálogo, no cometer errores forzados, promover consensos políticos y sociales que generen credibilidad en el ciudadano, una agenda con proyección de futuro, que incluya varios ejes y con políticas de Estado perdurables en el tiempo independientemente de quien esté en el poder de turno.

Los argentinos tenemos la oportunidad de proyectar un futuro mejor si nos comprometemos a ser parte de un cambio estructural, dejando de lado las malas acciones y conductas, los vicios que tanto daño le hicieron a nuestra República y si la dirigencia política escucha y se hace cargo de los reclamos de la sociedad.

“Lo que intento hacer es imposible, pero es imprescindible” manifestó alguna vez el General San Martín, en este contexto, es imprescindible la Democracia Republicana y es imprescindible que no claudiquemos de un ideal de convivencia asentado en la ley y en la libertad.

Y he aquí que el mensaje que tiene que entender la dirigencia política en su conjunto, que es la de generar un proyecto de país con objetivos claros, no sólo poner de pie la Argentina sino que además se debe marcar un rumbo, hacia dónde queremos ir, implementando un Estado sensible, moderno, productivo y eficaz”.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.